Portal informativo de análisis político y social

Metástasis: Inestabilidad de preferencias electorales

Metástasis: Inestabilidad de preferencias electorales

Abr 6, 2017

 


Por Flavio Mendoza //
 

Las encuestas en política sufren un momento de crisis que ha agudizado su problema de financiamiento, pues dejan de ser el principal atractivo que incide en los medios de comunicación como campaña política, pero lo más importante es que han perdido toda credibilidad en los escenarios locales, nacionales e incluso mundiales.

Las recientes elecciones en otros países como en nuestro vecino del norte, donde pocas, muy pocas encuestas le daban ventaja al entonces candidato republicano y el mundo entero, en la que quizá fue la campaña política para Jefe de Estado más seguida en el planeta, quizá también las que más sorprendieron por la idea que crearon las encuestas sobre las preferencias electorales en EE. UU. Sin embargo, una vez más fallaron los pronósticos y el dato más contundente es que las encuestas dejaron entonces de influir en la decisión del elector o peor aún el elector juega con las encuestas y mantiene su decisión del voto en secreto, sin tomar seriedad a la encuesta, inconsciente o conscientemente ayudando a la democracia.

En México ya se vivieron procesos electorales con la debacle de las firmas encuestadoras, las de 2016 fueron las que dejaron mayor evidencia en las contradicciones de las mediciones y la decisión del voto en la jornada electoral, aunque no todas las casas encuestadoras fallaron, en las presentes elecciones de 2017 el fenómeno de las encuestas dejó de ser un atractivo de inversión para los candidatos y partidos como uno de sus ejes de campaña, aunque lo siguen utilizando, pero además las condiciones políticas en el país son tan inestables que cambian impredeciblemente en horas y días, las redes sociales juegan hoy un rol interesante en la comunicación, aunque la mayoría no es asertiva, pero sí determina las preferencias del termómetro electoral.

De los tres estados donde habrá elección para gobernador, cuya campaña generalmente arrastra a los diferentes cargos de elección en juego, hay un ambiente de incertidumbre, diversas encuestadoras con números que favorecen a unos y otros, expresiones en redes que parecieran dar el triunfo a algún partido o candidato y las figuras presidenciables de cada expresión que también determinan o influyen en las preferencias de esas entidades, el más claro ejemplo es el de Andrés Manuel López Obrador, el que a través de su figura levantó la preferencia electoral de una candidata totalmente desconocida por la inmensa mayoría de mexiquenses.

Una vez transcurridos los procesos electorales de las entidades este 2017, nuevamente el terreno de las disputas serán las encuestas rumbo a la definición de precandidatos una vez iniciado el proceso electoral presidencial 2017–2018, los resultados de este proceso en curso definirán quizá los primeros escenarios de 2018, incluso determinarán internamente algunas candidaturas en más de dos partidos.

Mientras tanto en Jalisco, hace unos meses no había otro escenario que el inminente repunte, casi inalcanzable del alcalde tapatío del partido naranja, pero en cuestión de una semana y con movimientos políticos que quizá reflejan una descomposición interna de ese partido, resurge de las cenizas el partido obradorista en el estado, con tres perfiles que influirán en las preferencias electorales y que, seguramente, moverán los porcentajes en las encuestas para ocupar Casa Jalisco, sin lugar a duda, los números se moverán para el puntero, le restarán al que hasta el momento es el más fuerte y fortalecerán a los que quizá se veían más débiles.

Twitter: @FlavioMendozaNA