Portal informativo de análisis político y social

PIERDE OTRO ROUND VERGARA

PIERDE OTRO ROUND VERGARA

Jun 25, 2011

El controvertido empresario protegido por autoridades federales y algunas del estado de Jalisco, Jorge Vergara, parece que perdió otro round en la pelea que sostiene con los todavía dueños del Club Guadalajara, AC, al ser notificados sus abogados de la supuesta compra de “buena fe” del terreno que por más de 60 años ocupó el club en la colonia Providencia, de la capital de Jalisco.

Hay que recordar que en 1996 Vergara y su empresa materialmente desalojó a los socios y simpatizantes de las instalaciones del club que tenía su ingreso principal por la calle de Colomos. En enero de 1997, el excelente abogado Héctor Romero Fierro, quien entonces prestaba sus servicios profesionales a Jorge Vergara, confirmó que el grupo Inmobiliario Altiva había comprado las seis hectáreas (60 mil metros cuadrados) que comprende el predio.

En esas fechas se dijo que el contrato de compra-venta era totalmente legal y que la empresa que formó Vergara Chivas, SA, cedió sus derechos a la Inmobiliaria Altiva, al parecer propiedad de Isidoro Levy Harari, vecino de la Ciudad de México. Con “bombo y platillos”, entonces decían que ya no tenían temores legales para invalidar la operación, sin embargo ahora trascendió que las acciones jurídicas a las que se acogieron los quejosos contra Vergara y compañía, les concedió la razón.

La demolición del predio le correspondió a la empresa Demoliciones Paniagua, contra la voluntad de los afectados, lo cuales montaron un plantón por la entrada de autos de la calle Venecia, en el mismo fraccionamiento Providencia, sin embargo días después se retiraron los manifestantes.

La operación de compra-venta del terreno, según luego se informó la había rimado Chivas, SA y el Grupo Altiva en agosto de 2006 y se comprometía a dejar limpio el predio para el 16 de enero de 2007 y si no cumplía tenía una penalidad de un millón de dólares.

La operación fue por 30 millones de dólares y se dijo que serían construidos edificios con lujosos departamentos, lo que también provocó que los vecinos del fraccionamientos se inconformaran. Todavía no se tiene conocimiento si pagaron los impuestos de la supuesta compra-venta de buena fe y de los cuales al Gobierno municipal de Guadalajara le correspondían alrededor de 600 mil dólares que representa el 2 por ciento de los 30 millones de dólares que supuestamente se pagó por el terreno.

Hasta donde se tiene conocimiento ya fueron retirados los miembros de seguridad que cuidaban el predio y de ser cierto es una demostración que ya perdió Vergara o a quien le vendió, o sea el señor Isidoro Levy Harari. La cosa no pararía ahí, ya que el juicio debe de continuar, pues los quejosos reclaman daños y perjuicios que sufren por el derribo de las construcciones deportivas, oficinas y otros servicios, así como la pérdida que les provocó haber sido desalojados.

Se debe recordar, que otro de los rounds que han perdido Jorge Vergara y sus socios, es el que ocurrió en febrero del año pasado (2010) cuando el Primer Tribunal Colegiado Federal en Materia Administrativa, restituyó los derechos de la marca “Chivas” a los socios del Club Guadalajara, Asociación Civil y entonces son los únicos y auténticos dueños de todos los derechos que se deriven del nombre.

Con esa resolución judicial, Jorge Vergara está materialmente amarrado de pies y manos, al no poder hacer transacciones del equipo con más simpatizantes de México, aunque muchos se han retirado desde que se apoderó de él Jorge Vergara.

 

E-mail: mobago1948@gmail.com