Portal informativo de análisis político y social

LOS PUNTEROS DEL PRI

LOS PUNTEROS DEL PRI

Jun 19, 2011

Aunque muchos sean los que pretenden apuntarse en la apuesta por recuperar para el PRI, la Gubernatura de Jalisco, organizando incluso una comida para “satisfacer el apetito” de los medios al respecto, para los influyentes decisores y principales financiadores de campañas, léase capitanes del empresariado jalisciense, únicamente tres son los punteros priístas con miras a las próximas elecciones del 2012: José Trinidad Padilla López, Miguel Castro Reynoso y Jorge Aristóteles Sandoval Díaz.

Sí, precisamente en ese orden, y así de sorprendente para propios y extraños, toda vez que hasta hace algunas semanas, las encuestas y estudios de opinión todavía ubicaban al presidente municipal tapatío en la delantera, sólo que a la luz de sus resultados contemporáneos como gobernante, así como los recientes enfrentamientos con distintos grupos al interior del tricolor, el desorden en las obras y su propio gabinete, lo han colocado peligrosamente en una tercera posición, que a algunos meses de tomarse la final decisión al respecto, podrían dejarlo atrás en el camino, como siempre ha sucedido con todos sus demás antecesores tricolores en el ayuntamiento.

La novedad en el balance que al respecto efectúa el sector privado, se encuentra en la impecable figura política del ahora diputado federal, José “Trino” Padilla, ampliamente aceptado por diversos sectores de la sociedad por su sencillez y humildad en el trato con sus semejantes, por su trascendente talento y capacidad política, al igual que por una limpia y honesta trayectoria pública, que lo vuelven un abanderado “cross over”, igualmente aceptado por ricos y pobres, por derechistas e izquierdistas, además de una de las personalidades universitarias más reconocidas en la entidad y la República Mexicana.

De hecho cubre perfectamente el perfil de un candidato joven, confiable, limpio y agradable al influyente sufragio femenino (tendencia electoral tricolor en todas las esferas), al margen de estar perfectamente identificado con las juventudes, y de ser la carta pública fuerte del poderoso e influyente Grupo Universidad, que encabeza su trascendente hermano Raúl Padilla López.

Mientras que el alcalde de Tlaquepaque, Miguel Castro Reynoso, hace gala de su maestría para gobernar el terruño de su tutor político, Alfredo Barba, quien en los últimos años ha ganado terreno en las principales decisiones de su Partido y pelea por ampliar sus espacios de poder, que prácticamente le quedan por dominar el Judicial y el Ejecutivo, instancia última en la que hará la lucha por colocar a su fiel escudero, aunque dicho sea de paso, Castro asimismo ha ganado espacios políticos y amplia aceptación popular por su positivo desempeño, pese a que en ocasiones polemiza en sus cuestionadas alianzas con el gobernador Emilio González Márquez.

Y aunque prevalece la posibilidad de una “dedignación” de última hora, conociendo a su líder nacional, Humberto Moreira, quien por cierto ratificará en breve a Rafael González Pimienta en el tricolor estatal, las referencias que en el sector privado existen al respecto, es que prácticamente entre Trino, Castro y Aristóteles, quedará la decisión final, dejándose las demás posiciones para “premios de consolación” para evitar eventuales fracturas, siempre que el PAN o el PRD no les sorprendan con otros jugadores más atractivos de la sociedad civil.

Para la comunidad empresarial nada tienen que hacer en esos ejercicios aspiracionales, personalidades de la talla de Ramiro Hernández y Arturo Zamora, y mucho menos Héctor Vielma; de los primeros dos legisladores, únicamente se sabe que pretenden obtener un reintegro gratuito (plurinominal), a través del enroque de posiciones en las cámaras federales, y el edil zapopano también va “a las caiditas”, a la sombra de su gris desempeño y torpe capacidad para hacer política, además de que todavía le falta preparación pública, sensibilidad social, humildad personal y hasta expresión verbal.

 

E-mail: moises@notiemp.com