Portal informativo de análisis político y social

LOS HOMBRES DEL PODER | Ricardo Anaya, el estratega

LOS HOMBRES DEL PODER | Ricardo Anaya, el estratega

Jun 11, 2016

El ajedrez político nacional cambia con los sorpresivos resultados electorales del primer domingo de junio pasado que significó un duro revés al PRI, a Andrés Manuel López Obrador y el freno a la expectativa que había generado el triunfo de Jaime Rodríguez«El Bronco», para que «Los Independientes» se convirtieran en una alternativa ante los excesos y soberbia de las partidocracias.

El sistema de partidos se impuso, logró en lo general un 50% de votación, en unos estados más, aunque en el DF sorprendió que no superara el 30% del padrón electoral, pero fue el caso de menor asistencia ciudadana, el único lugar donde lograron salir adelante los candidatos de Morena, el partido de Andrés Manuel López Obrador al ganar la mayoría en la Asamblea Constituyente.

La novedad es que el Partido Acción Nacional es el que está de regreso y no López Obrador, mientras que el proyecto alternativo de «Los Independientes» aún no madura, ya que sólo nueve triunfaron en elecciones municipales, ninguno logró ganar gubernatura. Jesús «El Chacho» Barraza que se postuló en Chihuahua a gobernador, no logró rebasar el 20 por ciento de la votación.

Y podemos adelantar que el PAN ha sacado boleto para disputar de tú a tú la Presidencia de la República en el 2018, sorprende que en tan corto tiempo la gente ya haya perdonado los sinsabores que provocara la fallida lucha contra el narcotráfico del gobierno calderonista que dejó la víbora chillando, llenando de cruces y de sangre el país, en una espiral de violencia y muerte que el gobierno priista que encabeza Enrique Peña Nieto poco ha podido hacer para cambiar la percepción ciudadana de que estamos igual o peor.

 

Los malos gobiernos

En la visión de diversos analistas se orientan los reflectores a que los grandes derrotados son el presidente Enrique Peña Nieto, Manlio Fabio Beltrones y el PRI. Hay algo de verdad, pero debemos de considerar que son elecciones estatales, podría haber abonado, por supuesto, la carga negativa que se ha generado en las redes sociales hacia el huésped de Los Pinos por los temas de corrupción de la famosa «Casa Blanca» y el no haber sabido manejar con inteligencia el tema de los 43 estudiantes desaparecidos (asesinados de Ayotzinapa), pero más bien se votó en contra de los malos y corruptos gobernadores.

De los 12 estados donde hubo elección, en 9 hubo alternancia y en tres de ellos los candidatos de los partidos gobernados refrendaron la confianza ciudadana, como Puebla (PAN), Zacatecas (PRI), Hidalgo (PRI), estados donde los titulares del Poder Ejecutivo estaban bien evaluados, el cuarto fue Durango, pero tal vez el candidato que postuló el PRI no fue el mejor.

¿Qué fue lo que llevó a que el PAN ganara estas siete gubernaturas, como nunca antes lo había logrado? El repudio a los gobiernos corruptos del priismo, como son los casos más sonados de Veracruz, Chihuahua y Quintana Roo.

En Chihuahua el PAN postuló a un gran candidato, con un perfil muy distinto al del político tradicional como es Javier Corral, a juzgar por su trayectoria, su congruencia con su discurso, es un buen capital que dispone el PAN para una lucha nacional. Corral crecerá y que no nos sorprenda si lo vemos en la boleta en el 2018. Corral logró el triunfo por su consistencia, fue el tercer intento y así fue como llegó.

 

¿Y quién por el pan?

Hasta antes de este primer domingo de junio, parecía que en el PAN había tres aspirantes, pero uno con mucha fuerza: Margarita Zavala. Ahora, con esta victoria de ganar siete gubernaturas, el estratega y que se lleva los aplausos es Ricardo Anaya que al agandallar los millones de spots del PAN para subirse con un discurso contra la corrupción —que tanto se le criticó—, debió de haber contribuido enormemente a cincelar en las conciencias de los ciudadanos en las entidades que el grave problema de México se llama corrupción. El joven político dio en el clavo y con esto se legitima como el gran líder del PAN que ha surgido de la crisis que ha vivido estos últimos tres años.

¿Qué implica este triunfo en el futuro de Anaya? Que se convierte en el hombre fuerte del PAN y que de alguna manera adquiere la fuerza para poder enfrentarse a la fuerza que ha ido acumulando Margarita Zavala que ya no está sola en esa carrera en la que coqueteó irse por la vía independiente, si el PAN le cerraba la puerta.

Y hay que recordar que Margarita tiene una alianza con el presidente municipal de Guadalajara, Enrique Alfaro, si ella fuera la candidata presidencial, podría construirse un proyecto común en Jalisco -¿por qué no?-, pero en mi perspectiva dentro del PAN se dará una lucha política muy dura, férrea por lo que viene. No hay nada claro.

Será interesante el papel que juegue Ricardo Anaya si decide dejar de ser el árbitro y entra a la competencia, si apoya a su gran aliado que ha sido el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, quien es uno de los ganadores en este proceso, ya que mucho incidió en el triunfo de Miguel Ángel Yunes en Veracruz y de Carlos Joaquín Coldwell en Quintana Roo, que seguramente serán sus aliados.

Total, el ajedrez político de México se reconfigura. El PRI ya no la tiene tan segura de seguir otros seis años en Los Pinos y el PAN vuelve a soñar con volver a gobernar este país, mientras que AMLO si bien no está muerto, pero no le fue bien en este proceso, no ganó gubernatura alguna.

Correo electrónico: gabriel.ibarrabourjac@gmail.com