Portal informativo de análisis político y social

MINUTO 91: Atlas no es como lo pintan

MINUTO 91: Atlas no es como lo pintan

Jun 16, 2012

Por Luis Fermín Anaya Medina *

Una vez pasado el movimiento de compra y venta de jugadores, del análisis a golpe de vista sobre lo que adquirió el Atlas, vienen muchas preguntas, y ninguna respuesta. Habrá que buscar al presidente Carlos Martín del Campo o a su vocero el vicepresidente Víctor Flores Cosío para que aclaren muchas cosas, o confirmen que se han convertido en una “directiva fascista”, como la calificó uno de sus socios que por temor a ser expulsado pide se omita su nombre.

Entre tanta pregunta, las más delicadas e importantes, por obvias razones (su golpeada y raquítica economía), apuntan a ¿cómo le va a hacer la directiva rojinegra para pagar su alta nómina? Tras la llegada de jugadores como los delanteros Vicente Matías Vuoso, Héctor Mancilla, Luis Alonso Sandoval, el defensa “Amaury” Ponce, el mediocampista ecuatoriano Luis “Chucho” Bolaños, más los que ya están como el defensa argentino Leandro Cufré, el delantero Sergio Santana, el portero Miguel Pinto, entre otros. Una nómina que creció bastante, sin duda.

Otra pregunta, ¿de dónde sacó dinero para traer cinco refuerzos? ¿Cómo le hizo?

Ningún integrante de la directiva da respuesta, esa información está encriptada para los socios activos del Atlas. Pero, se dice, que Televisa volvió a negociar con los rojinegros y adelantó otra suma de tres millones de dólares por concepto de las transmisiones de los juegos como local del Atlas, DE CARA A LA TEMPORADA 2013-2014, y que no se la dio en efectivo, sino en la negociación entró el delantero Vicente Matías Vuoso, y ayudó en las demás adquisiciones, obvio, para garantizar la permanencia de Atlas en el máximo circuito, pues ya le invirtió por adelantado, y no quiere que el negocio se le venga abajo, que sus transmisiones se devalúen.

UNA DIRECTIVA FASCISTA

Temeroso, el socio rojinegro calificó de “espantoso” el manejo del Atlas y dijo que todo sigue igual, en la ruta de empeorar aún más, “si no, al tiempo”. Señala que todo está hermético, cuando quieren saber del manejo económico, y por si fuera poco, están amenazados con expulsión si filtran información a los medios de comunicación.

En la pasada asamblea efectuada el 11 de junio, la pretensión era modificar los estatutos, pero no, toda propuesta ajena a lo que “ya llevaba masticado” la directiva fue frenada. Sólo modificaron el que después de que termine su periodo Carlos Martín del Campo en el 2013, ahora la duración de presidente en Atlas será de cuatro años, “para no raspar tanto las relaciones internas en cada elección”, se dijo.

“Nos ganan de todas, todas, traen bien ‘maiciada’ a la mayoría, por eso queríamos modificar los estatutos en el punto de que ya no trabajaran dentro de la institución los hijos de directivos ni los socios activos, pues en cada elección florece la compra de votos, y ahí siguen haciéndole daño a la institución, no hay votos limpios en la elección y es lo que queríamos evitar, votos sucios, comprados”, dijo este socio en el anonimato.

Y es que para asegurar el voto, prometen puestos y negocian sueldos con los socios, darles un puesto a ellos o a sus hijos, o a ellos y también a sus hijos, entonces ya los socios, bajo este interés económico, ya no ven por los intereses de la institución, sino por los propios, y esto llevará al Atlas a un punto sin regreso, de crisis mortal.

“Pero ya todo llegó al límite, la directiva nos ha amenazado con expulsar a quien filtre información hacia la prensa, y están locos, eso es fascismo, ya tienen facultades para expulsarnos, pero es anticonstitucional, somos una Asociación Civil, y algo vamos a hacer”, señaló dicho socio.

PÉRDIDAS POR 170 MILLONES DE PESOS

Una solución podría ser el amparo, para evitar la expulsión, y es probable que recurran a él un buen número, pues no van a permitir que se les siga ocultando información.

Por si fuera poco, Atlas seguirá inmerso en su decadencia económica, pues en los tres años que lleva de presidente Carlos Martín del Campo, las pérdidas, los números rojos están ya en 170 millones de pesos. Se dice que nada más a los clubes les han sacado más de 45 millones de pesos, más lo que se acumule. “No va a haber dinero que les alcance, ya se gastaron los adelantos de Televisa y de la Cervecería Corona, de particulares, en fin”.

A los jugadores les quedan a deber quincenas, y se acumulan, al final de cada torneo les quedan a deber aunque luego saldan deudas. Hoy, la llegada de refuerzos maquilla, tapa un poco la actual problemática rojinegra, pero no va a ser por mucho tiempo, pronostican.

 “Intentan tapar el sol con un dedo, con estos refuerzos que en su momento fueron estrellas, pero ya no lo son, van en decadencia, y si creen que su salvación será el León, se equivocan, ahí está una directiva que ha sido exitosa con Pachuca y lo van a ser también con el León, acaso el Querétaro, pero quién sabe. León va a hacer mejor papel que el Tijuana, ya verán, y sólo les quedará el Querétaro de salvación”, considera este socio en el anonimato, quien recalca que es terrible la situación en Atlas, “Martín del Campo y su equipo son unos fascistas”.

Ante esta situación, el pronóstico para Atlas no es muy halagador, entonces, y se deduce que el Atlas no es como lo pintan, o como lo quieren pintar de cara a este torneo de Apertura 2012.

Todo sigue igual: muchas preguntas, ninguna respuesta. Una nómina sin fondo en cuanto a directiva, empleados, y la más importante: los jugadores. Es el Atlas de siempre, para no extrañarlo.

 

E-mail: patabola@hotmail.com

%d bloggers like this: