Portal informativo de análisis político y social

METÁSTASIS | Cambio obligado en la clase política

METÁSTASIS | Cambio obligado en la clase política

Oct 1, 2016

En la clase política comienzan a sentir temor aquellos que durante mucho tiempo vivieron al amparo de la corrupción, para quienes sew enriquecieron robando al erario público y fueron protegidos por el poder que detentaban principalmente en los estados. A partir de la aprobación del Sistema Nacional Anticorrupción ya comienzan a sonar diversos nombres en las entidades del país, de quienes pudieran ser detenidos y enjuiciados por enriquecimiento ilícito y desvío millonario de los presupuestos públicos.

Dentro de la estructura de los gobiernos estatales existen muchos funcionarios que pueden estar involucrados en casos de corrupción, pero es el gobernador el que permite, consciente o incluso ordena que se lleven a cabo. La sociedad durante años observó como algunos gobernadores, al terminar su administración, iniciaban una vida de lujos y excesos, la mayoría de ellos de políticos a grandes empresarios, con un manejo de cantidades exorbitantes que no tienen explicación, pues ni con el ahorro íntegro de su salario durante el sexenio podría acuñar dicha fortuna.

Los niveles de hartazgo, desacreditación, participación y principalmente el acceso a la información y comunicación en tiempo real y de forma masiva a través de las redes sociales ha obligado a los políticos a replantear la forma de hacer política, los cambios son obligados en materia de corrupción, el Sistema Nacional Anticorrupción es una gran estrategia en consenso con las fuerzas políticas del país para regresar un poco de confianza en los ciudadanos y poder tener un equilibrio en la gobernanza del país, para el gobierno federal era primordial la aprobación y ejecución de este sistema tras la caída permanente de la credibilidad, popularidad y aceptación de la figura del Ejecutivo federal, que ha sido desastrosa en los últimos meses.

Los sacrificados serán principalmente peces gordos de la política, se comienza una cacería de gobernadores, los primeros en mandar el mensaje son los partidos políticos, primero fue el PAN que se desmarcó de Guillermo Padrés Elías, exgobernador de Sonora y quien hoy enfrenta una orden de aprehensión que giró un juez federal por el desvío de un poco más de 175 millones de pesos a una de sus cuentas personales en el extranjero, por lo que su partido comenzó a desmarcarse y abrir un proceso de suspensión de derechos políticos partidistas. El segundo desmarque ocurrió en el tricolor, su presidente nacional Enrique Ochoa Reza promovió ante la Comisión de Honor y Justicia que se suspendieran los derechos políticos del aún gobernador de Veracruz Javier Duarte, de quien se rumora que será el siguiente en la lista de aprehendidos por la PGR, con ellos evidentemente caerán sus colaboradores más cercanos.

El PRD no se ha deslindado del exgobernador de Guerrero Ángel Aguirre Rivero, quien podría ser uno de los enlistados por la Comisión Nacional Anticorrupción, pero los nombres no terminan, existen otros gobernadores y exgobernadores como Fidel Herrera de Veracruz, César Duarte de Chihuahua, Roberto Borge de Quintana Roo, Rubén Moreira de Coahuila, Rodrigo Medina de Nuevo León, Emilio González Márquez de Jalisco, entre otros.

La sociedad espera ver tras las rejas a los políticos y los políticos quieren limpiar su imagen con esta acción, lo cierto es que la clase política está obligada a cambiar ante el escenario social actual que enfrentan, con ello la oportunidad para México de comenzar a erradicar la corrupción.

@FlavioMendozaNA