Portal informativo de análisis político y social

LUCHAS SOCIALES: Sin avances y sin memoria

LUCHAS SOCIALES: Sin avances y sin memoria

Feb 18, 2017

Por Mónica Ortiz

AQUELLA MACRORRECOMENDACIÓN DE 2009 DE LA CEDHJ VERSA SOBRE LA EVIDENTE VIOLACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS EN JALISCO, EL DERECHO A GOZAR DE UN AMBIENTE SANO Y ECOLÓGICAMENTE EQUILIBRADO, A LA SALUD, AL AGUA.

En el año 2009, la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Jalisco (CEDHJ) emitió una recomendación pertinente a la situación y condición del río Santiago, dentro de la clasificación de macrorrecomendación, involucra a diversos municipios: Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque, Tonalá, Tlajomulco de Zúñiga, El Salto, Juanacatlán, Ixtlahuacán de los Membrillos, Chapala, Poncitlán, Ocotlán, Tototlán, Atotonilco el Alto y Arandas; así como en ese entonces a Emilio González Márquez, gobernador del Estado de Jalisco; César Luis Coll Carabias, director general de la Comisión Estatal del Agua; Rodolfo Ocampo Velázquez, director general del Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado.

Dicha macrorrecomendación, versa sobre la evidente violación de los derechos humanos en Jalisco el derecho a gozar de un ambiente sano y ecológicamente equilibrado, a la salud, al agua, a la alimentación, al patrimonio, a la legalidad, a la seguridad social, al desarrollo sustentable, a la democracia, al trabajo, a tener una vivienda en un entorno digno, los derechos de niñas y niños a un nivel de vida adecuado para su desarrollo físico, espiritual, moral y social.

Sin embargo, después de 8 años y de manera casi cíclica el tema de la falta de interés de las autoridades y organismos en asumir la recomendación contenida, sigue siendo un notorio silencio y aguante al cuestionamiento cuando del aniversario de aquel hecho que fue motivo de discursos muy sentidos y golpes de pecho políticos, pase y se arrastre por administraciones.

El proceso que inició en el 2007, con denuncias por la contaminación del río Santiago, está plagado con promesas, medidas cautelares, dictámenes periciales y mucha política, culminó en la afamada macrorrecomendación en materia de derechos humanos, la gota que derramó el vaso en ese proceso lleno de omisiones, atrajo las denuncias sobre la irresponsabilidad de las autoridades obligadas; fue hasta que el menor Miguel Ángel López Rocha falleció el día 13 de febrero de 2008, después de que cayó al Río Santiago el 25 de enero de 2008 y murió 19 días después, por lo que en este febrero como en los 9 años anteriores y cada vez con menos esfuerzo los obligados responsables por ser autoridades en entidades jurídicas y no propiamente personas, siguen sin que las recomendaciones hechas en su momento, les quite el sueño, quedando para los que siguen, mientras aplican la máxima que dice «lo que no fue en tu año, no será en tu daño».

En este contexto habrá como sociedad participativa de las políticas en el estado, hoy que empiezan a acomodarse las piezas para las próximas elecciones del año 2018, que en Jalisco existe una macrorrecomendación en materia de derechos humanos, misma que no ha generado condiciones de mejora y de calidad del entorno del río Santiago, tema que se procura no tocar a menos que sea por un aniversario luctuoso y los medios lo mencionen, es olímpicamente ignorado por los pasados, los presentes y los futuros.

Que al igual que en otros rubros importantes y distintos a algunos a los Derechos Humanos, deben ser prioridad de atención con la debida continuidad necesaria y dentro de la lógica de las políticas públicas, para que deje de ser política de momento en administraciones que quieren llegar, con sus colores y grupos de poder a gobernar el estado y los municipios, por lo que deben hacerse responsables por todos los títulos políticos y sociales que la ley les obliga, dejando de aplicar ese descarado borrón y cuenta nueva cada que cambiamos de gobiernos, que no permite el desarrollo de esta sociedad, por lo menos no en seguridad y políticas públicas, impartición de justicia y administración pública gubernamental, solo arrastra las faltas y omisiones de las administraciones pasadas, mostrando el evidente desinterés por asuntos que aunque mediáticos en su momento por política, el fondo lleva el acto irresponsable que generó un hecho lamentable como el acontecido el 13 de febrero del 2008.

En la próxima contienda electoral, recordemos que existen cuentas pendientes que dejaron de pagarse y que son, sin lugar a dudas, motivos para acreditar que en Jalisco la política se aplica con dos ángulos distintos, uno de discurso a la sociedad y otro de interés de poder, los cuales nada tienen que ver con la realidad de hace 9 años y la fantasía del próximo siguiente periodo electoral en 2018, que no tiene más que un recuerdo de lo sucedido lleno de indignación y la certeza de que las próximas campañas nos hablan del cambio que vienen a generar en esta sociedad olvidadiza de su historia, sin consecuencia aparentes y con muchas pretensiones de un Estado superior.

E-mail: monicaortizg@hotmail.com