Portal informativo de análisis político y social

LOS NÚMEROS NO MIENTEN

LOS NÚMEROS NO MIENTEN

Ago 7, 2011

Por donde la vean, las cifras que se dieron a conocer por parte de los organismos oficiales al respecto de cómo estamos los mexicanos en cuestiones económicas, nos demuestran que las políticas implementadas por el Gobierno han sido un rotundo fracaso, que lo único que han dejado son más pobres.

Así las quieran minimizar, maquillar, subestimar o borrar, lo que nadie puede negar es que nuestro poder adquisitivo de los jaliscienses ha disminuido, asimismo creció el número de pobres y de remate aumentó la pobreza extrema. Demos una rápida vista, hubo falta de acceso a servicios de salud, en seguridad social, falta de servicios básicos en la vivienda y ni qué decir de la carencia de calidad de espacios.

Pero preguntar hacia dónde vamos, qué nos pasará en el futuro, creo que es una necedad. ¿Quién ganará las elecciones del 2012? ¿Pedirá licencia el gobernador Emilio González? ¿Quién sucederá al cardenal Juan Sandoval? Miles de interrogantes podemos formularnos del porvenir pero poco avanzaremos en el futuro.

Hay otras clases de preguntas como ¿si llueve que pasará? Pues como se inundarán las calles y avenidas, se congestionará la vialidad y tal vez tendremos damnificados por las inundaciones y pronto nuestros políticos acudirán para sacarse la foto, tanto los funcionarios estatales como los municipales harán un censo para llevarles dinero para que de alguna forma recuperen lo perdido.

Pero las autoridades no se ponen de acuerdo, resulta que la Secretaría de Desarrollo Humano por su lado entrega los apoyos sin avisarles a los municipios, porque ellos quieren darse a conocer que gracias a los apoyos de los actuales gobiernos panistas están mejor.

Las obras que se realizan en la ciudad de Guadalajara como la pavimentación, remodelación o cualquier intención que se quiera llevar a cabo le ponen trabas la Secretaría de Vialidad, opina y dice lo que deben hacer o dejar de hacer, en vez de hacer lo suyo como poner en orden a los que se estacionan en las banquetas, los que transitan en sentido contrario, los motociclistas sin casco y que se pasan los semáforos en luz roja, siempre obstaculizándolos como si de esa forma la ciudadanía se diera cuenta que el Secretario sí hace algo por la ciudadanía.

Pero… ¿Hacia dónde vamos? Crece el desempleo en nuestro país y en nuestro Estado en particular, baja el flujo migratorio hacia el vecino país del norte, baja el ingreso de los hogares a la mitad, los hechos violentos en Jalisco se incrementan y la inversión pública nomás no aumenta.

El ejercicio de la política está deteriorado, pues todos los días nos enteramos de puras corruptelas, o de tapaderas legaloides y la clase política cada día más alejada de los ciudadanos.

La población no quiere ni hablar con esta clase de ciudadanos organizados porque está cansada de sus promesas, discursos, investigaciones legislaciones fallidas en medio de un cinismo puro cada vez más descarado. Nos dicen que vivimos mejor y sin embargo los datos que nos anuncian son puros espejismos, dándonos cifras espectaculares de que abatieron la pobreza, puras mentiras al más clásico estilo panista. Pero vayamos al espejo de la verdad que nos dice, que tenemos un Gobierno encerrado, sordo, ciego, una ciudadanía cada vez mas decidida a no transigir, a rebasar a un Gobierno ineficiente y corrupto.

Un Gobierno que se maneja en automático porque casi todos andan en “preprecampaña” o les están coordinando sus campañas electorales, o están regalando cascos o hacen reconocimientos a los pastores de la Iglesia, o están de gira por diferentes Estados para revertir las encuestas que lo colocan en los últimos lugares de preferencias para ser candidatos presidenciales, en fin… y con la nueva ocurrencia que las cifras publicadas por el Consejo Nacional de Evaluación Política de Desarrollo Social que indican que del 2008 al 2010 la pobreza en Jalisco creció del 17.9 al 22 por ciento son incorrectas, porque no tomaron en cuenta que la población también creció, por lo que el nivel de pobreza no subió sólo se mantuvo, o sea que hay más pobres porque nacieron más jaliscienses.

 

E-mail: nadiamarcela@hotmail.com