Portal informativo de análisis político y social

Opinión: ¿A quién culpamos por lo que dejamos de ver?

Opinión: ¿A quién culpamos por lo que dejamos de ver?

Dic 2, 2017

Por Ramiro Escoto Ratkovich //

Ya es lamentablemente cotidiano el reporte matutino sobre la calidad del aire en la Zona Metropolitana de Guadalajara, las zonas que amanecen con altas concentraciones de contaminantes y las activaciones de pre contingencias y contingencias que se advierten por redes sociales y algunos medios de comunicación.

Pero lo que más impotencia da, es lo que dejamos de hacer como sociedad, que se mantiene en la postura de criticar y no accionar, culpamos a la autoridad, pero se nos olvida que somos corresponsables de que esto que respiramos también es falta de acción y conciencia.

Si bien es cierto, se nos invitó hace años a entrar a un plan de verificación vehicular, muy pocos entendieron que además de prevenir y conservar hasta cierto punto el medio ambiente el proyecto contemplaba la responsabilidad de que, al adquirir un automotor, éste tiene que estar en su preciso mantenimiento, y que si bien, costaba, esa inversión también permitía larga vida a ese patrimonio. Pero no fue así, algunos talleres lucraban de más, las autoridades veían en esas “concesiones” un modelo de negocio y entonces la buena iniciativa se convirtió en punto de desacuerdo y de cuestionamiento.

El tan proyectado macrolibramiento se abrió, y con todo y eso, seguimos viendo circular la inconsciencia, la comodidad y la prepotencia de los camioneros que siguen entrando a la ciudad por donde ya no deben, pero aquí la corresponsabilidad de las autoridades de movilidad que no han sabido poner el freno, pues los folios no les hacen nada porque sus placas son federales, ahí opera la mordida, la displicencia o de plano, y lo peor, la costumbre de que eso pase por encima de la ley.

En Tlajomulco hay habitantes que no tienen una pantalla para ver cuántos puntos Imeca tienen en la zona, de hecho no saben, no entienden qué es un Imeca, no todos tienen facebook o twitter para seguir la cuenta de Semadet o no todos sintonizan un medio de comunicación en el preciso momento donde se informa de la calidad del aire; pero ello no les ha hecho desarrollar un instinto que dicen, hasta con la mirada detectan qué tan contaminado está el aire que respiran.

El tema no está en la inversión para colocar pantallas, centros de monitoreo y más, está en lo que en el día a día dejamos de hacer para conservar lo poco que nos queda; seguimos viajando en autos en donde sólo vemos a un conductor, pudiendo generar “Rondas” entre vecinos o compañeros de trabajo, podemos incentivar el transporte escolar como una buena medida de movilidad que además genera ahorros importantes en tiempo y combustible, creer que en lugares complicados y de mucha densidad de tráfico, los camiones repartidores trabajen en horario nocturno, facilitando que las vías estén más despejadas.

Sembrar árboles, fomentar que los niños los cuiden y a la vez respeten, tomar en serio que el aire puro se agota, creer que la contaminación mata y está generando mutaciones en virus y otras bacterias, no creer que la solución está en el hoy no circula, dejar de usar bolsas plásticas en el supermercado y llevar nuestra propia caja de cartón o una bolsa para ese propósito que pueda ser usada una y otra vez, recuperar el jardín de las cocheras, regarlo de noche, crear nuestros bancos de oxígeno personal que sirva como salvaguarda en este tiempo donde las contingencias ya tienen duración de hasta 2 días.

No hay tiempo para lamentaciones, ni de echar culpas al pasado a los sistemas o programas gubernamentales.Tu qué haces para tener una calidad de vida que se base en la ecología y respeto al medio ambiente?…comencemos por ahí y si hay tiempo, repartimos mejor responsabilidades y no culpas.