Portal informativo de análisis político y social

Opinión: Cuidado con tus acciones

Opinión: Cuidado con tus acciones

Abr 30, 2018

Por Héctor Romero Fierro //

El pasado 25 de abril se aprobó por la Cámara de Diputados por 464 votos a favor y ninguno en contra, la minuta con proyecto de decreto por el que se adicionan diversas disposiciones de la Ley General de Sociedades Mercantiles. Dicha reforma consistió en adicionar prácticamente un párrafo para obligar a las Sociedades, tanto de Responsabilidad Limitada (SRL) como Anónimas (SA) para que cada vez que se trasmitan partes sociales o títulos accionarios además de tener la obligación de inscribir dicha transmisión en el Libro Especial de los Socios en el caso de las SRL o en el Registro de Acciones en el caso de la SA, ahora deberá también publicarse un aviso en el sistema electrónico establecido por la Secretaría de Economía, (PSM) conforme a lo dispuesto en el artículo SO Bis del Código de Comercio y las disposiciones para su operación.

Lo curioso es que la iniciativa de reforma a la ley prevé solo en el caso del Libro de acciones correspondiente a la Sociedad Anónima y de todos sus subtipos, la confidencialidad del nombre, nacionalidad y el domicilio del accionista contenido en el aviso, estableciendo la excepción de revelarlo cuando la información sea solicitada por autoridades judiciales o administrativas cuando ésta sea necesaria para el ejercicio de sus atribuciones en términos de la legislación correspondiente, mas no en el caso de la SRL.

La iniciativa de ley señala que esta reforma es para cumplir con la recomendación del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), ente intergubernamental establecido en 1989 por los ministerios y sus jurisdicciones miembro que pretende fijar estándares y promover la implementación efectiva de medidas legales, regulatorias y operativas para combatir el lavado de activos, el financiamiento del terrorismo y el financiamiento de la proliferación y otras amenazas a la integridad del sistema financiero internacional. En colaboración con otras partes involucradas a nivel internacional, el GAFI también trata de identificar vulnerabilidades a nivel nacional para proteger el sistema financiero internacional de usos indebidos. Sin embargo los mas felices son los del SAT curiosamente.

Precisamente en las recomendaciones 24.- Transparencia y beneficiario final de las personas jurídicas y 25.- Transparencia y beneficiario final de otras estructuras jurídicas se recomendó a los países miembro, que “Los países deben tomar medidas para impedir el uso indebido de las personas jurídicas para el lavado de activos o el financiamiento del terrorismo. Los países deben asegurar que exista información adecuada, precisa y oportuna sobre el beneficiario final y el control de las personas jurídicas, que las autoridades competentes puedan obtener o a la que puedan tener acceso oportunamente.” y “En particular, los países deben asegurar que exista información adecuada, precisa y oportuna sobre los fideicomisos expresos, incluyendo información sobre el fideicomitente, fiduciario y los beneficiarios, que las autoridades competentes puedan obtener o a la que puedan tener acceso oportunamente”.

Sin embargo dicha norma es de las que se consideran imperfectas ya que a pesar de establecer una obligación, no se fija directamente sanción por su incumplimiento, ni de responsabilidad fiscal solidaria, sin embargo preocupa la intención del legislador al señalar: “la Minuta prevé un mecanismo de interacción de las empresas con el gobierno para declarar (bajo pena de incurrir en delito por declaración en falsedad ante autoridad distinta a la judicial) los avisos sobre su estructura accionaria. Dicha información será compartida con otras instancias de gobierno basados en mecanismos de interoperabilidad en tiempo real que permitirá a las autoridades competentes contar con información de las personas y estructuras jurídicas mexicanas.” Saque sus propias conclusiones, amigo lector.

Recordemos que “la compraventa de acciones y partes sociales” es motivo de “aviso de lavado” al ser considerada como actividad vulnerable, pero los responsables de los avisos son los Corredores Públicos y Notarios y no la emisora.

Por lo que a partir de seis meses después de que se promulgue y publique dicha reforma, deberá inscribirse cualquier transmisión de acciones o partes sociales en el Libro social respectivo, así mismo deberá publicarse un aviso en el sistema electrónico establecido por la Secretaría de Economía, aviso al que tendrá (en línea, o “en tiempo real”, dice) acceso el SAT. Recordemos que cualquier transmisión de acciones causa un Impuesto sobre la Renta del 20% sin deducción alguna excepto cuando se dictamine por C.P.R. la operación caso en el que podría disminuir el impuesto. Le recomendamos revisar muy bien sus aspectos sociales antes de que entre en vigor esta nueva disposición. Consulte a su Corredor Público.

%d bloggers like this: