Portal informativo de análisis político y social

LUCHAS SOCIALES: Interpretaciones legislativas

LUCHAS SOCIALES: Interpretaciones legislativas

Feb 25, 2017

 

Por Mónica Ortiz

HABRÍA QUE DETENERSE A PENSAR SI EL TRABAJO LEGISLATIVO ES UN BOTÍN DE GOLPETEO Y DESINFORMACIÓN O SIMPLEMENTE TENEMOS COMO LEGISLADORES A PERFILES QUE NO SON CAPACES DE ENTENDER UN AVANCE EN MATERIA DE SEGURIDAD SOCIAL

Quedó aprobada por la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión y pasó a la Cámara de Senadores la reforma a los artículos 513 y 515 más la adición al artículo 515 bis en la Ley Federal del Trabajo (LFT), en el Título Riesgos de Trabajo. Importante y necesaria reforma a la ley laboral, referente a la tabla de enfermedades de trabajo, contempladas en la LFT para la valuación de riesgos y enfermedades aplicada a los casos de incapacidades parciales o incapacidades permanentes que diagnostica el Instituto Mexicano del Seguro Social en materia de seguridad social.

Al parecer el uso de conceptos y consecuencias jurídicas argumentadas en los debates de los diputados en las tribunas de la cámara originó intencionalmente, en algunos partidos de izquierda, la terrible y deficiente interpretación jurídica a modo del contenido y trascendencia de la reforma, la cual servirá para la actualización e incorporación de padecimientos, riesgos de trabajo y enfermedades que no están contempladas en la tabla de enfermedades y riesgos de trabajo de la Ley Federal del Trabajo, para adecuar congruentemente la práctica procedimental del derecho laboral y de seguridad social.

En este contexto, surtió efecto de malestar y decepción en la sociedad al día siguiente de la aprobación, comenzaron a circular en prensa, redes sociales, notas, artículos y encabezados con un tono amarillista, sobre que dicha reforma ocasionaba un menoscabo a la dignidad y los derechos de la clase trabajadora del país, con un falso argumento mediático se sostuvo por fracciones políticas como Morena, que facultaba al patrón a pagar el 50% del salario, si el trabajador enfermase por causas laborales, así como a decidir qué tipo de enfermedad o padecimiento son de su responsabilidad; sin embargo, así como se lee de abusador e injusto, así de falsa es esta desmotivadora interpretación de un proceso legislativo, que derivó en la aprobación de una reforma necesaria para la clase trabajadora en el país y turnada al Senado de la República.

En este sentido, después de una exhaustiva lectura a manera de análisis jurídico de dicha reforma, la realidad, sin suposiciones, es que este acto legislativo marca la modernización y constante revisión periódica de la forma y procedimiento en que las tablas existentes en la LFT se encuentran plasmadas las enfermedades, padecimientos y riesgos de trabajo, para que sean adecuadas a las necesidades de los tiempos modernos y a los avances tecnológicos, por esta razón existía la inminente necesidad de evaluación del catálogo para poder tomar en cuenta padecimientos que han surgido durante las últimas 4 décadas en materia de seguridad social, dicha reforma modifica la forma en la que se ajustará y fijarán las tablas, así como su periodicidad, de la misma forma legisla sobre los integrantes de la Comisión Consultiva Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, que tendrán a su cargo el estudio, investigación y propuesta de este menester de certeza jurídica que deberá reflejar la realidad del país.

Sin embargo, en la práctica cotidiana cabe mencionar que dichas tablas de valuación de enfermedades y riesgos de trabajo se utilizan de la siguiente manera: los trabajadores acuden al Seguro Social a las consultas y diagnósticos, reciben en consecuencia sus respectivas incapacidades temporales (ciclo máximo tres meses) que la ley contempla con un salario íntegro; las tablas de enfermedades y los porcentajes son estipulados después de calificar un riesgo o enfermedad de trabajo y tiene real aparición, después de incapacidades temporales, cuando el trabajador no está en condiciones de continuar laborando y comienzan las incapacidades parciales (1 año) momento en que las tablas de valuación aparecen y determinan un porcentaje según la enfermedad o riesgo de trabajo conforme al salario ante el IMSS y posteriormente generan lo mismo en una incapacidad permanente o definitiva.

Por lo tanto, habría que detenerse a pensar si el trabajo legislativo es un botín de golpeteo y desinformación o simplemente tenemos como legisladores a perfiles que no son capaces de entender y transmitir de manera correcta sus argumentos, en contra de un avance en materia de seguridad social y derechos laborales, de ser así deberán incluirse en las tablas de enfermedades no solo las consecuencias de fenómenos psicológicos como el Mobbing, sino también la afectación que produce el estrés que, causado por la incapacidad política de las falsas izquierdas, usan de manera dolosa su propia desinformación, como arma contra la sociedad basada en el constante hostigamiento y terror que provocan a la sociedad para conseguir votos.

E-mail: monicaortizg@hotmail.com