Portal informativo de análisis político y social

LOS HOMBRES DEL PODER | Aristóteles le apuesta a los amigos

LOS HOMBRES DEL PODER | Aristóteles le apuesta a los amigos

Ago 1, 2015

DESCONOZCO CUÁNTOS CAMBIOS MÁS REALIZARÁ EN LOS PRÓXIMOS DÍAS EL GOBERNADOR DENTRO DE SU EQUIPO, PERO TIENE AÚN OPORTUNIDAD PARA INTEGRAR A GENTE DISTINTA A SU CÍRCULO DE AMIGOS. LA CIRCUNSTANCIA POLÍTICA Y FINANCIERA QUE VIVE EL ESTADO Y EL PAÍS REQUIERE A GENTE MÁS HECHA PARA LA TALACHA Y EL TRABAJO DURO.

Las elecciones del pasado 7 de junio le fueron adversas al proyecto político del gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval. La estrategia en la Zona Metropolitana falló y sus principales candidatos postulados a las alcaldías de Guadalajara y Zapopan perdieron.

Como un técnico de futbol que hace movimientos en su equipo después de un primer tiempo adverso, Aristóteles como estratega político, está obligado por las circunstancias a hacer lo pertinente. En ese contexto, el titular del Poder Ejecutivo anunció días después de las elecciones que haría cambios en su equipo de gobierno. Pasaron casi seis semanas para concretarlos, iniciando con el cambio en la Fiscalía General y durante la pasada semana se dieron siete ajustes para sumar ocho hasta el momento.

Hay estilos de gobernar. Aristóteles tiene el suyo, muy distinto por ejemplo al del Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Mancera, quien después del 7 de junio que le fue fatal ante el triunfo de Morena, le pidió la renuncia a todos sus funcionarios, para luego ratificar a los que consideraba que podrían hacer un buen trabajo en la segunda etapa de su administración. La forma como se dieron los ajustes y cambios en el gobierno estatal, hace pensar como que Aristóteles no está muy convencido de lo que está haciendo.

Recordemos que después de las elecciones del 7 de junio, el ingeniero Enrique Dau Flores, al presentarle su renuncia al gobernador, envió una carta a los funcionarios del gobierno estatal exhortándolos a que hicieran lo mismo para dejar en libertad a su jefe y facilitarle la decisión, ya sea aceptándoles la renuncia a unos y ratificando a otros. Dau no tuvo eco, creo que sólo uno de sus compañeros le tomó a bien la iniciativa. Ésta simplemente no prosperó.

 

Los amigos

La característica en estos movimientos es que son reacomodos en el gobierno de funcionarios a excepción de Servando Sepúlveda que sería el externo en estos movimientos, aunque ya trabajó con Aristóteles en el Ayuntamiento de Guadalajara al frente de la Secretaría de Seguridad y se hizo de su equipo. Vaya, pues, el gobernador le tiene confianza.

Aquí Aristóteles decidió sacrificar a Mauricio Gudiño quien se fundió ante los conflictos que le tocó vivir al frente de la Secretaría de Movilidad al enfrentar a un pulpo al que siete gobernadores no han podido domar. El perfil de Servando Sepúlveda es de firmeza y conoce a estos grupos. Llega a la Semov a imponer orden y combatir la corrupción que se ha desbordado, así como ejecutar el Programa de Reordenamiento del Transporte que Gudiño no logró aterrizar. Habrá que ver si tiene la voluntad de ir a fondo o simplemente administrar los problemas.

Servando tiene una gran oportunidad de lucir, si logra que la Semov sea útil a los ciudadanos y tenga la inteligencia y la voluntad de lograr el cambio de fondo del transporte público. El primer torito que le lanzaron al ruedo es el conflicto Uber-Taxis y de entrada muestra la mano de autoridad del Estado, pero habrá qué ver cómo termina este conflicto que se lo heredaron, ya que el día que tomó posesión hace crisis.

En el arranque de la administración que encabeza en Jalisco, Sandoval Díaz se decidió en las principales carteras por la gente que lo acompañó en el gobierno de Guadalajara para los principales puestos, a excepción de Arturo Zamora, Luis Carlos Nájera y Roberto Dávalos y el malogrado de Jesús Gallegos, en la Secretaría General, Fiscalía General, Obras Públicas y Secretaría de Turismo. De los cuatro sólo queda Dávalos. Tanto Zamora como Nájera fueron centro del fuego amigo, más contra el senador, quien no aguantó las grillas y decidió renunciarle al gobernador para regresarse a la Cámara Alta.

 

El dilema de abrirse

La derrota estrepitosa de Ricardo Villanueva en las elecciones en Guadalajara pareciera que en el círculo de Aristóteles no se le ha dado la lectura adecuada. Villanueva no debió de haber sido candidato en la circunstancia que se vivía por la fuerte aceptación y presencia de Alfaro, por un lado, y por la nula identificación que el otrora Supersecretario tenía con la base priista. Villanueva perdió cuando menos 150 mil votos que captaron Leobardo Alcalá, Aristóteles y Ramiro Hernández.Muchos de esos votos fueron de priistas.

Desconozco cuántos cambios más realizará en los próximos días el gobernador dentro de su equipo, pero tiene aún buena oportunidad para integrar a gente distinta a su círculo de amigos. La circunstancia política y financiera que vive el Estado y el país requiere a gente más hecha para la talacha y el trabajo duro. El asunto es si Aristóteles se animará a ver el Gobierno del Estado con una visión muy distinta a la de estos dos años y seis meses.

Correo electrónico: gabriel.ibarrabourjac@gmail.com