Portal informativo de análisis político y social

Luchas Sociales: Gobiernos encontrados

Luchas Sociales: Gobiernos encontrados

Dic 6, 2018

Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por Mónica Ortiz //

Ostentamos nuevos gobiernos en Jalisco y a nivel federal, con Enrique Alfaro Ramírez y Andrés Manuel López Obrador respectivamente, también adquirimos nuevas legislaturas por lo que deberemos empezar a gozar de todas aquellas promesas, acciones y planes estratégicos que expusieron durante el tiempo electoral y que por obviedad en este momento los tiene en el mando del poder político gubernamental de Jalisco y el país.

Mucho se habla de la luna de miel entre los ciudadanos y los nuevos poderes ejecutivos, misma que se refiere tal vez a la manera efímeramente poética en la que el ciudadano finca su esperanza sembrada, en la apuesta por el mejor gobierno para el pueblo en cada elección, con la firme idea de sufragar el bienestar del lugar que habitamos, teniendo por objeto mantener o conseguir cierto nivel de vida laboral, profesional, educacional, recreativo, familiar y social.

En este sentido, el problema de nuestro país es sin duda alguna nuestra forma de ver, entender y hacer política, siempre al margen de la cultura del evidente desconocimiento social de nuestro sistema político y sus instituciones gubernamentales, cuando sólo la participación democrática real es la herramienta ciudadana ideal contra la corrupción, la opacidad y la impunidad, tal vez ésta es la razón por la que la luna de miel dura lo mismo que la sonrisa de un ingenuo niño que atiende a la promesa incumplida de sus padres, porque es de imposible cumplimiento la promesa que se hace a cambio de la aprobación necesaria pero momentánea.

Sin embargo, en México el fenómeno arrasador de participación democrática de la pasada jornada electoral, sumada a la caída de los partidos políticos tradicionales, fue la condición en la que el pueblo emitió su manotazo, colmado de evidente descontento social, debemos reconocer para deducir que el que despertó fue el pueblo en medio de una sociedad distinta más informada, culturalmente diversa, con mayor y mejor forma de hacerse presente en tiempos de tecnología, información y redes sociales, la información fluyó como río de montaña, las formas de entender la política, la democracia y el gobierno hicieron lo mismo en el pensamiento social.

En esta circunstancia es evidente que no se podrán mantener en el poder los nuevos y estrenados gobiernos, si no cumplen y mantienen el juicio con el que la sociedad marcó la historia de la llegada y conquista de los nuevas ideologías políticas, sin ser omisos, opacos o corruptos; Y es que los mexicanos estamos hartos, de verlos enriquecerse, ser impunes y vivir plácidamente de la intención de generar bienestar y desarrollo, la realidad es acumular poder, es por eso que en mayoría se votó por lo que quedaba, aquellos que decían fuerte y claro “Somos los honestos, los que necesita el país.”

En este contexto, se deberán recordar que la premisa constitucional que se lee “el Pueblo pone, el Pueblo quita,” en la actualidad es una realidad que no tiene nada que ver con las herramientas de participación ciudadana, como la revocación de mandato ni las consultas a modo, carentes de certeza institucional, sino con el voto electoral como la única y efectiva forma de quitar y poner, demostrada en este último periodo electoral, en esta sociedad que a diferencia de otras décadas, se encuentra mejor enterada, con acceso a la información pública a la que tiene derecho, levantando la mano ante la injusticia, dando y quitando oportunidades, es la lección que se observa de este histórico e incierto año electoral, al final las conclusiones deberán ser por lo actuado y no por lo vendido.

El panorama político para Jalisco, no pinta relajado con Enrique Alfaro Ramírez como Gobernador, su natural resistencia a cualquier oposición y mando, nos dice que no tendrá una relación tersa y fina con el ejecutivo federal de Andrés Manuel López Obrador, ni con el delegado en función de virrey encargado de administrar la conquista Morena del país, sin embargo podría existir un obstáculo en materia de políticas públicas que lleven presupuestos de la federación, por lo que limitará como nunca las obras públicas, las políticas públicas y la inversión federal en el Estado de Jalisco, recordando que los últimos tres gobernadores tuvieron en la presidencia a sus mismos colores partidistas y los apoyos necesarios de la federación traducidos en presupuesto para Jalisco.

Este nuevo gobierno naranja de Movimiento Ciudadano, tendrá que concentrarse en el interior de la casa, cumplir lo que prometió a pesar de la incompatibilidad de los ejecutivos y resolver la gran deuda que tienen los gobiernos con la sociedad, la seguridad pública sin distraerse si no es por las urgentes necesidades de Jalisco, pero no podemos ser tan positivos, la personalidad del Gobernador de Jalisco y la volatilidad del Presidente de la República no son compatibles, en los últimos 18 años no hemos estado fuera de la vista del ejecutivo federal, ahora nos resta observar como este gobierno estatal forja mediante su representación, las mejores condiciones y no el estancamiento de Jalisco, pretextando la falta de apoyo federal.

 


Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
468 ad