Portal informativo de análisis político y social

LUCHAS SOCIALES | Cada quien su presupuesto

LUCHAS SOCIALES | Cada quien su presupuesto

Sep 5, 2015

«Cuando el dinero habla, la verdad calla»
Proverbio chino

Las próximas semanas serán de transición política y gubernamental. Toda la política en el Estado tendrá movimientos, ajustes y la economía y las finanzas serán el principal tema.

Hoy tenemos a quienes ajustan presupuestos en nóminas y salario  para crear una percepción positiva, pues una reducción en el sueldo de los nuevos alcaldes y regidores de Movimiento Ciudadano no suena nada mal para la opinión pública, sin embargo no hay necesidad de hacer fiesta por una obligación política moral como ésta.

El ciudadano debe tener claro que a estas alturas y con la crisis económica que marca el momento en el país, los alardes ni nos vienen ni nos van. Son los resultados y el funcionamiento de las administraciones fructíferas, en el día a día, lo que requieren los ciudadanos: si van a ganar menos, se les agradece el gesto, pero lo que demandan los ciudadanos de los municipios debe ir más allá, radica en que los ayuntamientos den cumplimiento cabal de sus funciones y obligaciones, lo demás resulta ser lo de menos.

Un alcalde o regidor que gane menos no garantiza que logre los objetivos esperados.

Y dentro del mismo contexto de lo financiero, tenemos lo opuesto: al Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Jalisco (IEPC), quien argumenta que se le terminó el dinero y requiere una mínima pero necesaria ayuda de 60 millones de pesos del Ejecutivo del Estado, de quien espera su benevolencia en el tema.

El Instituto en este tiempo estará solo para cumplimentar los programas de participación ciudadana y educación cívica, su tarea de organización de elecciones y vigilancia del proceso electoral reinicia aproximadamente hasta el 2017, por lo tanto su asumible problema financiero, parece ante la temporalidad de su calendario bastante absurdo, cuando la mayoría sabemos los descomunales sueldos de los directores y consejeros.

Aunque la importancia del Instituto es vital para la vida democrática del estado, aun sin elecciones, pues promueve, capacita y proyecta hacia la cultura de la democracia, es inadmisible que aun teniendo un presupuesto proyectado se queden sin dinero, cuando la distancia del término del proceso electoral pasado oscila en los tres meses y ahora resulta que tienen una crisis financiera. La instrucción del Presidente de la República fue enérgica hacia los gobiernos estatales, y les dijo muy clarito «se me amarran el cinturón en lo económico», era obvio que por rebote el Ejecutivo Estatal respondiera con un «NO» al rescate financiero del IEPC.

Las cosas así, también en el mismo tema está el Congreso del Estado, quien al ver que les sobraron unos 180 millones pesos por ser austeros, pues les mueve fuerte la posibilidad de autootorgarse un bono, creen que es premio y habría que repartírselos, y no debe ser así; son los puntos que tenemos que analizar: si anuncian bajarse el sueldo no implica nunca que sean mejores en lo que harán en su periodo; que si se acaban el dinero, tengan sensatez en sus responsabilidades y obligaciones; que si ya se van, se vayan como llegaron porque ven burro y se les antoja viaje.