Portal informativo de análisis político y social

Metástasis: Presupuesto 2018

Metástasis: Presupuesto 2018

Nov 12, 2017

Por Flavio Mendoza //

La madrugada del pasado viernes se aprobó con 413 votos a favor y 49 en contra, en lo general, el presupuesto de egresos de la federación para el ejercicio fiscal 2018, sin embargo, se presentaron 346 reservas, mismas que se fueron desechando una a una, simplemente no se discutieron en un proceso ya conocido y tedioso durante varias horas. Al final se aprobó en lo particular por apenas 253 votos a favor y 205 en contra, éstos últimos fueron de las fracciones del PAN, PRI, PMC y Morena, que para el caso de los partidos que integran hasta el momento el Frente Ciudadano, tiene que ver con una estrategia para evadir críticas de medios y sectores sociales.

Como ya es costumbre, este voto en sentido favorable en lo general se debe a que dichos partidos fueron parte de los acuerdos en San Lázaro para etiquetar recursos a los Estados que gobiernan, así como para proyectos directos a los municipios, por ejemplo, para Jalisco los recursos asignados cada año al Fondo Metropolitano, de los cuales una mayoría de ellos los ejerce la Ciudad de Guadalajara, por lo que el principal beneficiado es el alcalde tapatío, pues sin recurso extra al presupuesto ordinario, sería difícil llevar a cabo algunos proyectos de impacto social que le permitan presumir avances, así operan la mayoría de partidos y políticos, dentro de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO) donde acuerdan la repartición del pastel.

Y por otra parte el voto en contra y la presentación de reservas es el margen que les permite jugar con el populismo para engañar a la sociedad y decir que no estuvieron de acuerdo, por ejemplo, en el incremento del precio de los combustibles o los incrementos a los impuestos desde la ley de ingresos, de la que también votaron a favor, así como de otros gastos irreductibles como la pensión a los presidentes, misma que se incluye en el proyecto de decreto que aprobaron en lo general, haciéndonos creer que fueran una autentica oposición, quienes votaron a favor en lo general, saben incluso que el acuerdo de la JUCOPO no cambiará y fueron parte de su validación.

México tendrá un presupuesto para el 2018 de 5 billones 279 mil 667 millones de pesos, distribuidos en diversos rubros: la Secretaría de Educación Pública tendrá 280 969 millones de pesos, mientras que la de Gobernación 64 288 millones, la de Comunicaciones y Transportes 26 458 millones, la de Hacienda y Crédito Público ejercerá 26 458 millones, mientras que la segunda con mayor presupuesto sigue siendo la Secretaría de Salud con 122 657 millones. Sin embargo, hay un gasto muy alto en asistencialismo dentro de algunos programas como Prospera con 82 000 millones, la pensión para adultos mayores tendrá asignado 40 000 millones, entre estos 2 programas hay casi la totalidad del recurso que se asigna al sector salud, pero lo peor, es que no existe transparencia, ni eficacia, ni eficiencia de los programas, es decir, hay miles recibiendo una beca o una pensión sin que de verdad la ocupen, eso es un gasto que daña al erario.

En contraste existen programas como el Fomento a la Agricultura que apenas recibirá 16 580 millones y el programa de Escuelas de Tiempo Completo que recibirá 11 243 millones. En general la reasignación de 5 900 millones de pesos adicionales a Educación se debió principalmente a la presión que realizó la bancada de Nueva Alianza, el partido del magisterio, quien dicho sea de paso no está en su mejor momento de relación con el partido en el gobierno, este incremento es, además de las Escuelas de Tiempo Completo, para Educación Inicial y Superior.

En San Lázaro urge una reforma al proceso legislativo, que permita el diseño de un presupuesto base cero, considerando las prioridades del país y la inversión para un proyecto de desarrollo a mediano y largo plazo, con la revisión de cada partida presupuestal, su destino, implementación, eficacia y pertinencia, con los estudios actuariales y auditorías de lo que se considera gasto irreductible, eliminando el asistencialismo, los excesivos puestos de confianza y todo lo que no cumpla con el objetivo presupuestal.

Twitter: @FlavioMendozaNA