Connect with us

OPINIÓN

Movilidad, problema sin resolver

Published

on

Por Alberto Tejeda //

La movilidad en la ciudad es uno de los grandes problemas sin resolver, no es nuevo, no es de hoy, tampoco de un año, menos de la pasada administración, se remonta a varios sexenios y se agravó conforme pasaron los años, administraciones iniciaron, prometieron y aseguraron que “ahora sí” solucionarían el problema, pero la realidad nos dice que no lograron solucionar el problema, porque hoy en día es ya un gran problema, que no solo ocasiona caos todos los días en la ciudad, calles y avenidas colapsadas por el tráfico, algo que ya es habitual en el Área Metropolitana de Guadalajara (AMG), esto trae consigo mayor contaminación, pero además las deficiencias en la movilidad urbana generan accidentes, en muchos casos cobra vidas humanas.

Durante la pasada administración se dieron algunas mejoras como fue el inicio del proceso de depuración de la corporación para dar paso a una nueva generación de elementos, en su mayoría mujeres seleccionadas bajo determinados parámetros como lo son nivel de estudios de licenciatura, preferentemente en derecho, estatura mínima, complexión y condición física, así como aprobar exámenes de control y confianza.

Todo esto ha llevado a disminuir los índices de corrupción que por años se acusó de parte de los elementos de la Secretaría de Movilidad hoy Secretaría de Transporte de Jalisco, pero si bien es de reconocer estas mejoras son al interior de la corporación. Ahora esperemos que se siga renovando y adicionando personal capacitado bajo los parámetros mencionados que poco a poco generen mayor confianza en la sociedad.

Es positivo también la creación y crecimiento del programa Salvando Vidas, mismo que debe permanecer y fortalecerse. Sin embargo donde se ha visto retroceso es en el área de transporte público, si bien es cierto que en su momento se logró meter en cintura a los camioneros con Edith Rivera al frente de dicha dirección, se convirtió en el terror de los camioneros a quienes les realizaba inspección de las unidades de forma aleatoria en las calles, quienes de plano no cumplieran o así lo ameritaban se les retiraba la unidad para irse al corralón con su respectiva multa, otros muchos más, fueron multados por diversas faltas al reglamento de tránsito. Todo esto cambió con la salida del entonces secretario de movilidad Mauricio Gudiño y la llegada de Servando Sepúlveda, pues fue la inminente salida de Edith Rivera. Esto fue la navidad para los transportistas pues volvieron a las andadas. Ésta es un área delicada que se debe reforzar en esta nueva administración.

Lo dije en su momento y el tiempo me dio la razón, Servando Sepúlveda no pudo con el encargo que era la SEMOV, no logró meter al TP en cintura, no logró eliminar por completo la corrupción en el área de licencias. Quiero creer que fue por falta de tiempo y no por falta de capacidad o de querer realizar dichas mejoras.

Pero lo complicado viene ahora con Diego Monraz, ya fue titular de la entonces SVyT en el sexenio de Emilio González, tal vez, el peor gobernador de Jalisco. En su momento se le acusó a Monraz de corrupción, por ejemplo ya casi al terminar su periodo la compra de chalecos en color azul y cascos para motociclistas que no cumplían con la norma establecida, por lo tanto jamás se utilizaron. Hoy regresa y dudo mucho que las cosas vayan a ser distintas, porque él sigue siendo el mismo al que se le acusó de corrupción, negligencia, prepotencia y excesos.

La movilidad en la ciudad es más que camiones, coches, motos, bicis y personas. Es mucho más complejo que todo esto, se tiene que ordenar al transporte público, exigir que cumplan con lo establecido para prestar un servicio de calidad y seguro para los usuarios. Meter en regulación a los Uber y similares pues ahora ya han caído en abusos y deficiencias en el servicio como lo es con la tarifa que muchas veces resulta un abuso. Ordenar y exigir a los taxis mejorar servicio.

Hacer calles y avenidas más seguras y transitables también para los peatones, porque se ha descuidado y es ahí donde se deben coordinar con los municipios para reparar calles y banquetas, señalizar y balizar. No es inventar la rueda, es mirar a donde se hacen las cosas bien, no, a Bogotá no, ahí siempre nos venden caro y nos timan. Requiere de compromiso para querer hacer las cosas. Espero se refuerce Salvando Vidas, se elimine la foto infracción, un transporte digno y no querer solucionar todo con ciclo vías que no se interconectan entre sí.

Comments

comments

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OPINIÓN

Los Hombres del Poder: Los primeros cien días de Alfaro

Published

on

Por Gabriel Ibarra Bourjac ///

La política y el gobierno es como el béisbol, lo importante no es como inicia, sino como termina. Los gobiernos federal y estatal que encabezan Andrés Manuel López Obrador y Enrique Alfaro, han sido contrastantes. Por un lado el gobierno de la 4 Transformación pareciera que juega en las carreras de la Fórmula 1 por la forma de pisar el acelerador, se ve que tiene mucha prisa, mientras que en Jalisco, el carro de la Refundación como que trae el freno puesto.

El escenario ha sido altamente complicado para el gobernador de Jalisco. Los primeros 70 días Alfaro tuvo que jugar vencidas con el Presidente de México, con el argumento de que el gobierno federal le negaba a Jalisco los recursos que en justicia le correspondía. En ese lapso desplegó una agenda en la prensa de la capital del país, para mostrarse como el anti-López Obrador.

Finalmente, Presidente y Gobernador firmaron la pipa de la paz, concretándose apenas hace diez días y así López Obrador anunciaría que los 3 mil 500 millones de pesos que hacen falta para concluir la Línea 3 serían canalizados para que dicha obra quede concluida a finales del presente año.

En los últimos tiempos los gobiernos se han puesto una serie de compromisos en los primeros cien días de mandato, en los que delinean el tipo y estilo de gobierno que los distinguirá, principalmente los compromisos que asumen y las transformaciones que pretenden realizar.

En el caso particular del gobernador Enrique Alfaro estos primeros cien días fueron muy complicados, se metió en problemas por derecho propio, generándole un costo muy alto en su popularidad, lo que no había sufrido durante los tres años que fue alcalde de la capital de Jalisco.

De entrada Alfaro vivió una confusión entre el gobernante y el líder opositor. El chip no lo cambió. No entendió que vivía una nueva realidad. El PRI ya no era gobierno, lo había sacado, más bien ahora tiene que mostrar que todo aquello que criticó de gobiernos corruptos e ineficientes le toca hacer la transformación y la renovación.

Desde la campaña ofreció llevar adelante un cambio de fondo de estructuras con su Refundación, que aún no ha logrado bajar a los ciudadanos, más allá de foros cupulares organizados desde el Congreso del Estado para explicar lo que quiere y que se traduce en un nuevo Pacto Social cuando el Gobierno es ineficaz y no puede responder a nueva realidad que vivimos y qué mejor forma de expresarlo que la tremenda inseguridad que sufrimos, cuando el Estado es incapaz de darnos seguridad, razón de ser del Contrato Social de Juan Jacobo Rousseau.

Obviamente que 100 días son muy pocos para reorientar el barco tan agrietado que es el gobierno, Alfaro es un hombre con carácter pero con demasiada mecha corta que complica la construcción de acuerdos con la sociedad, como quedó demostrado con el encontronazo que tuvo con los grupos feministas de Jalisco al mostrarse incapaz de sostener un diálogo con quienes piensan diferente.

El gobernador se ha visto extraviado en su comunicación, con muy poca tolerancia, que si quiere reencauzar, tiene que serenarse y replantear para superar sus equívocos, entendiendo la gran responsabilidad que implica ser un gobernador de un Estado como Jalisco. Es un grave error estarse peleando un día sí y un día también con los reporteros.

EL TEMA DE LA SEGURIDAD

Alfaro en los próximos dos o tres meses tendrá que resetearse, debe corregir sus enfoque equivocados, su gobierno apenas está empezando y debe poner la mayor atención en el tema de seguridad que de acuerdo a los resultados será como lo calificará la sociedad.

El recibimiento que ha tenido como autoridad en estos tres primeros meses por los grupos criminales son terribles, no hay respeto. Los demonios están desatados, tienen hambre y sed de sangre. Son cerca de 700 homicidios los que se han perpetrado por el Estado, la gran mayoría en la Zona Metropolitana. Para mala fortuna a Alfaro le toca vivir y enfrentar la peor crisis de inseguridad que vive la entidad en su historia moderna, porque a ese ritmo de crímenes, el año podría terminar rondando 3 mil vidas perdidas en Jalisco.

Alfaro Tiene el apoyo del Gobierno federal que prometió enviarle 1,600 elementos que empezaron a llegar hace dos semanas, sin embargo, la contención aún no la vemos reflejada, pues si bien unos días son dos o tres homicidios, pero de repente aparecen 20 cadáveres allá en un canal pluvial de Ixtlahuacán.

La Refundación debe pasar primero por el tema de seguridad, por los cuerpos de seguridad estatales y municipales, inversión con tecnología, capacitación, incluyendo a la Fiscalía que requiere mayor personal y equipamiento tecnológico.

El gobernador ha recriminado al Poder Judicial la corrupción que está enquistada con los jueces que liberan a los delincuentes que detienen, puede tener razón, pero hay un problema también en la prevención y en la procuración de justicia. ¿Cuánto va a invertir en estas áreas? ¿De qué tamaño será la reingeniería?

Si Alfaro no resuelve el tema de la seguridad, será uno más que llegó al gobierno y falló. La energía y tiempo del gobernador debe de concentrarla en ese grave problema que el Estado cuyo contrato social dejó hace buen rato de tener vigencia. Aquí es donde debe entrar el Pacto Social del Estado, como Contrato Social renovado de Juan Jacobo Rousseau de lo que debe ser el Estado Moderno funcional.

Comments

comments

Continue Reading

OPINIÓN

Videocolumna Metástasis: Urge una reforma al Ipejal

Published

on

Malos manejos y dispendio de dinero en el Ipejal durante varios sexenios del Gobierno de Jalisco:

Comments

comments

Continue Reading

OPINIÓN

Metástasis: Metástasis en Ipejal II

Published

on

Por Flavio Mendoza ///

Para poder terminar con los abusos y excesos no es suficiente sólo con el discurso y los golpes espectaculares, se debe ser consecuente con la intencionalidad de terminar el saqueo del recurso de más de 150 mil afiliados al Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco (Ipejal), al respecto de la columna Metástasis de la edición 479, hablé de los problemas de grandes inversiones y me enfoqué en las pensiones doradas de más de 60 personas que perciben más de 100 mil pesos al mes, la mayoría de ellos políticos que se beneficiaron con un puesto de elección o de confianza y se jubilaron con el doble, triple o más de lo que anteriormente percibían en sus puestos o plazas anteriores, lo que puede ser legal en algunos casos pero de ninguna manera legítimo.

La actual administración que arribó al Ipejal con la llegada del nuevo Gobierno en el Estado, realizó una serie de modificaciones a las percepciones de los trabajadores, el problema es que no fue sustancial el incremento a los trabajadores de base, a ellos se les incrementó aproximadamente el 12%, desde el personal de limpieza, veladores, auxiliares administrativos, hasta abogados y contadores, entre otros, cuyo sueldo se benefició con cerca de 700 pesos, quienes son la mayoría de los mas de 1600 trabajadores activos en el Instituto y quienes cotizan también a éste.

Sin embargo existe un incremento sustancial para los puesto que llegan con el nuevo director, la mayoría ex colaboradores de los gobiernos municipales en pasadas administraciones y activistas políticos de los grupos cercanos al Gobernador, estos incrementos van desde el 30% hasta el 70% en algunos casos, por ejemplo, se crearon nuevas direcciones generales con un sueldo mensual de $65, 844.36 hasta $72.626.88, algunas de éstas funciones en la pasada administración percibían 30% menos, otro ejemplo son las direcciones de área que en algunos casos como la Dirección de Comunicación Social que durante la administración pasada tenía un sueldo mensual de $24,233.90 se incrementó en la actual administración $41,103.48 con un aumento del 70 por ciento.

Cabe mencionar que dichos puestos de confianza llegan con cada administración, siendo propuesta del Director del Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco, además los que ya estaban cotizando en el Instituto por anteriores puestos pueden tener la posibilidad de jubilarse con pensiones altas,

hasta el doble de lo que percibían en otras funciones desde otras dependencias, el sueldo incluye apoyo a transporte para todos los puestos de confianza que se paga en la quincena 2 de cada mes.

Para los 150 mil afiliados al Instituto de las diferentes dependencias y OPD´s, principalmente los trabajadores de base, el Ipejal paga servicios médicos al IMSS, mientras que para los 1637 trabajadores del Instituto se pagan servicios médicos y hospitalarios particulares, que incluye la cobertura para las familias o dependientes de ellos, otro tema a revisar sobre el gasto del Instituto.

Finalmente sobre las inversiones en diferentes proyectos del recurso de Ipejal, la responsabilidad no es sólo del Comité de Inversiones, es responsable de las pérdidas por Abengoa y Transportes Marítimos Mexicanos, así como del riesgo en Chalacatepec y Villas Panamericanas, entre otros convenios y fideicomisos, el Consejo Directivo del Instituto de Pensiones, pues con base a lo que establecen los artículos 153 y 158 de las obligaciones del Consejo Directivo y sobre las Reservas e Inversiones, por lo que no puede eximirse de responsabilidad y en su caso, enterarse de lo que es facultad del mismo para consecuentemente actuar con responsabilidad, tratándose de un tema tan delicado, incluso debe investigarse la posibilidad de negocios personales en cada una de estas inversiones y otros contratos con proveedores por los responsables en el Ipejal.

El Instituto no puede ser una agencia de colocación de espacios y nóminas por intereses personales y/o políticos, urge una reforma que impida que el recurso de los afiliados se despilfarre o utilice en otros fines no convenientes para la salud financiera del Instituto más sólido financieramente del país.

Twitter: @FlavioMendoza_

Comments

comments

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2017 Conciencia Pública