Portal informativo de análisis político y social

Luchas Sociales: Juntas de Conciliación y Arbitraje

Luchas Sociales: Juntas de Conciliación y Arbitraje

May 6, 2017

Por Mónica Ortiz //

El Centro de Conciliación que la reforma indica, es donde se llevará a cabo la mediación de los conflictos previo al juicio y de manera obligatoria, como medio de justicia alternativa para mediar y conciliar.

En Jalisco tenemos nuevas instalaciones de las Juntas de Conciliación y Arbitraje del Estado, pertenecientes a la Secretaria del Trabajo y Previsión Social del Poder Ejecutivo del Estado, las cuales fueron inauguradas en el marco del Día del Trabajo. Este nuevo complejo está ubicado en la Calzada de Las Palmas, a un costado del Agua Azul; estrenamos entonces doble, secretario del Trabajo Tomás Figueroa Padilla más las instalaciones de las Juntas de Conciliación.

Sin embargo, sin el afán de generar desilusiones, resulta poco alentador observar un gasto en cambio de instalaciones de las juntas, estando a menos de un año de que la reforma a la Ley de Justicia Laboral 2017 cause que el Poder Ejecutivo en las entidades federativas deje de ser autoridad competente para hacer valer y conocer de los procedimientos en materia laboral y se conviertan en Tribunales Laborales pertenecientes al Poder Judicial de la Federación o en su caso a las autoridades judiciales de cada estado.

Debemos primero entender las esferas de competencia y jurisdicción en las que recaerán los juicios en la materia, para estar atentos e informados de la transición que se dará después de los primeros meses del 2018, por lo que dicho movimiento de instalaciones deja sospechas de que sea de verdad parte de la implementación del nuevo modelo, ya que al parecer es desconocida hasta para las autoridades laborales vigentes.

En este contexto habrá que analizar la razón por la que la permitieron, o no evaluaron correctamente la necesidad de un cambio de sede a menos de 8 meses de que la justicia laboral sea impartida por tribunales y no por autoridades estatales. Según la reforma laboral la Secretaría del Trabajo y Previsión Social del Estado al pertenecer al Ejecutivo Estatal deberá, cuando se inicie a la consumación de dicha reforma, ser quién genere un Centro de Conciliación Local para  entonces utilizar las instalaciones que recién inauguran en una función que ya no tendrán.

El Centro de Conciliación que la reforma indica es donde se llevará a cabo la mediación de los conflictos previo al juicio y de manera obligatoria, como medio de justicia alternativa para mediar y conciliar, evitando llegar directamente a los tribunales. Esta primera etapa ineludible deberá llevarse a cabo como requisito para los participantes en un conflicto laboral, por lo que aquellos asuntos que se litigan en las Juntas de Conciliación considerados de competencia local, tendrán su primer acercamiento conciliatorio forzoso y previo a demandar o no.

Desde un punto de vista político y hasta mediático, lo anterior es una demostración de que nuestras autoridades laborales tienen poca idea de lo que implica la Reforma de Justicia Laboral y se exponen a ser señalados por apresurar cambios que implican gastos y presupuesto, mientras lo razonable hubiera sido esperar la mudanza  para cuando la transición esté en proceso y usar esas instalaciones nuevas para lo que podrán ser útiles, pero hasta dentro de 8 meses o más, como Centro de Conciliación local.

Desalentador observar que en Jalisco la preparación para un cambio fundamental e histórico como deberá ser esta reforma se vea con desinterés y con ignorancia. Mientras cortan un listón de las instalaciones que se utilizarán para un tiempo y los discursos sean tan acartonados, los ciudadanos nos preguntamos la necesidad de esta apresurada estrategia falta de lógica, porque no tienen evidentemente planes para la implementación del nuevo sistema de justicia laboral en el Estado.

Este próximo proceso de socialización, capacitación en justicia alternativa y medios conciliatorios, para los funcionarios del Poder Ejecutivo del Estado que fungirán como mediadores de conflictos, implica una lista amplia de preparativos y adecuaciones previas  que requerirán gasto y presupuesto. Aquí quedaron como coloquialmente se expresaría “ahí pa’ la otra, ahorita sólo traigo la mudanza, aunque ni conozco a dónde o porque me cambio”.