Portal informativo de análisis político y social

PERIODISMO POSTMODERNO: Mundos raros en Guadalajara

PERIODISMO POSTMODERNO: Mundos raros en Guadalajara

Ene 11, 2014

Por Juan Ángel Peña Enríquez —-

En días pasados Elisa Ayón ha hecho declaraciones en la Procuraduría de Justicia del Estado, mismas que las consideramos sumamente graves. El caso de la corrupción política en los panteones municipales se va pareciendo no a una graciosa Catrina sino al terror estilo Hollywood que siembra el miedo en nuestra sociedad, la cultura de la violencia y de la muerte en los medios de comunicación.

Hemos dicho que el periodismo tiene que ver con el arte de la palabra, nadie expresa tanto esa grandeza de la literatura de Jalisco como la novela “Pedro Páramo” de Juan Rulfo, que es en sí el relato dentro de un cementerio, la dimensión de la muerte en los pueblos de Jalisco, en ello se describe a un pueblo fantasma, muertos que conversan, ánimas en pena, sombras y panteones, la oscuridad , el mal del “Don” o “Patrón” que está por encima de vivos y muertos, la tragedia de pueblos sin esperanza donde el mal no termina con la muerte, sino que es el principio de su verdadero dominio, entonces el temor a la muerte se vuelve ahora en terror, un tema sumamente explotado por el cine.

EL MUNDO DE LOS MUERTOS

“Pedro Páramo” de Juan Rulfo, lo podríamos entender como el gusto del mexicano por la muerte como herencia histórica de la cultura prehispánica, el mundo del mictlán (náhuatl: mictlān, “el lugar de los muertos micqui, muerto; titlan, lugar”), la festividad y el colorido de los muertos, la catrina que se ha vuelto parte de la cultura mexicana, sin embargo las declaraciones que hizo la “maestra” Ayón a la Fiscalía y divulgadas por Televisa que dan cuenta de los delitos e irregularidades de los panteones de Guadalajara, nada tiene que ver con esas tradiciones mexicanas o grandes novelas sino que nos transporta a los mundos escalofriantes del terror, a otras dimensiones , se ha perdido toda dignidad y respeto, hemos traspasado los límites de la razón y nos adentramos a mundos absurdos en Guadalajara.

Hemos perdido el respeto a lo sagrado, anteriormente en la mayoría de los pueblos de Jalisco el panteón estaba en los mismos atrios de los templos, porque era un lugar santo, es el “camposanto” y esto se ha perdido, el hombre ante la cultura de la violencia y de la muerte de los medios de comunicación ha dejado de asombrarle la tragedia y la muerte del hombre, es insensible al dolor del otro, olvida con facilidad a sus muertos, creo que los tapatíos han de preguntarse “si padres, abuelos, hermanos, amigos, compadres y todos aquellos seres queridos que tenemos en los camposantos” han sido burlados y estafados por políticos sin escrúpulos que timan sin distinción a vivos y muertos con un cinismo asombroso como lo ha hecho Ayón.

Como hemos expresado, hay una gran diferencia entre el temor y el terror, naturalmente que todo hombre le tiene miedo a la muerte, al mundo desconocido, la muerte es el máximo mal que empaña y termina con la vida del hombre, si la Iglesia ponía en sus atrios los camposantos era porque se tenía la certeza de la existencia del otro mundo después de la muerte, el terror o cultura de la muerte difundida por los medios de comunicación reafirman que el mal no puede ser destruido , que después de la muerte no hay juicio ni condena y el mal revivido toma aún mayor fuerza , esto es verdaderamente trágico, porque entonces el mal de los políticos, sus dictaduras, sus corrupciones y fechorías no enfrentan ningún juicio como es el mismo caso de las declaraciones de Ayón ante la Procuraduría de Justicia de Jalisco que simplemente la demanda será archivada y la impunidad política será ahora nuevamente coronada, y ese mal político es representado como un cacique o “patrón” que extiende sus dominios más allá de la muerte como “Pedro Páramo” o el “Patrón” en Guadalajara y la democracia es sólo una graciosa máscara.

EL MUNDO PALEOLÍTICO DEL PERIODISMO

La muerte del periodismo tradicional. Somos fruto de la era de la televisión, el cine y los periódicos, el cine de terror de Hollywood, mezcla de mundos, de ficción, de luz y oscuridad, de vida y muerte, la aparición de las nuevas tecnologías especialmente el Internet pone en una situación crítica a los medios de comunicación tradicionales, experimentan ellos mismos el miedo a su propia muerte, que la catrina les sonríe persistentemente.

El periodismo postmoderno. Al inicio del año se tiene la costumbre de hacer promesas y proyectos, se desean buenos y mejores tiempos, estamos plenamente convencidos que la forma vieja de ver, entender y ejercer el periodismo es ahora inoperante, hoy como nunca el periodista ha de tener muy en claro su misión, de otro modo no podrá sobrevivir.

Hoy gracias a las nuevas tecnologías cada ciudadano, cada empresa, cada intelectual, cada político, cada organización, cada Iglesia, etcétera, puede crear su propio canal de información, su propia revista y periódico digital, su propia estación de radio y puede difundirse y multiplicarse libremente por el mundo, pueden crear agencias y reporteros virtuales originales y novedosos, se necesita cada vez menos de los periodistas tradicionales encadenado a formas obsoletas, son tan sólo dinosaurios o fósiles periodísticos que van en camino a paso lento y pesado a los museos periodísticos, a su extinción, a convivir y platicar sus memorias con fantasmas en la Casa de los Perros.

EL MUNDO Y ERA DIGITAL

Ante esta competitividad buena y necesaria que mejorará indudablemente la libertad de expresión y crítica de las redes sociales se necesitan cada vez más periodistas sumamente capacitados y profesionales y esto ha sido comprendido por el director de Conciencia Pública y bajo su dirección se crea la primera organización de Periodistas Digitales de Jalisco que enfrenta esos retos y desafíos de un bien tan importante para Guadalajara como es la comunicación que es fundamental para su desarrollo.

Estos temas y problemas son sumamente nuevos y complejos que ni los mismos periódicos más importantes del mundo los han resuelto, por ello en estos nuevos caminos no estamos exentos de errores y equivocaciones, sobre todo por nuestras limitaciones, podemos decir que estamos en una etapa experimental, una etapa crítica de transición del periodismo tradicional al periodismo digital, avanzamos con muchas dificultades, a base de ensayos, de prueba y error, teniendo la esperanza más bien en aquellas palabras de aquel que ha vencido al mal y a la muerte y que nos dice “el que busca encuentra” con ello se extiende con seguridad, la luz y la vida, la alegría y no el temor, estos son los deseos para este nuevo año.

APAGÓN ANALÓGICO EN GUADALAJARA

En este 2014 se da el apagón analógico en Guadalajara, la vieja televisión en un extraño ritual es velado en los hogares tapatíos, la caja de televisión como su propia caja de muerto rodeada de cuatro velas, el fin de una era en la comunicación en México y se da el paso a la era digital en el Valle del Silicio Mexicano, en los gateos y pininos de la Ciudad Creativa Digital, Guadalajara abrazada con todos los terrícolas y avanzando hacia el mundo de las galaxias, en camino a la conquista de los amplios y brillantes horizontes del nuevo milenio y siglo montado en la alta tecnología, el periodismo del futuro, regalos y sorpresas de este mundo raro de Guadalajara. Se anexa el enlace de un sencillo video de este periodismo postmoderno experimental que pone humildemente en práctica lo antes expresado.