Portal informativo de análisis político y social

Opinión: Auditor Superior en Jalisco

Opinión: Auditor Superior en Jalisco

Dic 17, 2017

Por Héctor Romero Fierro //

VARIOS DE LOS QUE PARTICIPAMOS EN LAS DIVERSAS CONVOCATORIAS NO BUSCAMOS LLEGAR PORQUE BUSQUEMOS TRABAJO O POR INTERESES POLÍTICOS, LO HICIMOS PENSANDO EN QUE PODÍAMOS CONTRIBUIR A ENGRANDECER JALISCO, Y NOS QUEDAMOS SATISFECHOS CON EL NOMBRAMIENTO DEL AUDITOR.

Nuestro Estado debe estar contento, al menos, con el nombramiento de Auditor Superior del Estado porque ahí funcionó el Sistema Estatal Anticorrupción a pesar de algunos diputados. El nombramiento recayó en alguien que tiene, juventud, conocimiento, capacidad y la experiencia suficiente para enfrentar y limpiar el más grande monstruo de corrupción del Estado de Jalisco, que fue en lo que convirtió Alonso Godoy a este importante órgano, me refiero al Dr. Jorge Alejandro Ortiz Ramírez.

Lo más importante es que, llega sin compromisos ni siquiera con el Comité de Participación Social, ya que ostentó el primer lugar de la lista con la calificación más alta posible y entonces, simplemente porque fue el mejor de todos los que participamos, y aunque todos los involucrados, incluyendo el Comité, pretendían que fuera otra la persona designada, imperó lo que debemos llamar la fuerza ciudadana. Destaca que con su experiencia y conocimiento adquirido en un puesto clave de la Auditoría Superior de la Federación (vale la pena conocer su amplio currículum) sabe que el Auditor se convierte en un puesto que siempre tiene amigos falsos y muchos enemigos reales, también sabe que las fuerzas políticas intentarán, en el sentido político de la palabra, seducirlo y que no puede conducir la ASEJ tratando de quedar bien con la Prensa o intentando hacer carrera política.

La ASEJ y esas aspiraciones no coinciden. Incurrir en una de estas conductas, sería echar por la borda el esfuerzo de muchos que combatimos durante años lo que pasaba en ese órgano. El 12/08/16 escribí en un periódico local que la salida de Alonso Godoy era un gran triunfo de la sociedad jalisciense, donde destacaron en su lucha de años Clemente Castañeda, Pablo Lemus, Margarita Sierra, Juan José Frangie y Oscar Benavides, Cecilia Díaz Romo, Augusto Chacón, Germán Petersen, el “negro” Soto, Salvador Cosío, Moisés Mora, Jaime Barrera, Modesto Barros, Sonia Serrano, Jesús Casillas, Chema Martínez, Augusto Valencia, Miguel Ángel Monraz, y muchos otros más, igual de valiosos que los enumerados.

Jalisco había desviado en materia de corrupción gravemente su curso, entrando en un proceso de incertidumbre social, desprestigio internacional y carencia de instituciones sólidas.

La ASEJ es el órgano que permite a la sociedad vigilar, técnicamente la aplicación de los recursos públicos, cubiertos con nuestros impuestos, recursos que nos pertenecen a todos y que son el producto de nuestro trabajo, los cuales si no son aplicados correctamente, sería mejor no aportarlos, la omisión en su desempeño provocó corrupción, impunidad y pésimo manejo de eso recursos, convirtiéndose en un claro ejemplo de, cómo una institución bien cimbrada en la teoría, en la práctica se pudre de manera acelerada en manos de titulares corruptos, lamentablemente nombrados en claros repartos de cuotas entre diputados que se repartieron hasta los fondos del Congreso en esa época y nunca avanzaron en su contra las denuncias en la Fiscalía del Estado.

El que quedó a deber fue el CPS que no reparó en que al menos algunos perfiles no podían ser considerados por tener claros conflictos de intereses y los dejaron pasar sin observar eso, además las calificaciones de algunos equivocadas, solo basta ver que al Presidente del TAE lo calificaron bajo en un punto porque “no conoce el sistema anticorrupción” igual que a varios más incluido el que esto escribe, cuando conocemos el sistema mejor que muchos. Habrá que corregir la metodología utilizada para el futuro.

Varios de los que participamos en las diversas convocatorias no buscamos llegar porque busquemos trabajo o por intereses políticos, lo hicimos pensando en que podíamos contribuir a engrandecer Jalisco, y nos quedamos satisfechos con el nombramiento del Auditor, pero eso no implica que le demos un cheque en blanco, deberá a lo largo de su nombramiento demostrar, un principio básico de todo auditor, independencia a toda costa, limpiar la casa no será fácil, quien sabe cuántos esqueletos encontrará en el closet, ¿o ya acabarían de destruir expedientes?

En otro tema, no deja de impresionarme es el perverso manejo en redes sociales de la izquierda de nuestro país, oponiéndose en base a grandes mentiras, contra la Ley de Seguridad Interior, de la cual queda claro que o no la leen, o no la entienden, afortunadamente el Senado le realizó los cambios necesarios para armonizar su texto a la Constitución, y será sin lugar a dudas promulgada por el Presidente en los próximos días, antes de creer en todos esos rumores que más pareciera pretenden ayudar a los delincuentes, te invito, antes de opinar y retransmitir notas, a analizar fríamente la ley y darte cuenta que lo que pretende es simplemente regular una facultad con la que cuenta ya el Presidente. La Ley de Seguridad Interior no legitima, como falsamente lo difunden, que el ejército salga a la calle a hacer funciones de policía o que pueda violentar los derechos humanos. Infórmate.