Portal informativo de análisis político y social

Opinión: Telefonía celular

Opinión: Telefonía celular

Ago 13, 2017

Por Héctor Romero Fierro //

En manos de Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Javier Laynez, se encuentra el futuro de que para algunos clientes de telefónicas pueda ser barato ese servicio ya que este personaje presentó este jueves un proyecto que declara inconstitucional la tarifa cero de interconexión para América Móvil establecida en la reforma de telecomunicaciones que entró en vigor en 2014. Ese proyecto que será discutido en la ahora llamada Sala de Segunda de la Corte, por sus terribles fallos en materia fiscal, le da la razón a la empresa de Carlos Slim.

Pero primero debemos conocer qué es la “tarifa cero de interconexión”. ¿Qué es la tarifa de interconexión? Y podemos decir que es un cargo que efectúa una compañía telefónica a otra por las llamadas terminadas en su red, cargo que, de acuerdo a la legislación de telecomunicaciones, Telcel (América Móvil) no puede cobrarlo por haber sido declarado ser Agente Económico Preponderante.

Esa política de cobro busca dar facilidades a competidores menores para que estos estuvieran en posibilidades de dar precios más bajos y puedan captar clientes, estableciéndose que cuando el preponderante deje de serlo el cobro se podrá efectuar, y este deja de ser preponderante cuando tenga menos del 50% del mercado.

Esto buscaba dar facilidades a los competidores menores para que pudieran ofrecer tarifas más bajas y ganar clientes. Telmex tiene más del 64% del mercado de telefonía fija y en cuanto a telefonía móvil Telcel controla casi el 66%. Pero ese mercado le representa el 68.2% del total de facturación por telefonía móvil, seguido por ATT con el 20.2%, Movistar con el 11.4% y el resto de competidores el 0.3%.

El argumento para combatir la ley a través del Juicio de Amparo es que el Congreso de la Unión no goza de facultades para fijar la “tarifa cero” ya que esa facultad le corresponde al ente regulador, esto es el Instituto Federal de Telecomunicaciones.

Además las empresas de Carlos Slim (Telcel y Telmex), afirman, en parte con razón, que la limitación del cobro es totalmente arbitraria ya que solo por ser considerados preponderante les obliga a ofrecer servicios de comunicación gratuitos a sus rivales en el mercado.

El citado proyecto de sentencia al que ya se puede tener acceso elaborado por el Ministro Laynez, será discutido esta semana en la citada sala de la Corte, y propone declarar inconstitucional la prohibición a América Móvil para hacer este cobro, y sea el Instituto Federal de Telecomunicaciones y no el Congreso quien determine si la empresa puede o no cobrar por ese servicio de interconexión.

La pretensión de América Móvil es que el pago de interconexión sea retroactivo desde que entró en vigor la ley, pero el Ministro no lo concede. Tremendo paquete tienen los señores Ministros integrantes de la Segunda Sala. Por un lado, un aspecto de constitucionalidad y por otro una resolución que puede encarecer un poco las tarifas de telefonía celular en el futuro. Debemos estar pendientes de la sesión para ver el resultado.

Si bien el proyecto, que aún debe discutirse por la Segunda Sala de la Corte, le da la razón a la firma de Slim. Establece que no deberá haber pagos retroactivos de sus rivales, lo que es importante para Telefónica y AT&T.

En otro tema, cada día es más notoria la incapacidad de las autoridades policiacas de la zona metropolitana de controlar los delitos en general, los robos a casa habitación antes se efectuaban en ausencia del dueño, ahora no les importa a los ladrones que este la familia ahí y cada día son más violentos. El robo a cuenta habientes de banco igual con el incremento de asesinatos, que no dudo tenga su origen en información que les proporciona a los ladrones empleados de los mismos bancos, los robos de accesorios antes no pasaban de retrovisores o molduras, ahora hasta la computadora, que es el componente más caro se roban, y las policías no pueden con su trabajo.

Por último, en el caso de Rafa Márquez y Julión Álvarez es impresionante la forma en que han sido procesados, exhibidos y encontrados culpables de delitos contra la salud, cuando todo lo que existe es una presunción de parte de una dependencia de un país vecino y no una acusación formal. Para que se perfeccione el delito se tienen que dar las conductas que refiere el artículo 400 bis del Código Penal Federal y si la PGR ya las hubiere detectado ya habría girado las órdenes de aprensión. ¿No lo crees así?