Portal informativo de análisis político y social

NUESTRAS BARBAS A REMOJAR

NUESTRAS BARBAS A REMOJAR

May 29, 2011

Como ya lo habíamos acusado en entregas anteriores y reiteramos que así como en Siria, Egipto, Libia o España, puede ser Zapopan, el Estado de México o nuestro País, donde tengamos que poner atención a los reclamos de los ciudadanos que no encuentran eco en sus gobernantes, que supuestamente los representan, tal como refiere la sabiduría popular, “cuando veas las barbas de tu vecino cortar”, habremos de poner sin duda, las nuestras a remojar.

Dos semanas de plantón en las principales plazas públicas de España, aunadas a las manifestaciones en otras latitudes del mundo, evidencian el espíritu de hartazgo social y demanda por un cambio inmediato.

Indignados con el sometimiento de los intereses partidistas y no a las necesidades de los ciudadanos, indignados con la profunda corrupción en algunas instancias gubernamentales, indignados con algunos engaños y mentiras de quienes controlan los poderes públicos, muy indignados con la pobreza, el desempleo y la desigualdad de nuestros semejantes, indignados con la simulación y la complicidad de quienes dicen representarnos, indignados.

La desesperación de las nuevas generaciones es ineludible, y el cansancio de las no tan nuevas es palpable, y parecieran estar dispuestas a todo, incluso desde la plataforma de la sinrazón y la anarquía, a destruir todo lo que tenga que ver con el estado de cosas actuales que premia al abusivo y evasivo del poder (Siria, Egipto y Libia), además de negarle legítimas oportunidades para su progreso.

Un efecto inmediatista en España fue quitarle el poder al PSOE en las pasadas elecciones comunitarias para entregarlo condicionadamente al Partido Popular, ante el creciente repudio a la ineficiencia del socialista, José Luis Rodríguez Zapatero.

Las tomas de plazas públicas hablan de la insatisfacción de los ciudadanos con respecto a los convencionalismos sociales que hasta ahora soportan las estructuras del poder gubernamental, y los Partidos que oyen pero no escuchan, que prometen pero que no cumplen, que saben lo que tienen que hacer, pero que por conveniencia electorera, siguen posponiendo indefinidamente respuestas a las demandas comunitarias.

Ahora el llamado se dirige a nuevos rostros, a nuevas generaciones, a nuevas actitudes y nuevos comportamientos, que no necesariamente tienen que ver con la edad, sino con el vínculo con la sociedad y el compromiso de dar resultados, en condiciones justas y equitativas para todos, rumbo a prácticas transparentes y plenas en rendición de cuentas; se trata de tomar decisiones horizontales y consensadas, de buscar cómo sí se pueden resolver los problemas, de innovar soluciones y aprovechar las tecnologías.

Es un llamado colectivo sin manipulaciones extrañas u obscuras, puesto que no se trata de cambiar para seguir igual o peor, eso es una contradicción. México tiene prisa de cambiar para recuperar la credibilidad y confianza entre nosotros mismos, de recuperar los espacios comunes y restañar el tejido social, con firme determinación de desterrar la injusticia y abrirle paso a la esperanza de que lo mejor está por venir.

* Es consultor y empresario

 

http://www.mexicotieneprisa.entv.mx

E-mail: info@rapo.entv.mx