Portal informativo de análisis político y social

NO SE HAGAN BOLAS

NO SE HAGAN BOLAS

Oct 23, 2011

Un día, hace como 10 años, cuando ganaba sólo el PRI, cuando la efervescencia política tenía al país sumergido en la especulación sobre quién sería el candidato presidencial, Carlos Salinas de Gortari siendo presidente República puso fin a las elucubraciones y versiones que generaban inquietud entre los priístas del momento: “No se hagan bolas, el bueno es Colosio”.

Viene al caso hoy la frase acuñada por Salinas porque parece que hay algo de confusión respecto a quién será el próximo candidato a gobernador por Jalisco, ya que existe una lista y los miembros de cada equipo de los “suspirantes” se empeñan en decir sus propias versiones sobre la marcha del proceso –de facto– en el camino a elegir el llamado “abanderado del PRI”.

Todos, sin excepción, cuando se les pregunta sobre la marcha de su candidato dicen que
“vamos bien” sin importar el sitio que ocupen en las encuestas. Las  encuestas, sin embargo, son el único indicador que se tiene al momento para decir quién tiene más posibilidades que los demás a nueve meses de las elecciones para gobernador. El otro indicador es la rentabilidad que le pueda ofrecer al “gran elector” Enrique Peña Nieto, quien sin duda será el candidato presidencial por el PRI e influirá en la decisión de este partido para definir al candidato para Jalisco.

Tomando en cuenta que en la mayoría de los procesos electorales recientes el PRI ha decidido por “el que garantice más votos” y no por el mejor político, podríamos decir que el CEN tomará en cuenta justamente los mismos indicadores, los de las encuestas, para decidir al abanderado a gobernador.

 

Dicho lo anterior, no existe una sola encuesta que diga lo contrario a que Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, no le lleve la delantera a todos los que se ha dicho que aspiran a ser candidato a gobernador. Las encuestas más apretadas le dan más de 10 puntos por encima del siguiente en la lista que es –siempre– Arturo Zamora, anterior candidato a gobernador. Y en el tercer lugar si hay variaciones, pues muchas ponen a Ramiro Hernández y otras –las que lo consideran– a Miguel Castro Reynoso. Y el resto –con su perdón– es “pedacera”. Aristóteles Sandoval, dicen las encuestas, le ganaría incluso a cualquiera de los que llevan la delantera en las otras fuerzas políticas que serían Alfonso Petersen por el PAN y Enrique Alfaro por el PRD (aunque no esté allí).

Ciertamente se han movido los indicadores de los demás. Algunos han crecido en las tendencias, pero sin alcanzar al alcalde tapatío. Hay que establecer que Aristóteles no está haciendo campaña y esto le da cierta desventaja si se le puede llamar así. Además, en su calidad de líder de la
competencia, es el objeto de todos los ataques: los de la oposición y también los de su partido. Sandoval vive en un fuego cruzado ya que por un lado su partido no lo respalda, ni siquiera como priísta y además están todos los priístas que apoyan a otro aspirante –como los de Ramiro– que se empeñan no sólo en no darle traro de tricolor, sino de tratar de “bajarlo” de las preferencias. El alcalde de Guadalajara está además bajo la lupa de todos por su circunstancia. Sin embargo, sigue siendo el líder en las encuestas.

Hay quienes insisten en que “no va a llegar”, que “trae mucha cola”, que “Peña va a elegir a… (Otro)”, y lo cierto es que nada de esto es cierto. Con los elementos actuales, calculando lo que pasará una vez que inicien las condiciones y dado el presupuesto y posición política que tiene el Presidente Municipal tapatío, yo diría que no hay que hacerse bolas, el candidato será Aristóteles.

 

E-mail: alfonso_marquez@hotmail.com