Portal informativo de análisis político y social

Metástasis: La alianza Padilla-Alfaro

Metástasis: La alianza Padilla-Alfaro

Nov 5, 2017

Por Flavio Mendoza //

 

Mientras en España ya hay encarcelación de exfuncionarios del gobierno catalán, el destituido gobernante, Carles Puigdemont, huye a Bruselas para evadir la justicia española, aunque su realidad es que está en el lugar sede de la Unión Europea y Bélgica no será el país que le dé el respaldo político para su estrategia de ser nuevamente electo en los comicios extraordinarios del 21 de diciembre, por el contrario, la Unión Europea incluso puede ser quien lo entregue a las autoridades de la península ibérica.

Detrás de estas decisiones populistas que han provocado la mayor de las crisis constitucionales de España, después del franquismo, poniendo a prueba a las instituciones y a sus titulares, incluyendo al reinado, está un movimiento que enajenó a un pueblo a partir de un sentimiento chovinista, comprometiendo incluso el futuro de Cataluña a pesar de las consecuencias políticas, económicas, sociales e incluso de identidad catalana si se permitiese la independencia. 

En tanto del otro lado del mundo, en nuestra América, la expresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, después de su primera y más dolorosa derrota electoral el pasado 22 de octubre, cuando intentó ser Senadora, hoy enfrenta una nueva batalla, evitar ser encarcelada, tras la ratificación del procesamiento judicial en su contra por corrupción y desvío de recursos a través de adjudicaciones ligadas a las empresas de Lázaro Baez, a quien además se le investiga su relación con la ya conocida empresa brasileña Odebrecht, firma que ha corrompido a varios gobiernos en Latinoamérica con consecuencias críticas. Al tiempo que ya está en la cárcel por mismos asuntos el exvicepresidente y exministro de economía de los gobiernos Kirchnerianos, Amado Boudou. Con esta derrota, el populismo en algunas partes de América parece estar perdiendo terreno, esencialmente en las urnas, después de la reacción ciudadana a los procesos que llevaron al fracaso de las instituciones y crisis en mediano plazo por estos gobernantes y las políticas cortoplacistas. 

Y en nuestro país, las principales casas encuestadoras continúan colocando a Andrés Manuel López Obrador como el favorito en las contiendas, sin embargo, comienza a enfrentar sus propios demonios, su soberbia, la repartición de candidaturas y ambiciones, así como su fascinación por el populismo, tal cual lo describió el diario “The Economist”. Primeramente, enfrenta el grave escándalo de supuesta corrupción por el desvío millonario que hicieron los dirigentes del Partido del Trabajo, único aliado de AMLO, del recurso destinado al proyecto CENDI, en algunos estados del país. Ante ello el PT puede perder nuevamente el registro nacional y con mayor razón, en caso de comprobarse, si AMLO decide no ir en coalición por temor a que se le vincule por ello. 

El Frente Ciudadano aún no se pone de acuerdo para determinar sus métodos de elección, sin embargo, para el caso particular de Jalisco, el alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro, más allá de acordar con los partidos aliados, está cerrando acuerdos con el líder de la UdeG Raúl Padilla, quien parece tener lista su decisión de operación política, a fin de seguir con el control total de la Universidad de Guadalajara, a la que no se le puede escatimar su nivel con base al ranking de universidades en el país, pero de la que también ha convertido en un negocio empresarial privado. 

Finalmente, los candidatos independientes, principalmente aquellos que sí tienen condiciones de aparecer en la boleta, ya están en plena campaña, sacando ventaja sobre los partidos políticos, además de que seguramente buscarán la construcción de sus estructuras, desde esta primera etapa de campaña hacia la candidatura, muchos de ellos con propuestas más populistas que con fundamento en un proyecto de nación, este seguramente solo es un poco de lo que nos espera en el cada vez más cercano 2018.

Twitter: @FlavioMendozaNA