Portal informativo de análisis político y social

LUCHAS SOCIALES | Marihuana, a revisión

LUCHAS SOCIALES | Marihuana, a revisión

Abr 23, 2016

El Senado de la República tendrá la nada sencilla tarea de revisar las iniciativas de reforma a la Ley General de Salud y al Código Penal Federal, enviadas por el Ejecutivo Federal basado en los cinco Foros Nacionales que se llevaron a cabo en distintas ciudades del país y donde participaron más de 200 expositores y 4 mil interesados, incluyendo a expertos, jóvenes, universitarios, a consumidores y padres de familia.

De aprobarse la iniciativa se permitirá el uso de medicamentos elaborados a base de marihuana y/o sus ingredientes activos, y otorgar registros de medicamentos que contengan marihuana y/o THC (tetrahidrocannabinol) en el país, así como su importación.

Sin Embargo, uno de los argumentos es poder disminuir y/o desarticular las actividades de contrabando y narcotráfico, mal de todas las sociedades, pero este paso es un arrojo light, con poca trascendencia en lo social, gubernamental y en lo político; si bien es cierto la norma desvanece la ilegalidad y regula las sociedades, en el caso de esta iniciativa no podrá haber nada colosal que nos alivie de las drogas y sus adictivos efectos sociales.

Es más bien un protocolo de política internacional, de ornamento gubernamental para estar a tono con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en una franca y grata complacencia. Es una más de las cosas pendientes que no tendrán nunca el impacto social, legislativo y gubernamental con el que se pretende adornar, ni siquiera es un tema rentable para la distinguida partidocracia en nuestro país, poderoso por cierto y penosamente harto de impunidad y corrupción, donde los que lo tienen a sus pies son, sin dudar, la clase política, los partidos, la narcocultura y sus flamantes narcotraficantes, así como la falta de educación básica y efectiva.

Pero la medida llega tarde sobre la guerra del estado y la sociedad contra el narcotráfico: no se pueden combatir o ganar con la legalización y los fines medicinales de la marihuana en el país porque el problema además de no tener fronteras controlables desde hace más de dos décadas ya no se sustenta o vive de la comercialización del cannabis ni de su producción y distribución, tienen drogas sintéticas más rentables que la marihuana y lo han hecho poderoso enemigo de las sociedades y de los gobiernos.

Hoy legislar sobre el uso y comercialización de la marihuana es lo mismo que regular la venta de cualquier producto de origen natural. No soluciona ni disminuye el tema de la drogadicción, el contrabando y la comercialización de drogas hace tiempo que dejó de ser el origen del problema.

Drogas como LSD, cocaína, éxtasis, heroína, anfetaminas e inhalantes, entre otras y sus variantes, son parte de nuestra enfermedad social de narcotráfico y violencia, son la causa de los grandes males que afectan a todas las regiones del país, su comercio y tráfico ilegal es el que les genera millones de pesos diarios a los narcotraficantes, sumado al tráfico de armas y la trata de blancas y los delitos que por rebote les sirven en el día a día para sus actividades que nos tienen sofocados de inseguridad, secuestros, robos con violencia y ejecuciones.

Nos falta ponerle a este gran negocio de crimen e impunidad la corrupción a la que constantemente recurren para librar sus cotidianas batallas en contra de los ciudadanos, aquella en la que tienen en la mano por voluntad propia o codicia humana a políticos y servidores públicos que contribuyen a alimentar este lastimoso modo de vida, comercio y convivencia social de terror llamada narcotráfico.