Portal informativo de análisis político y social

NUEVOS CUADROS | La cuestión hidráulica en Guadalajara

NUEVOS CUADROS | La cuestión hidráulica en Guadalajara

Feb 18, 2016

Quiero hacer una invitación a hablar de un tema un poco fuera de temporada, pero de gran interés para los tapatíos, que además nos puede dar un poco más de conciencia ciudadana. De junio a septiembre en temporada de lluvias nuestras calles se inundan, sobre todo en las zonas cercanas a avenida patria y plaza del sol suelen haber destrozos graves. Se estima que el promedio de pérdidas provocadas por inundaciones solamente en Guadalajara es de más de 600 millones de pesos anuales, una cantidad impresionante que solemos pasar por alto.

En Guadalajara existen doce ríos entubados, entre los que destacan el de San Juan de Dios y Atemajac entre otros. Hace más de cien años, en la época del porfiriato fueron comenzadas las obras para cubrir el río que se había visto contaminado con el propósito de darle pie a la calzada independencia y poco a poco generar la gran urbe que todos conocemos hoy en día; el problema es que la gente de ese tiempo no pensó en nosotros los más jóvenes, que ahora tenemos que lidiar con el problema de las inundaciones.

Al realizarse ésta obra se perdió la visión sobre el cauce de los ríos, que naturalmente aumenta su tamaño y al no poder acaudalarse en su curso natural, el agua se desborda hacia otros lados en vez de seguir su paso original. Esto trae como resultado las catastróficas inundaciones presentadas por ejemplo en calzada independencia. En los años cuarenta ya se presentaba este problema de forma terrible y la gente que quería cruzar de forma segura la calzada les pagaban 2 centavos a unos hombres que se dedicaban a llevar a las personas al otro lado de la calle mediante unas pequeñas tablas flotantes.

Si no se hubiera entubado el río posiblemente nos hubiéramos dedicado a limpiarlo y quizás hoy en día sería como el río Sena de los franceses o el río Támesis de los ingleses que se han convertido en un verdadero patrimonio histórico y un importante atractivo turístico.

¿Podemos recuperar nuestros ríos? en realidad me parece poco probable en nuestra situación actual, porque además del costo económico que supondría desentubarlos, la ciudad se vería envuelta en un caos vial.

En 2007 el SIAPA realizó un estudio al cual le llamó PROMIAP (programa de manejo integral de aguas pluviales) en el que se plantea una solución contra las inundaciones en Guadalajara. No se trata de hacer grandes obras de infraestructura, sino de aplicar las mejores prácticas de manejo a nivel internacional y de concientizar a la gente.

¿Qué podemos hacer para ayudar? Hace tres años se aprobó en la ley del agua del estado de Jalisco el artículo 86 bis que establece la responsabilidad de los ciudadanos para retener los volúmenes de agua que genera su construcción.

Esto se refiere a las técnicas que hoy en día se utilizan en Europa para controlar el flujo pluvial que tienen que ver con la responsabilidad de todos los ciudadanos, porque al construir una vivienda se impermeabiliza el suelo y el agua ya no puede infiltrarse de forma natural al subsuelo. Con ésta ley se busca regular el flujo pluvial al hacer una construcción de forma ecológica.

Podemos ayudar más aún en época de lluvia si dejamos que el agua se estanque un poco en nuestras azoteas por ejemplo, para que ésta no fluya toda al mismo tiempo y provoque una severa inundación, además si el suelo de nuestra casa es impermeable buscar alternativas más amigables con la naturaleza que si permitan la infiltración del agua. Cuidar Jalisco es responsabilidad de todos.

Mario Francisco Rueda Rubio