Portal informativo de análisis político y social

Opinión: Presa El Zapotillo

Opinión: Presa El Zapotillo

Jul 8, 2017

Por Héctor Romero Fierro //

Ayer escuché dos de las más grandes estupideces de la izquierda mexicana, ahora volcada, por aparecer como gran opositor del proyecto de la presa El Zapotillo, necesario para dotar de agua a la Zona Metropolitana de Guadalajara, y que en días pasados el Gobernador del Estado, Jorge Aristóteles, anunció que sí se llevara a cabo y que por lo alto de la cortina será necesario reubicar a la gente de Temacapulín, Acasico y Palmarejo. Este líder opositodo, dijo dos grandes mentiras, la primera, que la construcción de la presa no es necesaria y lo segundo, que la misma se construirá para abastecer a la ciudad de León, Guanajuato exclusivamente, cosa completamente falsa ya que de acuerdo al convenio actual solo una pequeña parte será para esa ciudad.

La primera afirmación sí es relativamente cierta, no hay escasez de agua en nuestro planeta, ya que la mayor parte de la Tierra se encuentra cubierto por este líquido, pero, solo menos del 3% es de la llamada agua dulce, la cual la diferenciamos del agua salada que cubre más de las dos terceras partes de la superficie de este llamado “planeta azul”.

De ese tres por ciento de agua dulce, no toda es apta para el humano y si le adicionamos que más dos tercios del agua dulce del planeta se encuentra congelada en las capas de hielo en la Antártica y algunos glaciares como Groenlandia, la Patagonia y otros, disminuyen aún más los recursos accesibles para su consumo.

El pequeño resto de los recursos de agua dulce de nuestro planeta, se encuentra bajo el subsuelo y en algunos casos emerge alimentando corrientes de agua que generalmente forman arroyos y luego ríos, que terminan por desembocar en los mares, incorporándose a ese ciclo necesario para la vida de evaporación que se convierte en nubes, nubes que se convierten en lluvia y que cada vez menos de ésta, puede recargar los mantos acuíferos. Esa reserva de agua es utilizada masivamente para usos agrícolas, industriales, y ambientales, y una pequeña parte, para el suministro de agua potable para consumo humano. Hay estudios que señalan que el agua subterránea provee más del 25 por ciento de toda el agua potable de la Tierra.

Adicional a esta encontramos la llamada agua fósil que corresponde a fuentes de agua subterránea que se crearon en condiciones climáticas antiguas y por su propia naturaleza ya no son renovables.

Por ello solo un muy pequeño porcentaje del agua se encuentra en forma de agua dulce superficial, la mayoría de la gente obtiene de ríos y lagos el agua para su consumo y en pequeña cantidad de pozos. Los ríos y arroyos, no obstante, su importancia, contienen menos del uno por ciento del total de agua dulce y el resto de esta en lagos y presas.

Sin embargo, el impresionante crecimiento de la población requiere cada día más y más cantidades de agua potable, la cual además se reduce en forma alarmante por el severo cambio climático por el que atraviesa nuestro mundo, por lo que más cercano está el día en que se provoquen graves crisis de escases de agua potable, la cual además conforme pasa el tiempo es más caro llevarla a las grandes metrópolis y se lleva de lugares cada día más remotos.

El Informe Mundial Desarrollo de los Recursos Hídricos: Agua para Todos, Agua para la Vida de la ONU reporta que los retiros mundiales de agua se multiplicaron por seis en el transcurso del último siglo, se estima que la humanidad actualmente se apodera del 54% de la correntía accesible, y podría estar utilizando 70% para el año 2025 y según sus estimaciones, más de 1.000 millones de humanos no gozan de un suministro constante de agua limpia segura, y 2.400 millones carecen de servicios sanitarios adecuados. Más de 2 millones de personas mueren cada año de enfermedades asociadas, incluso 6.000 niños cada día. Algunos estiman que la escasez de ese vital liquido podría provocar guerras en fechas no muy lejanas.

Por todo ello aplaudo la decisión del Gobierno del Estado, bajo el principio del bien mayor, al apoyar al gobierno federal en la construcción de dicha Presa, ya que tarde o temprano la zona metropolitana sufrirá las consecuencias de grave escasez en caso de no construirse está y otras Presas más los próximos años.

E-mail: hromerof@correduria58.com