Portal informativo de análisis político y social

LUCHAS SOCIALES: Tercer lugar en transparencia

LUCHAS SOCIALES: Tercer lugar en transparencia

Nov 30, 2013

Por Mónica Ortiz —-

“De nada servirá el esfuerzo, sino existe una nota de reconocimiento”.

Luis Gabriel Carrillo

En el Índice de Información Presupuestal Estatal 2013, Jalisco se anotó punto en materia de Transparencia y Rendición de cuentas, según el Instituto Mexicano para la Competitividad A.C. (IMCO), que nos colocó en el tercer lugar a nivel nacional. Y no es difícil imaginar las razones por las que nuestro Estado logra un tercer sitio porque son logros que se alcanzan por la coordinación y la voluntad política. Así de simple.

En este tema no caben frases como la de Paúl Valéry en el sentido de que “la política es el arte de impedir que la gente se entrometa en lo que le atañe”, eso no aplica en la política.

Los resultados publicados por el IMCO durante la semana revelan que aunque los presupuestos federales que se les otorgan a los estados son visiblemente elevados y no compatibles con la inflación o la economía del país, el hecho de rendir cuentas y tener acceso a la información presupuestal sí debe ser acorde a las necesidades del ciudadano, para no ser señalados como estados opacos, razón principal de la medición de este análisis nacional.

Y realmente espero que usted, estimado lector, esté pensando “sí, cómo no, la transparencia no existe, opacos todos”, porque en el tema de transparencia y rendición de cuentas se necesita un detonante, que precisamente es el ciudadano para quien se transparenta la información gubernamental y el uso correcto del acceso a la información está ahí, en la dependencia encargada de proporcionarla, a nivel municipal, estatal o federal.

En el caso de la evaluación anual aplicada por el IMCO, en esta ocasión se tomaron en cuenta 82 criterios relacionados a la simplicidad con la que los ciudadanos podemos consultar y revisar la información de la que tengamos necesidad, entre estos: Acceso Inicial, aspectos generales, clasificaciones, poderes, dependencias, organismos, municipios, tabuladores, plazas, obligaciones financieras, recursos federales, rubros específicos y criterios, en los que avanzamos un punto, pues en el año 2012 teníamos el cuarto lugar.

No quiere decir en ningún momento que tengamos un Gobierno y una clase política honesta, limpia y comprometida, sino que tenemos las herramientas para acceder a la información de las finanzas públicas que el Gobierno del Estado está obligado a transparentar y tener a la vista del ciudadano. Lo que sí promueve es la disposición del Poder Ejecutivo de respetar la ley en la materia y por consecuencia nuestro natural derecho a saber dónde se aplica y cómo el presupuesto que se obtiene del Gobierno Federal y del propio estatal.

El Gobierno del Estado completó el 73 por cierto de los criterios revisados por el IMCO, pero para que se cristalice en materia gubernamental y política todavía falta voluntad ciudadana con respecto a nuestros derechos y obligaciones porque de nada nos sirve ser un Estado transparente si no sabemos ¿qué es? Ni su utilidad, ¿qué sí tenemos? Pero no usamos.

Sólo entonces se podrá “meter en cintura” a los gobiernos, cuando el ciudadano comprenda que la rendición de cuentas vía transparencia no es mito sino realidad, cuando los gobiernos y entes públicos sean evaluados por organizaciones civiles pendientes de su calidad de observadores. En ese momento los criterios se unificarán, los estados asumirán la misma calidad de acceso a la información y no habría lugares que numerar y evaluar.