Portal informativo de análisis político y social

PERIODISMO POSTMODERNO: El doble discurso de la UdeG

PERIODISMO POSTMODERNO: El doble discurso de la UdeG

May 10, 2014

Por Juan Ángel Peña Enríquez —-

Si el Gobernador dona a la UdeG los edificios de la Villa Panamericana para un centro de salud o investigaciones médicas duplicaría o sería un paralelismo inapropiado e insostenible (…) Cualquier cosa que done al Grupo Universidad terminaría siendo pagado y sostenido anualmente por el presupuesto estatal.

La Universidad Pública representa la nobleza y el pensamiento de un pueblo, deben de ser el ejemplo de la verdad, de la justicia, el bien y el desarrollo de una sociedad, sobre todo si es un pueblo golpeado por la pobreza y la marginación, por ello tiene aún mayores esperanzas en su universidad y sólo en ella podrán definirse las líneas de su desarrollo, si somos del tercero u otros mundos se debe al modelo educativo universitario que tenemos, el futuro de una sociedad se forja en las universidades.
Si vemos la historia de la Universidad de Guadalajara (UdeG) en las últimas décadas veremos que ésta ha estado envuelta en movimientos estudiantiles y políticos violentos, o bien, en modelos educativos basados en el show y el espectáculo que nada tienen que ver con la misión y la responsabilidad educativa desatendiendo en consecuencia otras tareas y necesidades prioritarias como son la investigación, la ciencia y la tecnología y que perjudican por lo mismo gravemente el desarrollo del Estado.
Ante los grandes problemas de nuestra sociedad el Grupo Universidad en lugar de darle solución busca politizarlos, pretende el beneficio de sus propios intereses como por ejemplo en el caso de la Presa de Arcediano que afectaba un tesoro natural y sobre todo se ponía en riesgo la salud de millones de personas ante unas aguas tóxicas como las del Río Santiago, primero los investigadores se opusieron a ello y después dieron su aprobación a cambio de cientos de millones de pesos para seguir construyendo el Centro Cultural Universitario (CCU) que no está orientado hacia la educación y la investigación sino que es una empresa, un negocio del espectáculo que trae vicios y pobreza en nuestra sociedad.
Para la realización de los Juegos Panamericanos se tuvo a la UdeG como el mayor de los obstáculos buscando sobre todo que la infraestructura de los mismos beneficiara a la UdeG, se opusieron con cadenas humanas de estudiantes a que el Estadio de Atletismo se edificara en el Disparate, según ellos por cuestiones ambientales, y el Estadio se construyó junto al CCU que incrementaba la infraestructura de la zona y sobre todo le ayudaba con las obras viales al CCU, la Villa Panamericana terminó afectando el Área Natural Protegida del Bosque de La Primavera y ahora los grandes investigadores y ecologistas al servicio del Grupo Universidad han pedido insistentemente el derribo de las Villa Panamericana por los daños ambientales que causan, sin embargo con esa facilidad que les caracteriza con mucha facilidad cambian de parecer y ahora solicitan encarecidamente que la Villa sea donada la UdeG para hacer “un centro de investigaciones médicas o de salud”, los grandes opositores de los Juegos Panamericanos ahora buscando ser beneficiados con los despojos, es esto una gran incoherencia.

LA ZONA HOSPITALARIA
Los antecedentes de los grandes líderes morales nos dicen eran socialistas y feroces ateos y expresaban que la Iglesia es enemiga del progreso y la ciencia, el obispo alcalde fundó la Universidad de Guadalajara y el Hospital Civil y definió por lo mismo la parte norte de Guadalajara como una zona hospitalaria, luego se edificó la Cruz Roja junto al Parque Morelos y la Secretaria de Salud, el Hospital Civil Nuevo, la Escuela de Medicina, Enfermería, Veterinaria, Psicología y todo el Centro Médico de Occidente, es toda ella una rica e importante zona y corredor hospitalario, una interesante tesis urbana, tal infraestructura debe de ser fortalecida ya que forma parte fundamental del Centro Histórico.
Por lo antes expresado y dada la gran infraestructura hospitalaria con que se cuenta lo más conveniente es que cualquier proyecto de investigación médica o de salud de la UdeG esté sobre esta zona y no distante y desvinculada de su sentido social como son la Villa Panamericana, según las Tesis de Felipe Nuño.
El gobernador Aristóteles como gobernador electo se comprometió a que no se inundaría Temacapulín así como construir un hospital de geriatría, si el Gobernador dona a la UdeG los edificios de la Villa Panamericana para un centro de salud o investigaciones médicas duplicaría o sería un paralelismo inapropiado e insostenible, por un lado cualquier cosa que done al Grupo Universidad terminaría siendo pagado y sostenido anualmente por el presupuesto estatal y ellos pronto harían de la Villa una empresa para universitaria que incremente sus negocios y ganancias, por otra sería importante fortalecer la infraestructura de la zona hospitalaria del Centro Histórico que presenta un gran deterioro más si consideramos ahora dos proyectos fundamentales que necesitan mucho recursos y apoyo como es la Ciudad Creativa Digital (CCD) y el Mercado Corona.

CIUDAD CREATIVA DIGITAL Y EL MERCADO CORONA
Uno de los grandes problemas que enfrenta Ramio Hernández ha sido el comercio informal en el Centro Histórico que ahora con el lamentable incendio de uno de los mercados más importantes como es el Mercado Corona el problema se desborda por completo y se pone de manifiesto el fracaso de Ramiro en el ordenamiento y proyectos del Centro Histórico y esto será una grandísima falla que causará un gran daño electoral ya próximo de modo que el PRI perderá Guadalajara.
En lugar de otorgar los edificios de la Villa Panamericana a la UdeG, sería más conveniente otorgarles un terreno junto al Parque Morelos para que la UdeG se involucre en la construcción y desarrollo de la CCD, ponga ahí un centro de investigación y desarrollo de alta tecnología y sea aplicado sus avances en la propia universidad, la empresa Bosch de prestigio internacional ha puesto un centro de investigación, porque estamos plenamente convencidos que si el Valle del Silicio Mexicano como se reconoce a Jalisco es tan solo una zona de maquiladoras electrónicas con sueldos mal pagados eso se debe al pobre modelo educativo universitario (por cierto tales empresas de la electrónica deberían de ser las primeras interesadas en la construcción de la CCD) porque sin duda si la universidad formara grandes profesionistas e investigadores en la alta tecnología podrían entonces crear empresas y ser vanguardia en la tecnología cimentando su propia industria, es decir el futuro educativo y tecnológico debe de gestarse en la propia universidad, es por ello la gran importancia de la CCD más ahora que el Mercado Corona se ha incendiado y pone de manifiesto el gran deterioro del Centro Histórico, fortalecerlas y potencializarlas como es la zona hospitalaria en el corazón de nuestra ciudad, por lo tanto se necesita invertir en las zonas ya existentes, que la universidad venda sus teatros y auditorios o bien las ganancias de los mismos sean destinados a la investigación y el desarrollo tecnológico como debe de ser su verdadera misión y responsabilidad.