Portal informativo de análisis político y social

LUCHAS SOCIALES | Vuelve la señora Limón a los conflictos

LUCHAS SOCIALES | Vuelve la señora Limón a los conflictos

Jul 30, 2016

Cuando se pensaba que el rumbo de la administración en el Ayuntamiento de Tlaquepaque había tenido una forzosa calma, en las cuestiones administrativas y políticas que repiqueteaban a crisis, o por lo menos se intentaba no caer en lo mediático, pues el golpeteo derivado de una larga lista de tropiezos dejaba ver la inestabilidad. Hoy todo indica que de la presidente municipal de San Pedro Tlaquepaque, María Elena Limón, volvió a ponerse el pie, evidenciando que en realidad todavía no existe forma segura y consciente de organizar con voluntad la administración pública de este municipio.

Mientras en medios se escucha declarar a los alcaldes Pablo Lemus y Alberto Uribe, en un tono ecuánime y hasta positivo, sobre la situación actual de sus estrenados 9 meses de gobierno, así como sus probables proyectos, quizás sin darles razón o reconocimiento anticipado, pero su figura pública es sobria, como sus discursos e intervenciones; mientras en los extremos contamos con los alcaldes de Guadalajara y Tlaquepaque, quienes no pueden dejar de exhibirse con destellos de soberbia, conflicto y desafío, restándole a la sensatez de un político gobernante en funciones, no consiguen sortear la posible frustración ante cuestionamientos.

Sin embargo, llama la atención una vez más la administración de María Elena Limón, quien no deja las tempestades administrativas y políticas disipadas, en este contexto durante la semana se originó nuevo tema debatible con respecto a la situación que guarda el síndico Juan David García Camarena, a quien se le retiró de dos Comisiones referentes a reglamentos y puntos constitucionales, así mismo se le acortaron atribuciones, otorgándole poderes de representación jurídica laboral a dos abogados, durante sesión de Cabildo, lo que causó sorpresa al evaluar las consecuencias políticas y jurídicas de los actos, habría que suponer que García Camarena no es ya persona grata para la presidente, aunque no es una gran novedad que en este ayuntamiento constantemente entran y salen funcionarios como si la función pública fuera un asunto de compatibilidad de caracteres.

Es cierto que la ley marca las facultades y estructura administrativa de los ayuntamientos en materia de interpretación legal, nunca debería ser la premisa típica que justifica lo que se permite y lo que no, sino la seriedad política gubernamental, la cual marque las prioridades que deben originar las políticas propias de una administración pública, como deberían ser: el bienestar y la gobernabilidad probada de ser gobierno eficiente y entregado a las labores de sus funciones y obligaciones, mientras por el contrario la actitud voluble de la presidente María Elena Limón vuelve a demostrar que ni la voluntad política ni las variadas justificaciones le otorgan la serenidad y coherencia con la que se debería conducir ante un cargo de dicha magnitud, poniendo en riesgo los actos jurídicos del ayuntamiento de manera irresponsable.

Hablando de la toma de decisiones propias de los que gobiernan con un fin específico, el cual debería estar centrado en el bien común social, poco buscado en realidad por aquellos que gobiernan, corresponde la existencia básica de indicadores que demuestren que se está logrando establecer y determinar mejores condiciones para los ciudadanos y en este supuesto al interior de los gobiernos de todos los niveles, debe concurrir la congruencia y colaboración, aun en contra de los ideales de la camiseta política.

La seriedad de un gobierno se evalúa constantemente por cada ciudadano, sin excusas ni explicaciones, que tengan que ver con la idea evidente de un desorden enfrascado en una lucha de poderes interna, en este caso específico es un foco rojo el hecho de que San Pedro Tlaquepaque no se observe en armonía, es un síntoma de que esta administración de ayuntamiento no llegó bien ni se desarrolla adecuadamente, el final podría ser adverso.

monicaortizg@hotmail.com