Portal informativo de análisis político y social

MINUTO 91: QUIRARTE, UN SHERIFF DESARMADO, NO TIENE QUIÉN LE ESCRIBA

MINUTO 91: QUIRARTE, UN SHERIFF DESARMADO, NO TIENE QUIÉN LE ESCRIBA

Ene 14, 2012

Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Como cualquier director técnico, Fernando Quirarte tiene sus maletas listas. Como cualquier otro mantiene la esperanza de que el equipo de pronto funcione como nunca desde que llegó al timón, que “despierten” los jugadores importantes, que brote talento y sobre todo goles, que es con los que finalmente se ganan los partidos. Y mantiene la esperanza de que surja alguien de fuerzas básicas que cambie dentro de la cancha la forma, el accionar de estas Chivas que corren, que dominan, pero sin idea, y sin goles.

 

Como ex jugador y ex ídolo en Chivas, conoce de la presión que a diario es sometido este equipo por parte de la afición, analistas y dueños mismos. Sabe que nadie ni nada remedia esta situación, que no sean los triunfos. Ya se ha dicho y comprobado hasta el cansancio: “La victoria no lo es todo, es lo único”.

 

Pero hoy, este “Sheriff”, como le apodan a Fernando Quirarte, está desarmado, y con la debida licencia de don Gabriel García Márquez, este sheriff no tiene quien le escriba. Se ha desgastado muy rápido, y ha intentado muchas cosas en la búsqueda de mejorar, pero nada ha cambiado desde su llegada. Y desarmado, porque ningún refuerzo le trajeron y tiene que dar buenas cuentas en dos torneos: el Clausura 2012 y en Libertadores de América. Muy difícil el panorama para Quirarte, y para quien sea.

 

Cuando fue invitado a dirigir a Chivas, Quirarte sin duda sabía a dónde se metía, hacia dónde iba. Se supone que aceptó el reto porque consideró que podía con el paquete, porque a este equipo lo tenía más que visto como gente del futbol y como comentarista en una televisora, pero no es lo mismo ver los toros desde la barrera, que estar frente a ellos dentro del ruedo.

 

EQUIPO ENFERMO

 

Su llegada a Chivas en sustitución del “Güero” José Luis Real no cambió nada en el fondo, sólo la forma. Trajo, sí, nuevos ánimos en el momento, pero eso no alcanzó para cambiar el accionar del equipo, que cerró el torneo como líder general porque ya traía inercia, pero terminó a la baja, y ahí están los números de que cuando fue exigido en un partido importante como el Clásico ante Atlas, no pudo y terminó empatado, tampoco como local pudo con Pachuca ni con Querétaro ante el que perdió, y que después en la liguilla lo eliminó.

 

Jorge Vergara, dueño de Chivas, dijo que iban a ganar todo, como cada arranque de competencia lo asegura, con su clásico baño de saliva. Y perdieron el primer minitorneo Asia-Jalisco, sin anotar gol, empataron con Leones Negros de la Liga de Ascenso y cayeron en el Clásico ante Atlas ¡3-0! Entre los planes estaba ganar los primeros cuatro juegos del Clausura 2012 para llegar tranquilos a la Libertadores de América, pero perdieron el primero en casa jugando horrible ante el Atlante, por 1-0 (desconozco el resultado ante Jaguares).

 

Un Guadalajara sin variantes, que ni más pobre ni más rico en lo futbolístico dentro de la cancha, sigue igual o peor que cuando se cuestionó y corrió al “Güero” Real. Mucho esfuerzo, pero poco talento. Mucha lucha, pero pocos recursos. Muchos deseos, mucha esperanza, pero poca calidad.

 

Y la sintomatología de equipo enfermo sigue manifestándose en las declaraciones del propio Quirarte, su directiva y jugadores. Quirarte comienza a justificar las malas actuaciones, que si se dominó y no metieron el gol, que si los errores, que es el inicio del torneo, que quiere recuperar a jugadores como Marco Fabián, Omar Arellano, “Venado” Medina. Primero que se recuperen con ellos mismos, están perdidos dentro de la cancha.

Mucha saliva y pocos hechos, y saliva es lo que ya sobra en este equipo. Los jugadores aseguran que están con su técnico a morir (otro síntoma, una canción muy tarareada), pero no lo demuestran en la cancha.

 

Fernando ya hizo de todo, se pone a entrenar al parejo del equipo, habla con los jugadores, da explicaciones a la prensa, pero es notorio que él ante el grupo de jugadores es un técnico sin autoridad. Y puede deberse a varios factores.

 

Algo que debe incidir es que el dueño Jorge Vergara cuestionó a Quirarte tras la eliminación ante Querétaro en la pasada liguilla, y Quirarte aguantó las críticas en desacuerdo con la forma de jugar de Chivas que le hizo su patrón, en lugar de renunciar. Pidió refuerzos, dejó en claro las necesidades del equipo que a vistas de todo mundo son claras, y no encontró respuesta. Aguantó, pero eso sin duda le restó credibilidad ante los jugadores, y con ello su autoridad se devaluó.

 

¿QUIÉN SIGUE?

 

Y como se estila en Chivas, a pesar de que se dijo que con Quirarte hasta el final (otro síntoma de enfermedad), eso no basta para que el “Sheriff” recupere esa credibilidad, que una vez perdida, no se vuelve a ganar. Tras la eliminación de Chivas en la pasada liguilla, se habló con el holandés Gus Hiddink, pero éste se negó, ni siquiera pasa por dinero, les dijo, simplemente que por ahora no le interesa trabajar en el futbol mexicano.

 

Corrió el rumor de que estaban ya apalabrados con Manuel Vidrio, ex jugador del Chiverío, y auxiliar de Javier Aguirre en el Osasuna y Zaragoza de España, así como con la Selección Mexicana de Futbol. Incluso sonó también el nombre de Alberto Coyote, ex jugador y ex capitán del Guadalajara, y campeón como director técnico con Chivas en la Sub-17. Luego hay quien menciona nombres desde Sergio Bueno hasta Chucho Ramírez, incluso el nombre de Alberto Guerra y Javier Aguirre. “La situación en Chivas ya superó a Quirarte y al que venga, de aquí de México, Chivas necesita un entrenador europeo”, es lo que piensa un amigo de Jorge Vergara.

 

Pero la verdad es que en este momento la directiva del Guadalajara está a la espera de encontrar el candidato idóneo para darle continuidad y sacar adelante el proyecto de Jorge Vergara, no el que la afición desea, de ver a su equipo campeón torneo tras torneo, y no cada cierto tiempo.

 

No hubo refuerzos que ayuden a terminar con la formación de jugadores muy prometedores que hay en Chivas, y este equipo con Quirarte o sin Quirarte, con quien venga, sin refuerzos va a sufrir, y tiene ante sí dos torneos, además de los jugadores que le quitarán para las selecciones nacionales, principalmente para la Olímpica que estará en los Juegos de Londres 2012.

 

Así las cosas, como están estas Chivas, pobre de Quirarte, va a sufrir mucho de seguir, o como dice la canción “Pobre del que vendrá, qué pena me da…”, ¿llegará Fernando a la fecha 6 del Clausura 2012 como técnico de Chivas? Tiene poco a favor, pero en el futbol la lógica suele perder sentido en muchos casos.

 

FERNANDO QUIRARTE:

El Sheriff  fue despedido del Atlas en el Apertura 2003, después de siete juegos consecutivos sin ganar (dos empates y cinco derrotas). Se fue sin ganar ningún juego en este torneo, su última derrota fue ante América por 3-0. Había llegado en el Apertura 2002, y sus números finales fueron de 12 triunfos, 11 empates y 12 derrotas en 35 partidos de Liga.

 

-Tras coronarse campeón con Chivas en la temporada 1986-87, Quirarte fue vendido por su entonces presidente Marcelino García Paniagua (qepd) al Atlas, el odiado rival de los rojiblancos, cuando el deseo del zaguero Chiva era ir a jugar al futbol francés, en donde tenía propuesta. Después jugaría con los Leones Negros de la Universidad de Guadalajara, en donde se retiró en 1990.

 

-Quirarte debutó como entrenador dirigiendo al Santos Laguna, con el que fue campeón, después dirigiría al Atlas del Apertura 2002 al Apertura 2003, luego dirigió a Jaguares de Chiapas durante el Clausura del 2005. Fue también auxiliar de la Selección Olímpica (Sub-23) en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 y formó parte del cuerpo técnico de Bora Milutinovic en la Selección Mexicana.

 


Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
468 ad