Portal informativo de análisis político y social

Luchas Sociales: Razonemos el proceso electoral

Luchas Sociales: Razonemos el proceso electoral

Ene 14, 2018

Compartir en redes sociales:
  • 11
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    11
    Shares

Por Mónica Ortiz //

Las precampañas son usadas como el medio ideal para posicionar la imagen de los precandidatos a toda la ciudadanía, aunque es cierto que solo deberían ser dirigidas al interior de los partidos políticos postulantes y en el caso de los independientes a reunir las firmas necesarias para el proceso, seguiremos escuchando precampaña hasta el próximo 11 de febrero del 2018, está etapa en la que se eligen a los candidatos que contendrán en el período oficial de campañas, para los cargos públicos que deberán ocupar mediante el voto ciudadano y la confianza social.

A un mes del inicio de las precampañas con cara de campaña, la ciudadanía jalisciense ya conoce de los posibles pero seguros candidatos y sus formas estratégicas de operar estas campañas instaladas en la “pre”, la verdad absoluta es que las campañas iniciaron el 14 de diciembre y terminarán hasta el 27 de junio, con sus respectivas vedas para concluir definitivamente el 1 de julio del 2018 en la elección donde se deberá elegir al próximo presidente, a los 500 diputados federales, los 128 senadores y a los presidentes municipales, así como las 8 entidades que elegirán gobernador y la Ciudad de México un nuevo jefe de Gobierno.

La responsabilidad política y social es importante durante los próximos meses, el voto razonado y el análisis de las circunstancias de cada entidad y de las necesidades propias de cada lugar, debe ser considerado por el ciudadano con la misma congruencia con la que levanta la voz y argumenta hartazgo de la clase política, la seriedad con la que se tome el proceso electoral depende de la madurez de la ciudadanía, misma que debió haber adquirido de sus últimas decisiones en procesos electorales, no podemos olvidar que es la sociedad la que realmente instaura un gobierno, mediante una mayoría para la representación.

En este contexto los vicios de las sociedades en materia electoral, no son tan distintos a aquellos que les señalamos a la clase política de la que decimos insistentemente que solo buscan el poder generando corrupción e impunidad, los hemos acusado desde la sociedad de ser los culpables de un sinfín de situaciones políticas y públicas de nuestras entidades y del país; sin embargo el fondo de cada posible conclusión sobre nuestra clase política, siempre será la falta de congruencia y cultura política de los ciudadanos en el análisis de las campañas electorales y finalmente en el voto.

Por lo anterior, es necesario que esta sociedad jalisciense asuma su papel de elector con alta responsabilidad de las consecuencias sociales y políticas, si bien es cierto el político busca poder, también lo es que el ciudadano en la mayoría de los casos se convierte en un trabajador más de los candidatos o partidos en busca de algún tipo de cargo o puesto, de la misma manera ocurre con el apoyo de los distintos sectores a los candidatos, basados en la obtención de prebendas y favores, más no en la lógica política de mejorar las condiciones sociales de cada sector, dejando un margen mínimo de ciudadanos que razonan su voto de forma distinta y general.

Jalisco es un Estado, con memoria crítica en lo electoral y la mayoría que decide ha demostrado estar interesado en no equivocarse, así lo han manifestado en los diversos periodos electorales, desde los 18 años de gobierno panista, el regreso de PRI en el 2012 y la ola naranja de MC a nivel municipal en el proceso electoral anterior, nos podría exteriorizar que nuestra sociedad jalisciense, sí se interesa por conceder o retirar la representación, cuando no son lo que prometen ni lo que conviene.

Por conclusión esté proceso electoral en Jalisco, deberá de evaluarse con dos puntos importantes, el regreso del Partido Revolucionario Institucional al poder con Aristóteles Sandoval Díaz y su trabajo como gobernador, así como la incursión de Movimiento Ciudadano en los municipios y su trabajo de gobiernos municipales, no por lo que se prometa en campaña sino por la percepción social del desempeño público y político, para evaluar nuestro futuro social, económico y político, se debe ver el pasado y decidir en presente.


Compartir en redes sociales:
  • 11
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    11
    Shares
468 ad