Portal informativo de análisis político y social

Microsoft compra Skype por una fuerte cifra

Microsoft compra Skype por una fuerte cifra

May 15, 2011

Hace poco informábamos sobre los rumores de compra de Skype por parte de Google o Facebook, pero ambos postores fueron superados sorpresivamente en tiempo y en precio por Microsoft. Advertía del interés de Microsoft, que ya confirmó la semana pasada la compra de Skype. ¿Cuánto pagó?

 

El acuerdo supone la mayor compra realizada por Microsoft en sus 36 años de historia y refuerza la posición de la compañía en el mundo Internet, donde compite con otros gigantes como Google y Apple. Microsoft compró Skype por la ostentosa cantidad de ocho mil 500 millones de dólares. La empresa de ventas e intercambio por Internet, Ebay.com, compró a Skype en el año 2005 por dos mil 600 millones de dólares para integrarlo en su negocio principal, aunque sin resultados prácticos, vendiendo tres años después el 70 por ciento a un grupo de firmas de inversiones, entre las que se encuentran Silver Lake Partners e Index Ventures.

 

Pese a la popularidad mundial de Skype, su servicio de voz IP sigue sin dar beneficios. La compañía ingresó el año pasado 860 millones de dólares, pero arrojó unas pérdidas de siete millones y cuenta con una deuda de 686 millones. Skype conecta más de 663 millones de usuarios en todo el mundo mediante telefonía y video a través de Internet, aunque el número de clientes activos es de 124 millones al mes. En 2010 se consumieron más de 207 mil minutos de comunicaciones en esta plataforma.

 

¿Qué hará Microsoft con Skype?

Ahora, la principal pregunta de los expertos ante la compra de Skype por Microsoft es si los planes de la compañía de Bill Gates son alcanzables. Nadie duda de que Microsoft haya pagado un enorme sobreprecio; el debate es si sabrá qué hacer con la adquisición y justificará la inversión. ¿Ha comprado tecnología, clientes o ambas cosas?

 

De entrada, la compra no supone un problema financiero para Microsoft. La compañía tiene 49 mil millones de dólares en caja y el 80 por ciento de este dinero está en las inversiones internacionales de la empresa, fuera de Estados Unidos. Dado que Skype es una empresa basada en Europa, Microsoft utilizará ese dinero que tiene en los mercados mundiales para realizar el pago y evitar las excesivas cargas fiscales de Estados Unidos.

 

Algunos analistas apuestan a que Microsoft usará Skype para potenciar sus ofertas en el sector de gran consumo más que en el área empresarial. Skype con unos 150 millones de usuarios activos ofrece una plataforma ideal para ello. De hecho, en el correo en el que el director general de Microsoft, Steve Ballmer, comunicaba la compra a sus empleados, los dos primeros productos que aseguró se van a beneficiar de la adquisición son la consola de videojuegos Xbox (para ofrecer videoconferencias desde a través de la televisión) y el sistema operativo para celulares Windows Phone. Luego venía una felicitación para los directores del sistema de comunicaciones corporativas unificadas Lync y el programa de correo Outlook. De hecho, Skype tiene su propia fórmula para las comunicaciones empresariales con Skype Connect, quizá de ahí se pudiera desprender otro uso para la compa.

 

En los comentarios de empleados dentro de la compañía basada en el estado de Washington, se menciona lo que podría ser una segunda burbuja de crecimiento de la Internet. Si se piensa que Microsoft ha pagado tantos miles de millones de dólares por una empresa que eBay vendió por menos hace algo más de 18 meses, Microsoft tiene mucho camino que recorrer para demostrar a los inversionistas que Skype es una pieza clave para la estrategia en línea y de telefonía celular de la empresa.

 

Otros ponen en la mira a Google y no descartan que Microsoft se una a Facebook, de la que es accionista minoritario, para proponer Skype en la red social en una alianza contra Google. En cualquier caso, la oferta de Skype en Windows Phone dará un atractivo que necesita este sistema operativo para smartphones frente a una competencia que le sobrepasa y que ya tiene sus propias alternativas en el terreno de las comunicaciones.

 

En los análisis de primera hora tras la compra, no se considera que Google estuviera realmente interesado en comprar Skype. La tecnología P2P de Skype no atrae a la empresa del buscador, comprometida en la propuesta de una conexión a través de la nube de Internet. En el caso de haberla comprado, Google debería reescribir toda la plataforma tecnológica de Skype.

No faltan, en la enorme cantidad de comentarios que ha desatado la compra, los escépticos radicales, quienes dicen que Skype es ya ampliamente accesible por lo que es difícil aventurar cómo puede ayudar a vender más licencias de Office o Windows; no dudan que el mercado de las videollamadas crecerá pero no están tan seguros que la publicidad de acompañamiento lo haga en igual medida.

 

Por otra parte, las grandes compañías de telefonía en todo el mundo (Vodafone, NTT Docomo, Verizon, AT&T, Telefónica, América Móvil) ven con antipatía a Skype, que utiliza sus accesos a Internet para ofrecer llamadas gratuitas o mucho más baratas, lo que no favorecerá la complicidad de las mismas con Microsoft a la hora de promocionar los celulares equipados con Windows y Skype. Los analistas más optimistas ven a Microsoft jugando un fuerte papel en el campo de la telefonía celular y en el mercado de la comunicación audiovisual a través de Internet.