Portal informativo de análisis político y social

LUCHAS SOCIALES | Viene el cierre

LUCHAS SOCIALES | Viene el cierre

May 23, 2015

«El vicio rara vez se insinuó oponiéndose a la honradez; casi siempre toma el disfraz de ésta»
Jean Jacques Rousseau

 

 

Nos encontramos en la recta final de las próximas elecciones, a escasos días de plasmar nuestra decisión en esta contienda electoral intermedia 2015 para elegir a quien le brindaremos la confianza, la esperanza y todas esas palabras que fueron elegidas por los asesores políticos para adornar las campañas de sus candidatos y que se dice son su propuesta general, no una simple intención.

Tendremos pues qué soportar algunos días más de campaña y «guerras sucias», manera actual que se tiene para llamar a la exposición de actos, hechos o actitudes de partidos y candidatos en busca de que el ciudadano cambie o reafirme su intención del voto hacia determinado lado.

Señalamientos que mientras estén fundamentados y debidamente documentados no pueden llamarse guerra sucia sino «sobre aviso no hay engaño», por lo que no debemos dejar pasar ninguna conjetura por mínima que pudiera parecer. Se llama prevención y es nuestra obligación ciudadana elegir con la cabeza fría y los colores guardados a quien merece ser alcalde o legislador.

En esta época, la sociedad está situada al límite del hartazgo de la clase política, por su descarada y cínica forma de vida. Hoy los ciudadanos están más indignados por los fundamentos y argumentos de las campañas que por los discursos e intervenciones colmados de demagogia, falsos, amañados y evidentemente construidos en la base firme de la simulación política.

En Jalisco la excedida cantidad de debates que se han realizado arrojan que no se preparan para debatir propuestas y argumentación política, en lo que se supone deberían ser expertos, sino que en realidad se alistan para atacar con señalamientos a sus adversarios y aunque es correcto exponer a todos aquellos que entre sus carreras políticas o profesionales no cuenten con la sana transparencia política y ciudadana, pues es un hecho que no pueden representarnos o administrarnos, independientemente de su color partidista.

Es un hecho que a quien se le atribuya cualquier situación que pudiera generar molestia o duda, con respecto a su ética y equidad como ciudadano en todos los aspectos civiles y sociales, no es la persona a la que debemos otorgarle el honor de trabajar para la sociedad.

Para hablar de lo que los municipios de Jalisco requieren y merecen, es necesario que el ciudadano también tenga claro el ámbito de alcance que tiene un Ayuntamiento, y hasta dónde contempla sus obligaciones, funciones y derechos con respecto al gobierno estatal y federal, para poder comprender cuando un candidato no está vendiendo espejitos decorados de brillantina.

¿A qué viene un alcalde al municipio? No se equivoque, no viene a salvarnos de nada, ni a recuperar lo que dicen perdimos, tampoco a dignificarnos o convertirnos en los ciudadanos modelos.

Los ciudadanos deberíamos dejar de pensar que darle el poder a un político es generarnos prosperidad social o verlo como superhéroe e idealizarlo con todo y su partido nos generará equidad y equilibrio general.

Cuando la población entienda que un narcotraficante no es un Robin Hood o un político no es el jefe de jefes, cuando entremos en razón y le demos el debido lugar a la política, ya no funcionarán los debates sin debate, entonces sí, se responderán y abordarán asuntos básicamente elementales de servicios públicos, seguridad ciudadana, administración municipal y finanzas municipales como primordiales de quienes pretenden ser contratados por los ciudadanos para ejercer como alcaldes de los municipios.

El día que dejemos este círculo vicioso de política y sociedad simulada, entonces y sólo entonces, votaremos lo que nos merecemos y veremos grandes resultados, mientras tanto seguimos con la tonadita de «El me mintió, él me dijo que me amaba…».

 

monicaortizg@hotmail.com