Portal informativo de análisis político y social

Metástasis: Contienda de coaliciones

Metástasis: Contienda de coaliciones

Dic 17, 2017

Por Flavio Mendoza //

La elección de 2018 para ocupar Los Pinos será entre coaliciones, los partidos políticos han definido su rumbo y todos forman parte de una coalición, por un lado la coalición “Juntos haremos historia” que la integran el Partido Morena, el Partido del Trabajo y al final se sumó el Partido Encuentro Social, quienes presentan como su candidato a Andrés Manuel López Obrador (AMLO), esta coalición no tiene nada de sorprendente en el caso de morena y PT, incluso, lo que menos podría hacer AMLO es trabajar por el PT, pues fue el único partido que apoyó a Andrés Manuel cuando el PRD no permitió que hiciera lo que quisiera con ese partido, tras la llegada principalmente de Los Chuchos, incluso el PT le cedió los spot de radio y televisión que le dio vigencia a López Obrador rumbo al 2012, pero sorprende la adhesión a la coalición del PES, pues este partido es de ideología más conservadora que progresista, una contradicción ideológica, lo que ganó incluso la protesta de personas como Elena Poniatowska y otros grupos internos.

Por otro lado, la coalición “Por México al frente” que la integran el Partido Acción Nacional, El de la Revolución Democrática y el Partido Movimiento Ciudadano, uno de cada sabor, la ultra derecha y conservador PAN quienes han estado en contra de muchos puntos de vista con el de izquierda progresista PRD y el flexible social demócrata Movimiento Ciudadano, quienes respaldan la candidatura del joven Ricardo Anaya y disputan el segundo lugar de las encuestas.

Por último el PRI y Partido Verde que convencieron a Nueva Alianza de ir en la coalición “Meade ciudadano por México”, hasta los últimos minutos se registró esta coalición que será parcial y quienes aparecen en la disputa con el Frente por el segundo lugar, con José Antonio Meade, una coalición con dos partidos que han sido antagónicos en diversos momentos, el Partido Verde y Nueva Alianza han presentado fuertes discusiones en diversas posturas y políticas de gobierno, quizá el que menos sorpresa causó, aunque agotaron el tiempo y hasta el último momento decidieron el registro ante el INE.

De los candidatos de las coaliciones, en el caso de Andrés Manuel López Obrador, tiene a su favor todas las encuestas hasta este momento, además de ser el más conocido y tener la ventaja de recorrer todo el territorio nacional durante su eterna campaña desde la primera vez que lo intentó, AMLO cuenta con la simpatía del voto antisistema, aunque el principal enemigo de él es el propio Andrés Manuel, por tan pintorescas declaraciones y propuestas que sorprende a propios y extraños, su fuerte es el dominio del populismo en el discurso. Ricardo Anaya es el más joven de los candidatos, que supo eliminar a sus enemigos y compañeros del PAN, para construir su candidatura con sus aliados del PRD y PMC, con una gran capacidad de discurso, un amplio dominio de conocimiento en políticas públicas y macro economía, con un sello golpeador, antisistema y muy certero en el debate, sin embargo arrastra los malos resultados del panismo e incluso la incongruencia de haber sido parte fundamental del Pacto por México que construyó todas las reformas que hoy él critica.

Por último, José Antonio Meade, considerado como el más limpio de los posibles candidatos priistas, además no considerado priista por afiliación, incluso el nombre de la coalición tratará de imponer esa idea de ser un candidato ciudadano, Meade trae una trayectoria que no arrastra escándalos de corrupción o vínculos con malos resultados, aunque quieren atribuirle los incrementos de los precios de los combustibles y los problemas de inflación, Meade es un tecnócrata del ITAM, con amplia capacidad y probada trayectoria, aunque formó parte de los gobiernos que han sido responsables de la debacle económica, de seguridad y política, además de ser el candidato del sistema, lo que contradice su condición ciudadana, así como traer en sus hombros el peso negativo del gobierno de Enrique Peña Nieto, quien terminará como el presidente más desacreditado de todos los tiempos, principalmente por sus torpezas y su pésima campaña de comunicación.

Los tres candidatos tienen positivos y negativos, los tres buscarán ganar y los tres cuentan con equipos que intentará, por encima de todo, lograr el triunfo en las urnas en 2018 para llegar a Los Pinos, lo que incluye la guerra sucia, en juego está el proyecto de país y el poder político.

Twitter: @FlavioMendozaNA

%d bloggers like this: