Portal informativo de análisis político y social

Opinión: ¿Quién es el responsable?

Opinión: ¿Quién es el responsable?

Feb 12, 2018

Por Ramiro Escoto //

Durante estas pre campañas se ha insistido mucho en señalar la presunta responsabilidad de ciertos actores en lo que afecta a México en el tema económico y de seguridad; sin embargo no tiene la culpa el funcionario sino quien lo puso en el puesto, o sea, usted y yo.

Hace unos días, en redes sociales, realicé un sondeo donde cuestionaba cuál era el puesto de mayor “importancia” en la boleta electoral, sorpresa me llevé cuando vi que las gran mayoría coincidió en que la figura de presidente de la república estaba por encima de la de un diputado o senador, que son los generadores de contrapeso y quienes autorizan todo lo que se refiere a reglamentos, leyes y demás que afectan o benefician a la sociedad.

Es por eso que ni Meade ni Anaya son los responsables del “Gasolinazo”, son los diputados que en el voto o la omisión tuvieron que ver con esa aprobación hace ya más de un año. Y así, levantando la mano, votando con un botón o incluso con ausencia son nuestros representantes, y si se autorizan un jugoso bono o un aumento en sus gastos, vienen a hacerlo con la venia y aprobación de quienes representan, y de ahí también que se convierten en comparsa del poder, al ser ellos quienes tendrían que ejecutar el mandato de “si no cumpliera, que la nación me lo demande” no lo ejercen o simplemente no se ocupan más que luchar por sus propios intereses con tal de escalar más o bien generar en el vicio legislativo la carencia de soluciones ante lo que ellos mismos provocan entre negociaciones e intercambios partidistas.

Las clases de educación cívica dejaban en claro la conformación de los 3 poderes en México, su conformación y sus responsabilidades, es cierto que si ampliamos la encuesta, encontraremos que un alto porcentaje de mexicanos desconoce el distrito al que pertenece y menos a quien lo representa en la Cámara Alta y en la Cámara Baja. El 1 de Julio veremos en la boleta nombres de quien no tenemos idea de su trayectoria, o que bien quien puede ser reconocido por haber tenido un pasado político, pero no hemos tenido información suficiente, porque mediáticamente se conoce más al que contiende por alcalde, gobernador o presidente de la república.

Muchos candidatos a diputados se irán por la marca de su partido, o el arrastre de su candidato a gobernador o presidente de la República en busca del voto. Muchos de ellos son cuota política, otros se mostrarán como nuevos valores en busca de la “confianza” para lograr transformaciones, pero créame, de ahí que de estos personajes emana la verdadera fuerza de un posible cambio, es en las democracias el punto más sensible para lograr los contrapesos y la generación de posibilidades en un país en reconstrucción constante cada inicio de sexenio.

Tómese el tiempo de ver quién busca su voto para diputado local y federal, busque su pasado y su presente, investigue sus logros en la capacidad de negociar y su perfil personal y político, prepárese para su visita y cuestione los “cómos” para poder solucionar los males de este país. Genere un criterio para entonces pasar de ser pasivo a activo ante lo que puede ser una legislatura más vigilada, más auditada por el único responsable de esas decisiones: usted y yo, que por no querer involucrarnos tenemos los diputados que tenemos y las leyes que tenemos…

Así pues, ante esta realidad, ni Meade ni Anaya son los únicos responsables… hay que llamar a cuentas a quienes dijeron sÍ y a quienes dijeron no (y que callaron u omitieron ) y que a rio revuelto están buscando otro puesto, argumentando incluso molestia y enojo.
Una sociedad bien informada y bien involucrada puede convertirse en el cambio que México necesita, para en realidad cambiar lo que un sistema se ha encargado de corromper.

%d bloggers like this: