Portal informativo de análisis político y social

Políticamente Correcto: 2018, una elección de tercios

Políticamente Correcto: 2018, una elección de tercios

Nov 25, 2017

Por César Iñiguez //

Las próximas elecciones que se realizarán en junio del siguiente año tendrán muchas matices, variables y atractivos que se habrán de revisar en los meses próximos, además de diversas estrategias que deberán implementar los aspirantes serios para ocupar la máxima magistratura del país.

Así, en la ruta final se enfilan el recién constituido Frente Ciudadano por México, el PRI y Morena. Como en columnas anteriores lo hemos mencionado, no se ve como el PRI luego de los malos resultados, la decepción en sus gobiernos y el desprestigio que arrastra tenga alguna posibilidad de obtener la presidencia de la República, pero hemos visto la manera clientelar a la que trata a los electores y el voto duro, que habrá que decirlo, ha venido a menos en los últimos años.

Por ello es que Enrique Peña Nieto, fiel al estilo priísta, y a esas formas arcaicas y poco democráticas para elegir a sus representantes, espera el momento oportuno para de manera unipersonal elegir mediante el dedazo al que será el candidato de su partido para sucederlo.

Entre sus opciones tiene sus allegados, o uno más que ha adoptado como propio, de pasado calderonista y que pudiera acaparar, por su perfil, más votos de los que obtendría cualquier otro de origen priísta.

Parecería imposible que un panista votara por un priísta, pero con esa maniobra de Calderón y Peña Nieto, de insertar como candidato a un miembro distinguido del grupo del expresidente, es lo que pretenden, incluso, no parecería extraño ver después a Margarita Zavala pidiendo el voto por José Antonio Meade, el tapado candidato del PRI.

En el caso de Andrés Manuel López Obrador, ha llegado a un tope electoral que él mismo será difícil que lo supere, ya que ha venido a menos en las elecciones del 2006 comparadas con el 2012, aunque en las intermedias del 2015 y 2016 en algunos municipios y estados mejoró de manera significativa; también hay que resaltar que sigue en el intento de hacer alianzas con empresarios notables del país, muchas de las cuales ya ha conseguido, así como su trabajo en la pizca que hace en todo el país con políticos que le brincan de otros partidos a su proyecto.

López Obrador bajó considerablemente su discurso rijoso y agresivo, intentando bajar sus negativos que difícilmente se ve que pueda lograr.

 

Por el lado del Frente Ciudadano Por México, que integran a nivel federal el PAN, el PRD y Movimiento Ciudadano están construyendo una plataforma que hasta hace meses se veía difícil que se pudiera concretar.

Como la política es una actividad de interesados, se veía complejo que al final, en la repartición de candidaturas y la definición de los métodos de selección de candidatos pudieran ponerse de acuerdo, pero finalmente se ha conseguido establecer ante la autoridad una plataforma político electoral pensando en los siguientes comicios, donde falta definir, en unos días, el método de selección del que resultará el candidato a Presidente de la República, así como los demás de 3,500 cargos en juego a nivel nacional, tanto federales como locales.

Una elección atomizada favorece al PRI, por la manera, muchas veces ilegal, en la que aplica los recursos y la capacidad de sus estructuras, por ello no habrá que darlo por perdido.

En el caso de López Obrador irá a la que será seguramente su última elección presidencial a la que se jugará el todo por el todo, con nuevos aliados, tanto empresariales como políticos.

El Frente por el contrario, está haciendo una apuesta enorme, organizarse en un frente común, si éste se materializa y la elección del candidato a Presidente de la República surge sin mayores aspavientos, y en los estados se ponen de acuerdo, seguramente será, por la suma de sus integrantes, el rival a vencer.

Dependerá de que la ecuación funcione, si se fortalecen los tres proyectos bajo las premisas marcadas, muy probablemente la elección será entre AMLO y el candidato del Frente; sin embargo, al PRI le urge desintegrar a cómo dé lugar el Frente, por ello los ataques desmedidos a los dirigentes de los tres partidos con una burda cargada de muchos medios de comunicación en el país.

Así que la elección que vendrá el próximo año será atípica y dará mucho de qué hablar en los próximos meses.

Twitter: @CesarIniguezG

Facebook: César Iñiguez

E-mail: cesar_iniguez@hotmail.com

%d bloggers like this: