Portal informativo de análisis político y social

Metástasis: Se requiere sensatez política y social

Metástasis: Se requiere sensatez política y social

Sep 30, 2017

 

Por Flavio Mendoza //

Los partidos políticos enfrentan hoy una exigencia social que ha provocado un debate nacional, la mayoría de ciudadanos manifiestan más que desconfianza un sentimiento de molestia, que no es para menos, esto se debe a años de evolución del sistema de partidos en México desde su constitucionalización desde la segunda mitad del siglo XX y hasta la creación de la Ley General de Partidos Políticos, tiempo en el que muchos políticos y dirigentes de diversos partidos utilizaron a éstos como agencia de colocación y generación de riqueza a partir de la corrupción.

Los excesos y vicios que se cometieron durante décadas fue la que ocasionó la molestia social generalizada, deteriorando a la clase política y a las instituciones, por ello, ante la contingencia nacional que generaron los sismos, hoy la sociedad exige que los partidos políticos regresen el dinero asignado para el gasto del proceso electoral 2018, un gasto que se elevó considerablemente debido a que el Instituto Nacional Electoral tendrá la responsabilidad de organizar el proceso federal y los procesos locales en los estados donde es concurrente, por esta razón se incrementó el presupuesto, sin embargo a la sociedad no le interesa ello, ni los riesgos que se corren en un escenario como el que se avecina.

Lo que es cierto es que hasta ahora no hay mecanismos claros que garanticen que el destino del recurso ordinario o para gasto de campaña de los partidos pueda llegar a los damnificados, aunque existen rutas jurídicas legales para ello, no hay certeza legal que garantice ello, mientras eso ocurre, a la sociedad no le interesa el costo de la democracia, sino ejercer el poder que ésta le entrega y exigen que se cumpla una orden popular.

El PRI fue el primer partido que renunció formalmente al recurso ordinario de lo que resta del año, un poco más de 280 millones de pesos, se le unieron los que al parecer serán sus aliados electorales el Partido Verde y el Partido Encuentro Social, quienes también solicitaron formalmente su deseo de renunciar al recurso que recibirían en los meses de octubre a diciembre del presente año, los demás aún no hacen la solicitud, porque cabe aclarar, el deseo ciudadano no era que renunciaran al recurso ordinario, sino al recurso destinado para las campañas electorales del 2018 o con mucho respeto lo digo, ni siquiera entienden cómo funcionan los partidos y en qué momentos o con que reglas reciben recursos públicos, así como seguramente también desconocen las reglas de operación, gasto y comprobación que estos tienen.

Un sistema de partidos en éste momento sin financiamiento público corre el riesgo de que éstos sean controlados por poderes fácticos y/o el narcotráfico, quienes ya están filtrados en algunas alcaldías y con relación cercana a gobernadores y legisladores, ahora tendrían en su poder al principal instrumento para acceder al poder, porque tampoco la solución de México son los independientes, para ejemplos hay muchos, incluyendo al independiente de nuestro estado, quien ya presentó a su partido Wikipolítica, quienes seguramente tendrán organización electoral y presentarán a varios candidatos bajo una misma plataforma, pero que utilizarán el populismo para venderse como la solución a la deteriorada política y representantes populares.

Ni que decir de reducir el número de legisladores y que se supriman a los de Representación Proporcional, tampoco es la solución reducir la representación del único poder en donde existe la representación plural y el espíritu democrático por su composición, esto dañaría la agenda social de los diferentes segmentos y sectores sociales, eso también es un riesgo para la democracia de nuestra República, hace falta sensatez de los actores políticos y de la sociedad, asumiendo los costos que esto representa.

Twitter: @FlavioMendozaNA