Portal informativo de análisis político y social

LUCHAS SOCIALES | Amparo colectivo

LUCHAS SOCIALES | Amparo colectivo

Ene 23, 2016

«En la sociedad no todo se sabe, pero todo se dice»
Anatole France

Inició la lucha conjunta en defensa de los Colomos, uno de los pulmones más importantes de nuestra urbe que corre el riesgo de perder una parte de aproximadamente 50 hectáreas a manos de desarrolladores inmobiliarios que pretenden urbanizar.

Por esta razón hoy notamos un movimiento intenso en los gobiernos estatal y municipales para defenderlo junto con los ciudadanos, una vez descubierta la manera y forma en que los particulares buscan adquirir zonas protegidas o a través de un proceso de declaración, aprovechando las lagunas de la ley y al conveniente Tribunal de lo Administrativo del Estado de Jalisco.

Es claro que buscan satisfacer sus intereses económicos para hacer un buen negocio urbanizando en zonas que por lógica tendrán excelente plusvalía mientras que para la sociedad es el pan nuestro de cada día observar cómo nos llenamos de fraccionamientos, plazas comerciales y zonas urbanas, perdiendo la dimensión de un buen modelo de ciudad.

Dentro de esta defensa del bosque debemos encontrar lo positivo de iniciar una guerra contra quienes siempre buscan hacer de las suyas y encontraron en el TAE la manera mágica de conseguir todo aquello que la ley debe regular, pues una vez iniciado el procedimiento de defensa, estosgobiernos y los que vengan se obligan a seguir en el mismo tono y a sacar, como lo promueven, toda la fuerza de Estado contra aquello que atente al interés social o situación antijurídica que ocasione daños diversos en el estado de Jalisco.

Aunque parece que el asunto ya se politizó por parte del Gobierno del Estado y del Ayuntamiento de Guadalajara, debemos observar que la ligera lucha de músculo político al final, y obteniendo el resultado deseado, recae en beneficio y triunfo de Jalisco. Habría que deducir cuándo el respaldo ciudadano puede dar el empuje para lograr objetivos como la conservación del Bosque de los Colomos y detenerse a observar de qué manera podemos juntos, sociedad y gobiernos, sin importar el color e ideología política, imponer el interés social.

El punto importante de esta acción general de la defensa en el fondo puede o no ser solo política para el posicionamiento e imagen ante el ciudadano, pero deberemos ser nosotros los ciudadanos quienes usemos de puente a los políticos para conseguir y dominar en asuntos que nos competen a todos, y no ellos (los políticos y los partidos) los que nos vean como el tema ideal para posicionarse.

De esa manera tendrán que usar la misma estrategia de involucrar a la sociedad en los temas de supremo interés social y demostrar que no es solo para salir en la foto.

Si el amparo colectivo en el que participan ya miles de jaliscienses logra el beneficio de la ley en contra de los particulares que pretenden ejercer un derecho indiscutiblemente dudoso, la presión social mediática generará una nueva forma válida de mover la fuerza del estado y la sociedad en contra de otras tantas situaciones similares para conservar el Bosque de la Primavera, la Barranca de Huentitán o el Bosque del Nixticuil.

Política o no política, con o sin color de partido, el asunto de defensa social y gubernamental es participar, es asumir la corresponsabilidad y decidir sobre lo que consideramos importante y vital para nuestro entorno en Jalisco, es dar una especie de negativa ficta a aquellas afirmativas fictas que nos dejan con una sensación de corrupción, falta de compromiso e irresponsabilidad en un sinfín de situaciones afines que nos hartan y decepcionan.

monicaortizg@hotmail.com