Portal informativo de análisis político y social

Opinión: Ley de Ingresos 2018

Opinión: Ley de Ingresos 2018

Oct 22, 2017

Por Héctor Romero Fierro //

El pasado 19 de octubre se votó en la Cámara de Diputados el dictamen de la Comisión de Hacienda relativo a la Ley de Ingresos de la Federación para el año 2018, lo anterior con 399 votos a favor, 44 en contra y una abstención, pasando al Senado de la Republica para el trámite correspondiente.

Esta Ley es la propuesta anual del Ejecutivo federal que establece cómo se recaudarán los recursos económicos necesarios para cubrir los gastos públicos para el año siguiente.

Lo más importante es que no se crean para 2018 nuevos impuestos, tal y como lo prometió Peña Nieto al inicio de su sexenio, estimando que la Federación obtendrá el próximo año recursos por la cantidad de 5 billones 279 mil 667 mdp, en base a dos importantes variables, el precio del barril del petróleo mezcla mexicana a $48.5 dólares por barril y un tipo de cambio de 18.4 pesos por dólar, congruente con las expectativas tanto de Banco de México como de las principales calificadoras.

Curiosamente la Comisión de Hacienda de la Cámara Baja incrementó en 43,291 millones de pesos al aceptar 14 propuestas de los grupos parlamentarios, derivados, entre otros puntos de considerar el valor del precio del barril de 46 dólares a 48.5 y el tipo de cambio de 18.1 como venía las propuestas de ejecutivo a 18.4 pesos por dólar, aprobando además un mayor endeudamiento por 10,072 millones de pesos. El dictamen de esa Comisión fue aprobado por 31 votos a favor de sus integrantes de los partidos PRI, PAN, PRD, PVEM, Nueva Alianza y Encuentro Social, y como siempre 3 votos en contra de los “opositodo” de Morena.

Curioso que la Comisión de Hacienda bajara las expectativas de cobro de Impuestos federales en 4, 261 millones de pesos para ubicar la recaudación esperada por 2 billones 957,469 millones de pesos contra 2 billones 961,731 millones de pesos que era la estimación del ejecutivo. Considero que es un error estimar la recaudación fiscal a la baja cuando vemos que las agresivas campañas de fiscalización del Servicio de Administración Tributaria SAT le están dando grandes resultados recaudatorios, solo como ejemplo, los actos de fiscalización tendientes a atacar tanto a los comercializadores de facturas que amparan operaciones inexistentes (EFOS) y a los usuarios de estos comprobantes fiscales apócrifos (EDOS) que ha permitido recaudar montos no esperados y según dicen las autoridades apenas vemos la punta del iceberg en ese tema, lo extraño es que no vemos aún a ningún “vendedor” de facturas en la cárcel y menos a “algunos” funcionarios del propio SAT claramente coludidos con estos, o al menos no con la publicidad que un hecho de esos debiera tener, es cierto, han detenido algunos peces menores en la Ciudad de México pero nada importante en comparación al tamaño del daño a la Nación.

Otro frente exagerado que ha abierto el SAT es el dedicado a acabar con la subcontratación de personal llamado Outsourcing donde ahora se suman los secretarios del Trabajo de los Estados. En ambos casos los programas son buenos, pero desgraciadamente “lo cuadrado” de muchos funcionarios del SAT y la normatividad de ese órgano están afectando empresas que actuaron de buena fe, ya que muchos vendedores de facturas también celebraban operaciones reales y el SAT no considera esto, máxime cuando aplica criterios obtusos por parte de funcionarios que desconocen la operación de la vida empresarial.

Esta semana me tocó estar en una plática fuera del Estado donde un funcionario afirmó que si una empresa para el SAT estaba considerada como Emisora de Facturas de Operaciones Simuladas, aunque también hubiere realizado operaciones reales los usuarios de estos comprobantes les serían rechazados en automático y que ni siquiera les recomendaba defenderse “porque el órgano fiscal es implacable”, que pena escuchar esto, cuando lo lógico debería ser, que el contribuyente fuera escuchado para evitar ir a juicio.

Otro programa que presupone la autoridad que le dará excelente resultado es la revisión de millones de operaciones que se cobijaron bajo esquemas de “Honorarios Asimilables a Salarios”, tratamiento fiscal válido del que muchos planeadores abusaron. A todo esto, hay que adicionarle el inicio del intercambio de información financiera que realiza en SAT con otros países, donde ya recibió ésta de 38 jurisdicciones fiscales de 49 que es la meta en 2018, y en 2019 incluir 53 jurisdicciones más. Con esa información el SAT llevará acciones contra mexicanos que tienen inversiones en el extranjero.

En el tema local parece que el Gobernador JASD será sensible al reclamo de corredores públicos, notarios y de la ciudadanía y dicen que presentará al Congreso del Estado la derogación del “Impuesto sobre Negocios Jurídicos e Instrumentos Notariales” que tanta competitividad le resta a Jalisco. Al contrario los ayuntamientos están afilando las uñas para cobrar más Predial.