Portal informativo de análisis político y social

Opinión: Bartlett a CFE, qué resbalón

Opinión: Bartlett a CFE, qué resbalón

Ago 4, 2018

Compartir en redes sociales:
  • 11
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    11
    Shares

Por Salvador Cosío Gaona //

No encontró Andrés Manuel, entre 120 millones de mexicanos -90 millones de ellos en edad de votar- un perfil con la capacidad, el talento, el conocimiento y la destreza suficiente para llevar las riendas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por lo que se decidió por un viejo conocido; muy viejo y lo suficientemente conocido como para que desde el momento en que hizo el anuncio hasta hoy, siga siendo siendo “trending topic” en twitter y objeto de críticas en redes sociales. Pareciera que ya hubo coincidencia en un tema entre morenistas, amlovers y antiAMLO, nadie ve con buenos ojos el nombramiento de este personaje para un cargo del nivel de la titularidad de la CFE.

Para los veteranos, el apellido “Bartlett”, suena a trampa, a engaño, a farsa, a maquinación, a intriga, a corrupción, de ahí que sus fuertes comentarios y críticas estén sopesadas con el mito que hace poco fue develado como una impactante verdad. La “caída del sistema” en la Elección Presidencial de 1988 no fue un fraude imaginario, no fue un berrinche ni un argumento barato para justificar la derrota; fue un fraude real orquestado por el propio presidente en turno Miguel de la Madrid y puesto en marcha por Manuel Bartlett Díaz, siendo Secretario de Gobernación y presidente de la Comisión Federal Electoral, instancia a la que le correspondía organizar la elección.

Al observar que el candidato de izquierda Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano se perfilaba para ganar la contienda, el hoy senador Bartlett declaró la caída del sistema por una falla técnica y el presidente fue Carlos Salinas de Gortari. Más de 20 años después, en 2009, el expresidente Miguel de la Madrid confesó que el PRI perdió esa elección, confirmó el fraude dispuesto por su gobierno para imponer a Salinas como presidente.

El propio Bartlett hizo la misma confesión, aunque apenas en julio del año pasado, al declarar ante medios de comunicación que se cometió fraude electoral a través de la manipulación de cifras, y todo ello en complicidad con el Partido Acción Nacional para evitar que Cárdenas Solórzano ascendiera a la presidencia. Bartlett apoyó a De la Madrid para llevar a la presidencia a Salinas. Dos favores que tienen un peso específico.
Para los más jóvenes, vale la pena reproducir parte de lo publicado por Federico Arreola en SDP noticias, en su artículo, rememora un editorial de Lilly Téllez -reconocida periodista y hoy virtual senadora electa por Morena- en el que antes de ser candidata aconseja a López Obrador tener cuidado de Bartlett a quien se refería como alguien que “pervierte todo lo que toca”. Aquí algunos de los puntos que menciona:

1. Ignoran que cuando Bartlett fue secretario de Gobernación en el sexenio de Miguel de la Madrid, en 1984 fue asesinado el periodista Manuel Buendía. Lo mataron dos empleados de Bartlett, de la entonces Dirección Federal de Seguridad ambos. Pero el jefe de ellos, Bartlett, resultó impune.

2. En 1985 agentes de la misma Dirección Federal de Seguridad secuestraron al agente de la DEA, Enrique Camarena Salazar. Testigos protegidos señalaron que el propio Bartlett participó en la tortura y asesinato del agente.

3. También en 1985, después del sismo, se encontraron decenas de cuerpos esposados y torturamos entre los escombros de la Procuraduría del DF. Eran auténticos calabozos de la Edad Media. Igualitos. Operaban en las instituciones de justicia bajo la complacencia del secretario de Gobernación, Manuel Bartlett.

3. En 1986, en Chihuahua, un candidato panista, Pancho Barrio, obtuvo la ventaja electoral para ser gobernador de ese estado, pero Bartlett se metió y en forma fraudulenta le dieron la gubernatura al candidato que iba perdiendo, el del sistema, el del PRI.

4. A eso se le conoció como “fraude patriótico”.

5. En 1988 el equipo de Bartlett operó la “caía del sistema” contra Cárdenas, un escandaloso fraude electoral.

6. Bartlett se caracteriza por ser anti democrático e intolerante.

7. Un individuo como él no puede estar en Morena.

8. Cuidado, Andrés Manuel: Bartlett pervierte todo lo que toca”.

Andrés Manuel hizo oídos sordos a la recomendación de Téllez, y otorgó al exgobernador de Puebla uno de los premios mayores, tal vez a manera de pago por la forma en que le manejó magistralmente la fracción del Partido del Trabajo (PT) en el Senado de la República que en los hechos fue la fracción de Morena y que le llevó adelante de una forma interesante para su conveniencia y la de su partido la tarea legislativa del Cámara Alta.

El perfil de Bartlett coincide con el del típico dinosaurio priista no tiene relación alguna con los que AMLO prometió que le acompañarían, nada tiene que ver con la conducción técnica que debería tener una importantísima empresa del estado como lo es la CFE que es la responsable del manejo de la energía eléctrica. Se esperaba mucho más en cuanto a los perfiles que López Obrador designaría,  personas de reconocida capacidad y trayectoria para cada puesto, pero lastimosamente lo vemos pagando favores. Bartlett Díaz es, de cierta forma, la antítesis de ese tipo de perfiles y solo viene a confirmar que Morena es simplemente el nuevo PRI, el PRI viejo traído a la actualidad.


Compartir en redes sociales:
  • 11
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    11
    Shares
468 ad