Portal informativo de análisis político y social

METÁSTASIS | Democracia inducida

METÁSTASIS | Democracia inducida

Ene 30, 2016

La Ley de Participación Ciudadana que ha captado la atención, igual a políticos que a políticos disfrazados de ciudadanos, tiene que ser analizada con objetividad, si en realidad lo que se busca es que pasemos de una democracia representativa a una participativa.

En los avances de la iniciativa del Ejecutivo estatal se establecen figuras de participación ciudadana como el referéndum, plebiscito, revocación de mandato, iniciativa popular, consultas ciudadanas, ratificación constitucional, candidaturas independientes y presupuesto participativo, entre lo más destacable, muchas de ellas que serán coincidentes entre las presentadas por algunos grupos parlamentarios en el Congreso local.

Al respecto de la democracia participativa, en realidad es una democracia inducida, donde sigue siendo el interés del gobernante quien decide en qué gastar el presupuesto, es decir, es una elección entre melón o sandía, aunque tú lo que quieras sea piña, este engaño fue utilizado por los gobiernos del Partido Movimiento Ciudadano, tiene que ver con una estrategia electoral de psicológía social, un proyecto de gobierno debe estar fundamentado en estudios sociales y científicos, con proyección a futuro.

Presentar una iniciativa de ley como ciudadano será más fácil, pero ello no garantiza que en el proceso legislativo sea aprobada, incluso desde la comisión puede ser congelada o rechazada sin pasar a la discusión en pleno, al final serán los coordinadores de las fracciones parlamentarias quienes tomarán esta decisión, se requiere, al igual que en el Congreso federal, una reforma al proceso legislativo, a la ley orgánica que rige la operación de los trabajos del Congreso estatal, capaz de obligar a un ejercicio pleno de la democracia.

En referencia a las candidaturas independientes, pareciera que la intención es promover a los candidatos independientes rumbo a las próximas elecciones con algún objetivo electoral, abaratando el costo de dicha candidatura, bajo la bandera de rechazo a la partidocracia. Las candidaturas independientes, que serán accesibles y atractivas para muchos, principalmente para quienes se dicen activistas sociales, serán las que terminarán por desacreditar esta figura más rápido del tiempo que se tardó en aparecer en la constitución. Hasta que nos demos cuenta que tampoco los independientes son la solución.

Cabe mencionar que estas medidas, que parecen populistas, son compartidas por diversos actores de la vida política del estado, sin embargo el protagonismo político no permite el respaldo en unidad hacia la iniciativa, el alcalde de Guadalajara ya ha manifestado su desacuerdo al proyecto de ley que presentó el gobernador, incluso lo llamó oportunista, cuando él es el primero que debería estar de acuerdo con esta ley, pues lo ponen en práctica, dejando evidente que lo que sigue importando a los políticos es la ambición del poder.

Los mecanismos de participación ciudadana deben estar cuidadosamente regulados, de lo contrario se perderá el sentido de la democracia en una sociedad que no ha sido educada para la particpación política, por otro lado, el engaño de la democracia inducida terminará con la poca credibilidad hacia las autoridades, que les preocupa más la proxima elección en el ajedrez político, que el desarrollo integral de las próximas generaciones en nuestro estado.

@FlavioMendozaNA