Portal informativo de análisis político y social

Luchas Sociales: Los congresos y los pluris

Luchas Sociales: Los congresos y los pluris

Feb 26, 2018

Por Mónica Ortiz //

En México los derechos político-electorales avalan la representación y por consecuencia las elecciones de la sociedad con respecto a sus gobiernos y sus poderes legislativos, teniendo como principal vínculo la política, pero en la actualidad tal situación se ha convertido en una terrible sátira de nuestra absurda realidad consensuada, la política y las elecciones en el país son un reflejo de nuestra falta de atención y obligación cívica.

Si bien es cierto que las representaciones del pueblo, las confiamos mediante el voto, mismas que se encuentran en su mayoría en los Congresos Federal y Estatales, también es que el sentir social hasta no hace tanto, recaía en el reclamo constante a la clase política por su forma de ejercer el poder de la confianza y la representación.

Este hartazgo generalizado de siempre, ha ido en un sólo sentido, comúnmente dirigido por la ciudadanía al poder ejecutivo federal o estatal; para la sociedad la responsabilidad de un país la poseen los presidentes, gobernadores o los presidentes municipales según sea el caso concreto, vivimos en y de la ignorancia de lo que son los poderes de gobierno, sus alcances sus limitaciones y sus atribuciones.

En este sentido, habrá que evaluar el valor de otro poder que tiene suma injerencia en el rumbo del país y a su vez origina su labor mediante procesos legislativos y fiscalizadores; el poder legislativo se constituye por la Cámara de Senadores y la Cámara de Diputados depositándose en un Congreso de la Unión, los legisladores, tanto federales como locales, son elegidos por los principios de mayoría relativa y representación proporcional. El poder legislativo en la práctica también gobierna México, es por eso la importancia de la conformación de los Congresos ya que es la base política para que otros poderes, puedan de manera eficiente aplicar y consolidar las políticas públicas, presupuestos, leyes y estructura general a las entidades federativas y el país.

Sin embargo, erróneamente esta sociedad crédula del pragmatismo político y de la simulación política, vuelca su estrés social en las figuras de presidente o de gobernador, sin atinar a evaluar la trascendencia de todos los poderes de nuestro sistema de gobierno y la transversalidad que existe entre ellos, no logrando llegar a un análisis estructural básico del sistema político en México, nos falta en los mítines proselitistas levantar la voz con un “viva el rey” de este error generacional y educacional se puede derivar la falta de atención en la conformación de los Congresos y por obviedad la importancia de sus figuras de senadores, diputados federales y estatales.

Es por eso que resulta, cada vez más vergonzoso y reprochable que la representación proporcional o plurinominales en México, sea utilizada de la forma tan obscena, como lo pretenden es este próximo periodo electoral 2018, hablar de los artistas, futbolistas, exlíderes sindicales y un sin número de personalidades no aptas, sin lógica ni razón para desempeñarse como “legisladores” cuya palabra es simple y pero la responsabilidad de una curul en los Congresos debería ser motivo suficiente, tanto para la clase política como para los ciudadanos votantes, el evaluar correctamente los perfiles para legisladores que estos fueran lo más próximo al ideal del espíritu de la figura de los plurinominales a sus 40 años de existencia en el país, el equilibro entre la mayoría relativa y la representación proporcional, radica en la profesionalización de la carrera legislativa.

En este contexto y a manera de razonamiento social, deberían surgir las preguntas pertinentes con respecto a las cuestionadas listas de los plurinominales y sus partidos postulantes. ¿Qué necesita este país, en materia legislativa? ¿Por qué la figura de representación proporcional, sirve como letra de cambio en materia política? ¿Cómo pretendemos tener un país anhelado socialmente, con plurinominales a modo y conveniencia?

En las próximas campañas electorales 2018, piénsele, ajustado a nuestra realidad, analice los argumentos de sus candidatos favoritos, estructure en pensamiento futuro, las consecuencias de esta crisis de credibilidad y hartazgo que sufre la sociedad y que la clase política, burla y minimiza constantemente, nos indican que deberemos entonces, conocer el valor y trascendencia de los poderes de nuestra forma de gobierno, para entender que un presidente depende también de una mayoría significativa y de cómo quede el Congreso de la Unión, para que su gestión pueda o no ser efectiva, el país requiere profesionalización de sus ciudadanos para ejercer sus derechos civiles y legisladores en su papel y en su perfil, de no ser así de que nos sirve elegir presidente, con un Congreso inverosímil y absurdo.

%d bloggers like this: