Portal informativo de análisis político y social

LUCHAS SOCIALES | Poselectoral

LUCHAS SOCIALES | Poselectoral

Jun 6, 2015

«El auténtico genio consiste en la capacidad para evaluar información incierta, aleatoria y contradictoria».
Winston Churchill

Otro proceso electoral en el que observamos poca innovación, una ausencia de propuestas elementales para ciudadanos, pero sí mucha «guerra sucia documentada» está concluyendo.

Todo ese enredo se basó en la exposición de los trapitos sucios de los candidatos mediante impresionantes despliegues de recursos económicos y una gran cantidad de tonterías que fríamente llamamos campañas electorales, todo incluido en la partidocracia absurda que profesamos.

Sin embargo, el punto de este proceso electoral se encuentra cimentado jurídicamente en el día de la jornada de la votación, el día en que usted y yo acudiremos a las urnas con la correcta valoración de nuestros candidatos a diputados y presidentes municipales sin presión y en plena libertad del ejercicio de nuestros derechos y obligaciones civiles.

A través de ese voto libre y secreto, emitido en ese momento, daremos la aprobación, la confianza y hasta el castigo para los que en algún momento llegamos a considerar que no fueron buenos en su papel de funcionarios, servidores públicos, gobernantes o políticos.

Luego los ojos estarán en el árbitro electoral de la contienda, el organismo público autónomo encargado de organizar los comicios en el estado: el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Jalisco (IEPC) cuya función permite la sana contienda, pues habremos de recordar que está integrado por ciudadanos y partidos políticos.

Veremos en los próximos días el cambio de estrategia de los partidos políticos, que virarán su timón a denigrar y satanizar al Instituto Electoral, como costumbre política partidista en la que quien va abajo comienza con los señalamientos y la desestabilización de la confianza al organismo electoral, la presión radica con base en su poco poder por levantar en las horas medias de la jornada y categóricamente iniciará la «guerra sucia» contra el IEPC porque así es esto de la vida en procesos electorales, sólo el ciudadano conocedor de las funciones y obligaciones constitucionales de la autoridad electoral podrá discernir de la realidad y la ficción de ciertos actores políticos.

El ciudadano no podrá nunca tener la confianza en un partido político o un político que pretenda descalificar un órgano o autoridad, pues la intención es clara y contundente, se aspiran a justificar y sobornar la inteligencia del votante, generando desestabilidad y cuando se logra no es por ninguna otra razón más certera que la desinformación y la ausencia de conocimiento del ciudadano que cae en los trucos viejos de «robaron la elección» que puede significar muchas cosas menos la realidad en este 2015, lleno de filtros de participación, medios de comunicación, flujo de información y tecnología.

Para este proceso y para lo que reste de la semana poselectoral, antes de caer en las tendenciosas garras de la desacreditación a los órganos electorales del estado (IEPC), en medio estará la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales o al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Pregúntese ciudadano ¿Cuánta información posee sobre los órganos e instituciones electorales? ¿Qué funciones realizan y cómo? y antes de prestarse participando de la desinformación y la rumorología, ya hizo la tarea de informarse y entender el mecanismo complejo de un proceso electoral, porque es su obligación, para ¡qué no le digan, qué no le cuenten! eso de ¡le venimos ofreciendo en promoción, la idea de que perdimos pero ganamos!

 

monicaortizg@hotmail.com