Portal informativo de análisis político y social

PERIODISMO POSTMODERNO: La Iglesia en la era digital

PERIODISMO POSTMODERNO: La Iglesia en la era digital

Mar 8, 2014

Por Juan Ángel Peña Enríquez —-

Si la Iglesia ha de trasmitir la Buena Noticia, ciertamente ha de utilizar con plena confianza las nuevas tecnologías de la comunicación, no hacerlo así se tendría por una grave irresponsabilidad.

El tiempo de Cuaresma es un tiempo propicio para la reflexión y evaluación de nuestra persona y sociedad, de revisar el quehacer y la noble misión de las instituciones, del Gobierno, de las universidades y con mayor razón de la propia Iglesia.
La era digital como el Internet está transformando aceleradamente la sociedad y desde luego las propias instituciones tradicionales y esto debe de ser comprendido por la Iglesia.
Las nuevas tecnologías ponen en crisis a las grandes empresas tradicionales de la comunicación como era la radio, el cine, la televisión, los periódicos, vemos por ejemplo que los grandes cines en Guadalajara son ahora edificios abandonados, las grandes maquinarias de los periódicos son chatarra donde anidan ratones y arañas, las gigantes antenas de los radios son como esqueletos de árboles viejos sin hojas y sin frutos a los que ha llegado el invierno, estamos ante una nueva era de la información y de la comunicación.
Esto para la Iglesia no es nuevo, con dos mil años de historia conoce los tiempos y sabe discernir sus signos y es en su esencia misionera una comunicadora: Anuncia la Buena Noticia, es entonces un medio de comunicación que deja escuchar su voz por todos los medios posibles y según la capacidad de los talentos recibidos, por lo tanto conoce antes que nadie esos desafíos de la comunicación para trasmitir su mensaje, son ellos los que comprenden a profundidad las formas y procesos del periodismo.
Desde el mismo Concilio Vaticano II realizado hace 50 años se definieron líneas que renuevan la Iglesia y la adecuan a los nuevos tiempos y emprende una Nueva Evangelización, por esto la Iglesia no está anclada a un pasado sino es enviada a conquistar los tiempos y los mundos futuros.
Si la Iglesia ha de trasmitir la Buena Noticia, ciertamente ha de utilizar con plena confianza las nuevas tecnologías de la comunicación, no hacerlo así se tendría por una grave irresponsabilidad.

IGLESIA E INTERNET
Anteriormente la televisión, la radio, el cine, los periódicos, etcétera, controlaban y dominaban la información, censuraban, condicionaban la libertad de expresión, era parte de los mismos grupos de poder, de este modo la Iglesia se sentía excluida y marginada ya que era muy costoso acceder a esos canales, sobre todo si consideramos los conflictos entre la Iglesia y el Estado especialmente en Jalisco tierra de la Guerra Cristera, esa separación entre estas dos instituciones se hace más marcada, sin embargo ahora con las nuevas tecnologías como el internet y las redes sociales creo que la Iglesia ha de hacer uso de ellas con gran capacidad y creatividad, no hay justificación ahora para que la Iglesia no tenga y acceda a los medios de comunicación, en este sentido desconcierta el silencio de los pastores de la Iglesia que no se escucha su voz considerando sobre todo que aquellos que han antecedido tenían una presencia permanente en los medios.
Esta influencia de los medios de comunicación y las redes sociales como el Facebook están formando nuevas “Hermandades”, “Amigos”, “Fraternidades”, “Grupos” que si no son atendidos por la Iglesia serán nuevas expresiones carentes de todo sentido espiritual y los propios templos estarán cada vez más solos, por ello la Iglesia ha de discernir en su sentido teológico y filosófico la labor de los pastores en la era digital entendiendo aquí la palabra “Pastor” en un sentido amplio como las instituciones tradicionales y reales: Iglesia, universidades, partidos políticos, sindicatos, organizaciones e instituciones tradicionales, empresarios, etcétera, que sin duda se transforman con el uso de estas nuevas tecnologías. En esto hemos de ver la forma en que las grandes compañías de internet que son unas cuantas impactan las instituciones regionales y locales.

PERIODISTAS DIGITALES DE JALISCO
Periodistas Digitales de Jalisco (PDJ) ha congregado bajo la dirección de don Gabriel Ibarra a un grupo interdisciplinario de hombres de radio, televisión, periódicos, sociedad civil y sus redes sociales que analizan retos y desafíos de la era digital en Jalisco y cambian los criterios tradicionales de la información y comunicación, siendo esto tan novedoso, el intercambio de puntos de vista la han vuelto por sí misma en una escuela vanguardista donde estudia, analiza, experimenta y deduce las formas, directrices y tendencias de la era digital, plantea modelos interpretativos de la teoría a de grupos y de redes y trata de adecuarlas con las estructuras de las instituciones tradicionales, ha de crear sus propias instrumentos, herramientas y empresas para lograr tales objetivos, esta relación conflictiva entre campos reales de instituciones tradicionales y poderosos grupos virtuales controlados por las grandes compañías del Internet, esto definen la propia agenda y temática del periodismo digital enfocado a fortalecer esas instituciones elementales de la sociedad como son la familia, el Estado, las universidades, la Iglesia que son ciertamente un fuerte contrapeso a los intereses de las grandes compañías del Internet, esto hace que Periodistas Digitales de Jalisco trabaje sobre proyectos estratégicos y fundamentales para esas instituciones, la información y comunicación toma una nueva dimensión, ya no es información del que los medios están saturados sino análisis de la información, por ello el periodista digital tiene que tener una visión amplia y de conjunto en la sociedad que está inmerso, conocer a profundidad su proceso histórico, político, urbano, cultural y social de Guadalajara.

MUNDO “FELIZ” DIGITAL
Se tiene la creencia que el uso de las nuevas tecnologías hacen posible el mundo feliz, sea porque estas tecnologías amplían la oferta de la diversión, juegos y entretenimiento, millones de canciones, videojuegos, películas, y por ello el hombre inmerso en este mundo virtual es plenamente “feliz”, niega con ello el mundo real con sus problemas, sus injusticias, es esto otra forma de deshumanización, aparecen nuevas cegueras, nuevas enfermedades psicológicas y nuevas esclavitudes, por ello esta relación entre periodismo postmoderno y era digital se define en su capacidad de ver, interpretar y resolver los graves problemas de nuestra sociedad y de nuestro mundo, podemos definirlo ahora como un Periodismo Social Digital que no es otra forma de diversión o entretenimiento del show mediático, este periodismo coadyuva con la Iglesia, las universidades, los gobiernos e instituciones reales, de hecho son estas instituciones las que deben hacer un uso adecuado de estas nuevas tecnologías sobre todo la Iglesia y las universidades, por ello es urgente que los pastores de la Iglesia se hagan presentes en estos campos y con su voz sean capaces de orientar y cuidar como es su misión, la escuela y las universidades han de ser modelos ejemplares en el uso de estas nuevas tecnologías, son estos algunos de los principios éticos de la era digital como constitución base de PDJ que hace comprender su misión y responsabilidad en la comunicación.