Portal informativo de análisis político y social

METÁSTASIS | Promesas incumplidas

METÁSTASIS | Promesas incumplidas

Ago 20, 2016

El Ayuntamiento de Guadalajara se dio cuenta del error que representa el no incrementar el impuesto predial. Esto fue una promesa del alcalde tapatío, una más de las que tienen que recular. El populismo con el que se toman decisiones pensando en la popularidad y estrategia electoral puede representar un riesgo para las finanzas públicas por un lado, pero también representa un exceso para el contribuyente cuando la recaudación de impuestos no se refleja en inversión que favorece a los ciudadanos.

El gobierno municipal informó de la recuperación de 115 millones de pesos en cartera vencida del impuesto predial, luego de comenzar una estrategia para obligar el pago de quienes tenían hasta 5 años o más de evadir la contribución de dicho impuesto, sin embargo, ni con este recurso es suficiente para obtener los recursos suficientes que den solvencia económica al municipio.

Por lo tanto el Cabildo decidió el incremento a la tabla de valor unitario a terrenos y construcciones de entre el 6 y el 8%, con un tope de pago de incremento del 4%, este es el primer engaño, pues aunque existe un tope para el siguiente año, el incremento del valor catastral será permanente. Además de esto se propone la reducción del descuento para quienes pagan puntualmente el predial, bajando del 15 al 10% lo que permitirá un ingreso superior a los 50 millones de pesos, que justifican serán para programas de asistencia social.

Entre la fórmula del decremento al descuento y el incremento al impuesto predial el gobierno de GDL estará recuperando casi el 10% más del impuesto predial. Lo que es significativo para las arcas del municipio, sin embargo lo que el contribuyente quiere es ver avances y soluciones a los problemas de una ciudad que no mejora, que sigue en incremento los índices de delincuencia, que se sigue inundando cada temporal de aguas, que cuenta con vialidades destruidas, mercados en riesgos, espacios públicos deteriorados, etcétera.

Esta decisión de romper la promesa de no incrementar el impuesto predial nos recuerda el anuncio con pompa y platillo del Ejecutivo Federal prometiendo que no habría más gasolinazos, otra medida populista acelerada que no fue reflexionada más allá del impacto en popularidad y estrategia político-electoral, que al final tuvo que modificarse debido a los riesgos que representaba para las finanzas públicas del país el sostenimiento del subsidio.

La recaudación de impuesto no debería ir a programas de asistencia social, no es la responsabilidad de los contribuyentes sostener a las familias que menos tienen, se ha pervertido la asistencia social, debe ir a inversión en obra pública y rehabilitación de infraestructura urbana, a educación pública, salud y promoción económica. Deben los gobernantes dejar de pensar en su carrera y trayectoria política electoral para tomar decisiones acertadas en las políticas públicas.

El populismo se ha vuelto una moda en la práctica de los actores políticos, las decisiones que se toman tienen un cuidado especial por el impacto en marketing político en lugar de un origen de planeación estratégica por un desarrollo sostenible e integral. Ni siquiera creo que sea un error el incremento al predial, es necesario el incremento a los impuestos, pero lo que nos debe preocupar es la facilidad con la que se atreven a proponer los políticos, en un momento de euforia y llenos de soberbia, acciones que representan un riesgo para la administración y las políticas públicas.

@FlavioMendozaNA