Portal informativo de análisis político y social

Ni un paso atrás

Porque dar marcha atrás en la lucha contra la delincuencia, significaría empeorar la situación, tal como lo advierte el Presidente Felipe Calderón, los mexicanos no daremos ni un paso atrás en la suma de esfuerzos con las autoridades e instituciones para vencer con el imperio de la ley a los criminales.

Es por ello que responsablemente, el Gobierno Federal mantendrá la batalla contra la impunidad delictiva, toda vez que “si nos retiramos, vamos a dejar que gavillas de criminales anden impunemente en todas las calles de México, agrediendo a la gente, y sin que nadie los detenga”.

En consecuencia, llegó el llamado a redoblar esfuerzos entre mexicanos y autoridades, en donde nuestra comunidad denuncie oportunamente a los malandrines, y los gobernantes actúen con determinación para llevarlos frente a la justicia.

Efectivamente, “no se trata de pedirles a los ciudadanos que hagan lo que corresponde a la Policía o al Ministerio Público, pero lo que sí es indispensable es la comprensión y el apoyo de toda la sociedad, porque hay quienes, de buena o de mala fe, buscan detener la acción del Gobierno”.

Está claro que a nadie nos gusta la violencia y para acabar con ella tenemos que combatir sus causas y a quienes la provocan, es por eso que debemos reconocer que el Gobierno Federal enfrenta con arrojo, valentía y determinación este problema.

Esfuerzo en donde para todos es claro que se necesita depurar y profesionalizar a las policías, así como poner en marcha un nuevo sistema de Justicia Penal: más transparente y más eficiente; es decir, acabar con la cultura de la impunidad y sembrar una nueva cultura de la legalidad, donde todo mundo cumpla la ley y, quien la viole, pague por sus delitos.

Estos son cambios que requieren tiempo y un gran esfuerzo para poderlos cristalizar, insistió en su mensaje a la Nación, el mandatario Calderón: “Porque valen la pena, son la única base sólida y duradera de un futuro de seguridad con justicia”.

En consecuencia, los ciudadanos nos unimos a su llamado porque los gobiernos de los Estados y Municipios fortalezcan rápidamente a sus policías y ministerios públicos, confirmándose ahora que efectivamente cuando dispongamos de únicamente 32 cuerpos policíacos confiables y bien capacitados, y 32 procuradurías honestas y capaces, una por cada Estado de la República, ese día vamos a ganar la batalla contra la delincuencia.

Es indiscutible que al mismo tiempo, los ciudadanos debemos fortalecer nuestros mejores valores, así como evitar que nuestros niños y jóvenes crezcan pensando equivocadamente que es posible conseguir riqueza sin trabajo, o éxito sin esfuerzo.

Por consecuencia, México tiene Prisa por una cultura de la legalidad, una cultura de respeto a la vida y a los demás; una cultura de justicia y honradez, en donde cada quien haga lo que le corresponde en nuestra comunidad, desde el núcleo fundamental que es la familia, en la firme convicción de que sumando esfuerzos, lo mejor está por venir.

 

* Es consultor y empresario

E-mail: rapo@rapo.com.mx