Portal informativo de análisis político y social

METÁSTASIS | Policía Metropolitana

METÁSTASIS | Policía Metropolitana

Feb 27, 2016

Derivado de los lamentables hechos en el que terminaron con la vida de tres elementos de la corporación policiaca del municipio de Tlaquepaque, en los límites con Guadalajara, obligaron a los alcances de los municipios del área metropolitana a reunirse con el ojetivo de acelerar la organización en conjunto de la estrategia en materia de seguridad.

La idea de formar una nueva policía metropolitana es un proyecto interesante, que más allá de ser la contraparte del mando único desde el estado, la metropolicía serviría para unificar criterios al respecto de la seguridad pública, homologar salarios de los elementos y que fuera una policia más cercana a los ciudadanos.

Este proyecto ya se experimenta en algunos otros países, por ejemplo en Argentina, Colombia o Ecuador, entre otros. Sin embargo, esta policía lleva un control de la seguridad al respecto de los delitos de menor impacto, es decir, la capacidad que tienen para involucrar su actividad cotidiana con la sociedad y tener una radiografía precisa de la actividad civil, permite un control de los delitos comunes como robos, asaltos, riñas, así como permite el trabajo preventivo y control de espacios públicos a fin de mantener orden civil eficiente.

Sin embargo, esta estrategia no cuenta con áreas especializadas en investigación y operación para enfrentar con mayor rigor al crimen de mayor escala, el crimen organizado, donde principalmente tienen un control los grupos delictivos que dominan el mercado de las drogas y que además cuentan con una estructura numerosa y bien preparada, con armas de grueso calibre y redes de comunicación en ocasiones mucho más grandes que las corporaciones municipales.

Esta actividad delictiva no podría ser enfrentada con la policía metropolitana, simplemente no tiene la capacidad para hacerlo y sería un suicidio dar esa responsabilidad a los elementos de seguridad del área metropolitana. Los ediles de la Zona Metropolitana de Guadalajara deberán replantear responsablemente su estrategia de seguridad pública, pues han solicitado hasta la intervención acelerada de los órganos legislativos federal y estatal para poder realizar los ajustes necesarios al respecto de la controversia en si deban ser la polícia metropolitana o el mando único estatal quienes tendrán el control de la seguridad de los municipios en el estado.

En Jalisco, y particularmente en la Zona Metropolitana de Guadalajara, han crecido los índices de violencia en la última década, con niveles de violencia que describen la crueldad con la que operan los grupos delictivos, independientemente del color o partido político que gobierne, el terreno que ha ganado el crimen organizado solo podrá ser recuperado con la intervención con inteligencia de los tres órdenes de gobierno, sin el interés político electoral de alguno de los actores que intervienen en los ámbitos nacional, estatal y municipal.

La primera impresión que dejan a los ciudadanos es la voluntad política y el respaldo que particularmente manifiesta el gobernador del estado, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, primero con la presidente municipal de Tlaquepaque, independientemente de la deficiencia política que ha presentado para éste y otros temas, así como a los presidentes municipales de la ZMG. La capacidad política de dichos actores será determinante en la efectividad del combate al crimen organizado que permita recuperar la paz y el orden en Jalisco.

@FlavioMendozaNA