Portal informativo de análisis político y social

Políticamente Correcto: A esconder los millones

Políticamente Correcto: A esconder los millones

Nov 11, 2017

Por César Iñiguez //

Los #ParadisePapers son nuevo escándalo que sacude a decenas de países luego de que el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, un grupo de más de 360 periodistas de 100 medios de comunicación en todo el mundo, revelara un nuevo ejercicio periodístico en el que se dan a conocer una lista de personas, todos multimillonarias, que contrataron los servicios de dos consorcios de abogados que los asesoraron para seguir una estrategia fiscal y evadir impuestos.

Los paraísos fiscales son pequeños países, la mayoría islas, que gozan de legislación laxa en materia tributaria y permiten el ingreso e inversión de grandes cantidades de dinero sin pedir mayores datos de cómo se obtuvo y de dónde se generó esa riqueza, y que además, no tienen programas de colaboración fiscal con prácticamente ningún país, lo que permite que ingresen grandes cantidades de dinero para ser invertido, o bien lavado, sin pedir mayores requisitos.

Los consorcios de abogados se instalan en estos países, llamados paraísos fiscales, y comienzan con la búsqueda de clientes, a quienes les ofrecen la construcción de empresas, la mayoría fantasmas, donde inviertan su riqueza que deseen esconder, para evitar pagar grandes cantidades de impuestos en sus respectivos países mediante estrategias fiscales, en los casos en los que obran bien, y en otros casos, buscan personajes que pretenden lavar grandes millones producto de actividades ilícitas.

Así, en esta ocasión, el blanco de esta investigación fue la firma Appleby, un despacho jurídico-fiscal, con 117 años de antigüedad, con sucursales en las Islas Vírgenes, las Islas Caimán, Islas Británicas, Islas Barbados, Islas Mauricio y otra decena de oficinas en varias ciudades del mundo, que junto con otra firma llamada Asiaciti Trust, fueron filtrados sus datos, transacciones y el nombre de algunos de sus clientes, en más de 3 millones de documentos.

El común denominador de los inversores y clientes de estas empresas son empresarios, artistas, deportistas y políticos de países con fama de corrupción.

Así se conoció que la Reina Isabel de Inglaterra tiene varias decenas de millones de dólares invertidos en estos paraísos fiscales, junto con el cantante Bono de la banda inglesa U2; así como el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos; figura también en el listado el ministro de finanzas argentino Luis Caputo; así como dos ministros de gobierno del presidente brasileño Michel Temer.

El caso más escandaloso es la sociedad que tiene el Wilbur Ross, secretario de Comercio de Trump, con un empresario ruso sancionado por Estados Unidos por evasión fiscal y el yerno de Vladimir Putin, revelando que entre Putin y Trump hay algo más que rumores de ayuda mutua.

En esta ocasión, como la vez de la filtración de los “Panamá Papers” hace más de un año, no podíamos quedarnos fuera de la vergüenza y de los señalamientos, ya que hay algunos mexicanos como el caso del finado líder obrero de la CTM Joaquín Gamboa Pascoe, que tenía invertidos 15.5 millones de dólares.

Aquél líder obrero que señalaba en vida: “Si los trabajadores están jodidos, ¿yo también debo estarlo? En alusión a la vida ostentosa que llevaba siendo dirigente de la central obrera.

Gamboa Pascoe, se hizo famoso además por un homenaje que se hizo a sí mismo en el 2015 que incluyó la develación de su estatua, fue líder vitalicio de la CTM, senador y dirigente del PRI; falleció en el 2016.

Aparecen en la lista también Pedro Aspe Armella, secretario de Hacienda en el Gobierno del cuestionado Carlos Salinas de Gortari, así como Alejandro Gertz Manero, Secretario de Seguridad Pública con Vicente Fox.

No es delito invertir en el extranjero; lo que es delito es evadir impuestos y buscar la manera de lavar el dinero mal habido en empresas fantasma que dan la facilidad de no tener convenios fiscales con los países de origen de los inversores y que además, no indagan el origen de sus recursos.

Twitter: @CesarIniguezG

Facebook: César Iñiguez

E-mail: cesar_iniguez@hotmail.com