Portal informativo de análisis político y social

Peña Nieto. ¿Presidente 2012-2018?

Siempre se ha dicho y hoy se confirma: el Estado de México es “el gran laboratorio de la política nacional”, lo que ahí suceda se repetirá siempre en el contexto nacional.

Hace apenas unas horas que declinó a sus aspiraciones el alcalde de Huixquilucan, Alfredo del Mazo, para buscar la candidatura al Gobierno mexiquense. Con la dimisión de Alfredo del Mazo se termina una centenaria tradición que dio inicio el siglo pasado, cuando se unieron tres municipios mexiquenses en la gran alianza –ATA– para asaltar y no soltar el poder en el Estado de México.

 

Atlacomulco, Temascalcingo y Acambay fueron escuela de grandes personajes políticos, y están a punto de ungir al que será el Presidente de México para el sexenio 2012-2018.

La increíble decisión finalmente llegó. Poco a poco fueron descartándose uno a uno los aspirantes más fuertes: Luis Videgary, el precandidato que estaba en el corazón y sentimiento del gobernador mexiquense y Alfredo del Mazo, el del compromiso histórico, personal y político.

 

El desenlace final no fue, como se dice, un cambio brusco de señales. La determinación final obedeció a la más fría de las reflexiones, la del hombre dedicado a la política y que bien pudiera resultar en la confección de un probable estadista. La del hombre que no pensó en sí mismo y que no fue dominado por el qué dirán, incluso corriendo el riesgo de llegar a ser calificado como vil enterrador de una tradición política centenaria, la del grupo Lerma-Toluca, que dominó la escena política del Estado de México más allá de los 100 años.

 

El Estado de México, “La Gran Migraña del Sistema Político de México” <http://www.felipemoreno.com/ElEstadodeMexicoeslaGranMigranadelSistema.html>, como aquí mismo lo hemos apuntado ya en muchas ocasiones, ha venido a darnos otra de las grandes lecciones en política. En el Estado de México no hay tránsfugas y menos habrá traidores. El Estado de México no es Sinaloa, Puebla y mucho menos será Oaxaca, donde proliferan los mercenarios en la política. <http://www.felipemoreno.com/POLITICOOMERCENARIOENEL2012.htm>.

 

En el Estado de México se estudia y practica la política, no existen pues las casualidades y mucho menos las alianzas contra natura. Las tierras mexiquenses no son expulsoras de mercenarios y mucho menos de mercenarios en política. <http://www.felipemoreno.com/losmercenariosenlapol%EDtica.htm>

 

Eruviel Ávila, el virtual sucesor de Enrique Peña Nieto en la gubernatura del Estado de México, ha roto el molde, y ha hecho girar los centros del control político hacia el Valle Cuautitlán-Texcoco, donde los próximos seis años se repartirá hueso y retazo político. Enrique Peña Nieto no quiso arriesgar y menos verse presionado por una serie de hechos y circunstancias que seguramente hubiesen repercutido en sus planes a futuro. Ya con su último casamiento había corrido riesgos innecesarios.

 

Y es que, estamos hablando de la Presidencia de México, y no de una simple gubernatura. El ya fue candidato a la gubernatura del Estado de México y, a partir de ahora precandidato de unidad a la Presidencia de la República por el Partido Revolucionario Institucional. La declinación del munícipe de Huixquilucan, Alfredo del Mazo, apuntaló a Eruviel Ávila, unió al PRI mexiquense y despedazó a sus opositores, los que ya habían diseñado toda una campaña en contra del gobernador mexiquense y el llamado Grupo Atlacomulco, el “perro de todos los males” en aquel Estado.

 

La decisión de promover al dos veces ex munícipe de Ecatepec, Eruviel Ávila, destroza mitos y leyendas que rodearon por cien años las altas decisiones políticas. Todos nos equivocamos ante un falso análisis que hacía ver imposible la entrega pacífica del poder por parte de los atlacomulquenses. Esta vez no hubo luchas ni batallas y menos “irigotes”, como los del ex alcalde texocano Mauricio Valdés que hoy lo tienen haciéndose cargo de su mismo partido en el Estado de México.

 

Sin duda, Enrique Peña Nieto jugó a ganar, y ya ganó dos veces. De entrada enterró a la posible “alianza opositora” con un candidato verdaderamente emanado de las masas.

Eruviel Ávila tiene la más completa de las trayectorias locales y un amplio conocimiento de los problemas que aquejan al Estado de México. Es un personaje querido y popular que nunca se ha avergonzado –como otros “presidenciables” de su mismo partido– que siempre han tratado de esconder los detalles familiares de su precario origen.

Jugada maestra, tiro de seis bandas, faena completa, la del virtual candidato de UNIDAD en el PRI para la Presidencia de México y para el sexenio 2012 – 2018. El ex embajador de los Estados Unidos en México, Carlos Pascual, no se equivocó: “El PRI regresará en el 2012”.

 

Eruviel Ávila ha gobernado –en dos ocasiones– a Ecatepec, el municipio más poblado de todo México. Alfredo del Mazo simplemente era el aspirante más vulnerable, pero también lo era por mero compromiso. ¿Quién contra Eruviel Ávila? ¿Quién que sea originario o vecino del Estado de México? Porque, la verdad, simplemente no lo vemos a la vista. Alejandro Encinas no es conocido en tierras mexiquenses, que decimos, ni siquiera es conocido. No cabe duda que la política es: Tiempo y Circunstancia. Peña Nieto sigue firme hacia el 2012-2018, sin que nada, ni nadie pueda detenerlo. Ni siquiera los 20 millones de votos del llamado “Peje”. http://www.felipemoreno.com/20millonesJaJaJa.htm


http://www.felipemoreno.com/