Portal informativo de análisis político y social

PERIODISMO POSTMODERNO: El periodismo de la aldea global

PERIODISMO POSTMODERNO: El periodismo de la aldea global

Oct 11, 2014

Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Tuvimos en Guadalajara a los gestores de la era digital, se logró un acuerdo con Robert E. Kahn para trabajar en proyectos en beneficio de Jalisco, el WCIT fue un espacio de encuentro, de oportunidades y negocios, alianzas, acuerdos, intercambios, inversión, de creatividad e innovación.

El Congreso Mundial de Tecnologías de la Información (WCIT) realizado en Guadalajara fue una prueba y oportunidad para el periodismo mexicano, sin embargo en gran parte desaprovechado, no hubo entrevistas e investigación acerca de los líderes y expertos de la era digital, veamos simplemente la forma tan ligera en que fue abordado por los periódicos locales, esto sólo explica y acentúa las razones de la profunda crisis del periodismo tradicional.

Tuvimos en Guadalajara a los gestores de la era digital, se logró un acuerdo con Robert E. Kahn para trabajar en proyectos en beneficio de Jalisco, el WCIT fue un espacio de encuentro, de oportunidades y negocios, alianzas, acuerdos, intercambios, inversión, de creatividad e innovación, etcétera. Después de hacer una evaluación crítica de los frutos de dicho congreso, podemos concluir que la empresa periodística es la que menos interés mostró y no logró ningún acuerdo: ¿Cómo puede entonces sobrevivir en la era digital?, indudablemente que el periodismo tradicional se encamina a su extinción.

El WCIT fue un modelo real de la aldea global, hombre de distintas lenguas y naciones buscando construir juntos la era digital, la aldea global, ese fantástico mundo donde desaparecen tiempos y fronteras, necesitamos entender y participar en esta nueva revolución que está transformando el mundo.

LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL

La historia de América está marcada especialmente por dos naciones: España e Inglaterra, estos imperios formaron también colonias en otras partes del mundo como: África, India, China, etcétera. Su presencia definió Latinoamérica y Norteamérica, en torno a ellas se explica nuestra historia, nuestra dependencia y explotación, nuestra pobreza y emigración, pertenecer a los terceros y otros submundos.

La revolución industrial iniciada en Inglaterra y continuada luego por los Estados Unidos como fundamenta Francisco Peña, transformó el mundo del siglo XX, los motores y máquinas aceleraron la historia, estos cambios se unieron con la Revolución Mexicana ocasionando las grandes emigraciones del campo a la ciudad, el desarrollo de la grandes ciudades entre ellas Guadalajara, la cultura urbano-industrial, el desarrollo económico y comercial, la sociedad de consumo, con ello tenemos sociedades altamente industrializadas y por otros países que proporcionan mano de obra barata y materias primas regaladas, la aparición de las poderosas empresas transnacionales que abanderan la globalización.

Aprovechamos la ocasión para hacer la siguiente reflexión: estos imperios como España e Inglaterra se extendieron con sus colonias por todo el mundo dándole por ejemplo unidad a Latinoamérica y curiosamente hoy presentan en sí mismas crisis de identidad nacional y se hacen presentes los regionalismos y movimientos separatistas, mientras que el mundo tiende a la agrupación como es la Unión Europea, nos referimos a Escocia y Cataluña, esta última fuertemente apoyado desde Guadalajara por José María Muriá para mutilar nuestra madre patria.

LA REVOLUCIÓN DIGITAL

Si la primera revolución industrial transformó por completo la historia del hombre en la que México quedó rezagado, la revolución digital tiene mayor poder e influencia como se fundamentó en WCIT, la era digital transforma gobiernos, empresas, universidades, economías, la cultura, el entretenimiento, las relaciones sociales, etcétera.

En una de las mesas de diálogo del WCIT estaban representantes de la India, Malasia, Corea y Costa Rica, en ello sobresalía la exposición de la India al observar la forma en que siendo países meramente maquiladores de la industria electrónica pasaron a ser economías emergentes de las más importantes del mundo, esto es de mucho interés para comprender Guadalajara y defina planes y proyectos conforme a la experiencia de estas naciones, deje de ser meramente maquilador, donde las grandes empresas como Hewlett Packard, Nec, Flextronics, Jabil, IBM, Sanmina SCI, etcétera, deban su presencia tan sólo por la mano de obra cada vez más barata y contribuyan al desarrollo del Estado, porque de lo contrario a mediano y largo plazo causan grandes problemas sociales.

Para salir de esta situación se necesita impulsar proyectos estratégicos entre Gobierno-Universidad-Empresa que permita la formación de personal altamente capacitado, capaces de formar pequeñas y medianas empresas como se expresó insistentemente en WCIT, pero muy especialmente se vio la necesidad de la construcción de la Ciudad Creativa Digital que permita apuntalar ese liderazgo nacional, latinoamericano y mundial de Guadalajara.

Somos fruto de una generación audiovisual del cine y la televisión, en consecuencia enajenados y manipulados, por tal razón es fácil que nos encanten más si consideramos que somos descendientes de la raza que deslumbran con destellos de espejitos como expresa Felipe Nuño. Es muy atractivo para la imaginación del hombre los sueños y la ciencia ficción que prometen un mundo feliz, los futurismos que se pueden leer en la mano, la lectura de cartas o en las visiones de la bola de cristal, un chamanismo o futurismo digital, si todo los proyectos expresados en el WCIT no aterrizan en la CCD será tan sólo espejismos formados en «la nube», aldeas globales en «la nube», ciencia ficción y utopías posmodernas o los mitos de la era digital como lo expresaba Robert E. Kahn.

Por ello los filósofos y teóricos digitales tapatíos han de ser extremadamente cuidadosos al tratar del futuro, la CCD no debe proyectarse como una ciudad dentro de una cápsula o burbuja, no como una aventura futurista, su fidelidad y objetividad de la CCD se refleja en su compromiso y en su responsabilidad histórica, social, urbana y ambiental, esto garantiza ciertos valores auténticos del progreso y la modernidad.

NUEVA ERA PERIODÍSTICA

Si bien en el WCIT escuchamos una agenda amplia particularmente de la empresa, del comercio y el negocio, del incremento de las ganancias, de la industria tecnológica, sin embargo fue patente en este congreso mundial la falta del sentido social, ético y de la responsabilidad ambiental, por tal razón los teóricos digitales o filósofos de la aldea global tienen la gran tarea de humanizar y socializar la era digital, entendemos por humanizar aquellas cuestiones que tienen que ver con la naturaleza profunda del hombre, con los valores y las preguntas existenciales perennes, por socialización entendemos el interés supremo de las redes sociales y la aldea global, aquí vemos unas de las líneas del periodismo social en la era digital, el periodismo está dirigido a la sociedad, esa sociedad que involucra a todos los ciudadanos sin distinción de clases, profesión o partido, domina tan sólo el interés social y público, el bien común, por ello el periodismo uniforma y simplifica el lenguaje de modo que sea ahora comprensible para la aldea global, el periodista tapatío debe hacer comprensible el WCIT aplicando muchos de sus principios en sí mismo.

La revolución o era digital es sumamente compleja, por tal razón se han de plantear proyectos permanentes de investigación, proyectos universitarios y gubernamentales, asimismo planes, proyectos y programas del periodismo digital, programas de intercambios y alianzas con los periodistas del mundo, nuevas organizaciones mundiales de periodistas que respondan plena y oportunamente a los retos y desafíos de la aldea global, redefinir la empresa periodística, la actualización de la tarea y misión del periodista comprometido con la construcción de una mejor sociedad, de un mundo mejor para las nuevas generaciones haciendo un uso adecuado de las nuevas tecnologías.


Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
468 ad